Home Medio Ambiente Vecinos de Penco realizan asambleas informativas por proyecto minero BioLantánidos

Vecinos de Penco realizan asambleas informativas por proyecto minero BioLantánidos

by sedec

Asambleas ciudadanas informativas ha estado realizando la ONG Defensa Ambiental junto a otras organizaciones, con el fin de informar sobre los alcances del proyecto minero BioLantánidos, que se quiere instalar en Penco, para producir de 1.700 toneladas anuales de concentrado de Tierras Raras.

Con estos encuentros se invita a la comunidad a conocer del proyecto, sus principales consecuencias y lo que significaría para la ciudad tener una faena minera cerca de sectores residenciales.

En ese marco se inscribió la segunda asamblea virtual realizada el 17 de enero, que fue transmitida por la página Facebook Asamblea Territorial Penco-Lirquén. Ochenta personas se sumaron a la jornada que duró dos horas y media y transcurrió sin dificultades. Hubo cinco expositores invitados
quienes presentaron diferentes contenidos en relación con la problemática, y aclararon las dudas que fueron surgiendo en el chat y en los comentarios de redes sociales.

En la oportunidad expusieron la estudiante de Derecho de la Universidad de Concepción e integrante de la Red de Mujeres Penco Lirquén, Beatriz Hormazabal; el Ingeniero Civil Mecánico de la Mesa Técnica Unión Comunal de JJVV (Junta de Vecinos) Penco, Carlos Bonifetti; el Arquitecto también de la Mesa Técnica de JJVV Penco, Antonio Zelada; el Ingeniero y Director del Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales, Lucio Cuenca; y el Abogado de la ONG Defensa Ambiental, Francisco Astorga.

El proyecto

El proyecto minero que lleva por nombre “El Cabrito”, debido a su ubicación en el fundo el Cabrito en Penco, es desarrollado por la sociedad REE UNO SpA, minera de BioLantánidos. Con el aporte financiero de Minería Activa y el programa Fénix de Corfo (Corporación de Fomento de la Producción) busca entrar a Chile en el mercado de las tierras raras.

Este yacimiento es un área con una alta concentración de este tipo de tierras, el proyecto considera la construcción y operación de una faena minera junto a una planta de producción de óxidos de Lantánidos. Por lo que se conoce, este lugar es un depósito de arcillas iónicas adsorbentes formadas a lo largo de la Cordillera de la Costa por la meteorización de rocas graníticas durante el periodo Paleozoico.

La asamblea

Desde que se inició la reunión hubo un ambiente de respeto y también de preocupación; todas las dudas se expresaron por escrito para no interrumpir a los expositores mientras hablaban.

Dio inicio a las exposiciones, Beatriz Hormazabal, quien habló sobre como el modelo económico de Chile y algunos tratados internacionales que permitían que se crearan industrias como la minera “El Cabrito”. Su presentación titulada “Neoliberalismo versus Democracia” permitió explicar desde un punto de vista histórico como en Chile se instalan este tipo de actividades.

A su turno, Carlos Bonifetti relató el proceso de construcción de la mina y los daños ambientales que causa. Según Bonifetti, para comenzar la construcción “primero despejan todo el bosque, dejan libre la zona que va a ser la mina y la planta de procesamiento. Desforestan todo, dejan el suelo expuesto al viento y a la lluvia y se ponen a trabajar. Todo el material que van sacando se procesa, se sacan los Lantánidos, que son una pequeña cantidad, por cada tonelada de tierra removida sacan un kilo del elemento. Y la tierra que sobra, que es casi el 100%, la devuelven a botaderos”.

Luego fue el turno de Antonio Zelada, quien presentó los puntos de vistas de lo que la gente quiere, en este caso la Unión Comunal, y las vertientes políticas que se relacionan con el tema. Le siguió Luciano Cuenca, quien habló sobre los efectos de la minería en las comunidades y de algunos mitos de la minería como: “la minería es el sueldo de Chile”, “la minería da muchos empleos” y “la minería es sustentable”.

Finalizó la ronda de exposiciones, Francisco Ortega, quien desde la visión de las leyes contó de la defensa ambiental y el desarrollo de la evaluación ambiental del proyecto. Debido a que aún no existe una decisión definitiva sobre el proyecto, y se debe esperar el accionar del SEIA (Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental) se incentiva a que siga la participación ciudadana.

Al terminar las rondas de preguntas se llegó a la conclusión que lo mejor que pueden hacer los vecinos de Penco es interponer un recurso de protección debido a la mala participación ciudadana que se les dio con el proyecto, ya que por la pandemia fue difícil realizar reuniones, movilizar a las personas y entregar más información. Eso daría más tiempo y tranquilidad a los habitantes de la comuna.

Consecuencias del proyecto

Durante la asamblea se compartió también un documento con los principales daños ambientales que conlleva la construcción de la mina, específicamente la de BioLantánidos. El primer efecto negativo es que aumenta el calentamiento global, al desforestar los cerros.

La contaminación del aire es otro daño ambiental, ya que los movimientos de tierra que se harán provocan la emisión de polvos finos de arcilla, los que por el movimiento del viento llegaran a las viviendas de los sectores aledaños a la mina.

Otro problema es el déficit hídrico, ya que al extraer agua del estero “El Cabrito” se disminuye la disponibilidad de agua potable para la comunidad y se contaminan otras fuentes o vertientes de agua pura. El mismo proceso llevaría a contaminar las napas subterráneas, fuente importante de agua que contaminaría otros sectores. Se debe sumar, además, la destrucción del habitat de diferentes especies animales que viven en el sector y que son importantes para la comunidad como el Chucao, el abejorro chileno, la ranita de Antifaz y el zorro Culpeo.

Escrito por Etefany Cisternas B.

Estudiante de Periodismo en pre práctica

UCCS. publicado en TBB

Te puede interesar

Deja un comentario