Home Cultura Vinieron a tapar el sol

Vinieron a tapar el sol

by sedec

El 14 de diciembre de 2020 habrá un eclipse solar, que podrá ser visto totalmente en el Wallmapu (País Mapuche) con un 100% de oscuridad. Los eclipses representan para el mundo Mapuche un acontecimiento natural al que se le atribuyen significados excepcionales. Para muchos, presagian mal augurio y designan hechos de cambios sociales y de mucha importancia espiritual que ocurrirán en el futuro cercano.

Mapa Observacion del eclipse 2020 en el Wallmapu

Así ya lo anunciaron las Machi durante sus rogativas espirituales cuando ocurrió el eclipse solar del 2 de julio de 2019: vendrá un tiempo de epidemias, de quiebre político, escasez productiva y económica, habrá muertes injustas e innecesarias y mucho sufrimiento. Para los Mapuche este mal augurio se hizo realidad con el estallido social, la pandemia del Covid 19, la regresión de la economía, el desempleo, el destape de innumerables casos de corrupción, el ejercicio de la violencia estatal contra los civiles que abogan por más democracia y participación, el aumento de la sequía, trombas marinas, etc.

El mal anuncio o enfoque negativo que se le otorga al eclipse solar desde el punto de vista humano, no significa que ese sea el futuro que se nos deviene a largo plazo. Un eclipse tiene un significado dual, en el cual el enfoque positivo viene con el destape del sol, que es el futuro, la reaparición de la luz. Estas energías son complementarias e indican, más bien, que estamos en un proceso de cambio, en donde el hecho de tapar y destapar el sol es la síntesis del comienzo y fin de los procesos de transformación que estamos viviendo. La vida no tiene fin para el Mapuche, sólo se transforma, es cíclica permanentemente y algún día vuelve a ser lo que fue en el pasado, No hay lecturas de fin del mundo, ni trágica ni magnífica. Es la rotación positiva de la vida. Es energía cósmica.

Y esa energía cósmica se puede ver, sentir, está ahí al alcance de todos. Para ver un eclipse solar no se necesita viajar al espacio, tener grandes telescopios o ser especialista en astronomía. Lo obvio está a la vista. Es un momento al que llegamos naturalmente para reconocer a través de nuestro propio estado de conciencia que pertenecemos no solo a la tierra, sino al cosmos, al universo total. Lo que le suceda al sol, nos sucederá a nosotros y a la tierra. No es el fin del mundo, pues en la filosofía Mapuche no hay ni comienzo ni fin, pero es una gran señal de los cambios que pronto acontecerán.

El eclipse solar nos muestra la importancia que tiene la energía de este astro. El sol es sinónimo de vida. Por eso el que sea tapado por un momento puede causar pánico. ¿Cómo podrían sobrevivir las plantas, los animales, los humanos, si no hubiese sol? Lo mismo, ¿cómo podríamos sobrevivir sin el agua? Cómo podríamos sobrevivir sin esas energías, sin ese Newen? El sol es al mismo tiempo un referente de marcación y comprensión temporal y espiritual para el Pueblo-Nación Mapuche, ¿cómo podríamos existir como Pueblo-Nación sin esa energía?

Para muchos ancianos Mapuche la tierra está enojada porque se le están secando sus ríos, se están cambiando los cursos del agua de manera arbitraria, se están destruyendo los bosques, se han abierto grandes heridas en el suelo con la erosión. Hay enojo, porque después de 130 años de la invasión y usurpación del territorio Mapuche, el Wallmapu aún sigue militarizado y se sigue atentando contra la vida de sus habitantes originales.

La tierra le está pidiendo ayuda al gran cosmos a través de sus Machi, para que mande sus señales y haga despertar las conciencias del ser humano, que somos parte de un mismo todo. Pero este llamado no solo viene a través de sus guías espirituales, sino también a través de los pumas, cóndores y otros animales silvestres que han llegado de una manera inusual a las grandes ciudades, indicando con su presencia que algo no está bien en su entorno. Ellos nos están comunicando, que algo está cambiando en sentido global y que nosotros los humanos debemos ser capaces de comprender esos mensajes.

Vinieron a tapar el sol. Por muchos años eclipsaron la cultura Mapuche y a la naturaleza. Tuvieron al Pueblo-Nación Mapuche en una semioscuridad. Intentaron eliminar a uno de los principales referentes de vida como parte esencial de su cosmovisión. Hoy se redescubre la importancia de esa energía, la del sol que nos ilumina y del cual obtenemos el Newen (fuerza), que hará que los nuevos brotes de la tierra (Choyün) se multipliquen y sean aún más fuertes.

El eclipse solar es una invitación y una oportunidad no sólo para la contemplación, la reflexión de aquellos que estarán próximos a este fenómeno, sino sobre todo, un llamado para que a través de la acción renazca un nuevo ciclo de luz que saque al Pueblo-Nación Mapuche y a Chile de la oscuridad en que se encuentra y nos haga avanzar hacia un verdadero diálogo entre las diferentes culturas. El eclipse llama a mirar la naturaleza, a considerarla como un actor más en el futuro de la sociedad y de nuestras vidas.

*Vinieron a tapar el sol – Malonyi ta Antü
Eclipse ilustración de Ramón Daza para el libro “Wenumapu Astronomía y Cosmología Mapuche” de Margarita Canio y Gabriel Pozo

escfrito por Juan Carlos Kram, Zürich Suiza www.trawunchilesuiza.com

Te puede interesar

Deja un comentario