Home Agencia de Noticias Uruguay, reservan espacio para medios comunitarios

Uruguay, reservan espacio para medios comunitarios

por Patricio Rivera

Nota en audio

La Unidad Reguladora de Servicios de Comunicación (URSEC) de Uruguay, algo así como la Subsecretaria de telecomunicaciones Subtel en Chile, pero con más autonomía que el símil nacional,  informo en estos días  que serán destinados nueve canales de la banda de UHF para la prestación del servicio de televisión digital terrestre y abierta (TDT), reservando tres de ellos para la TV comunitaria, en un hecho sin precedentes en materia de acceso equitativo a los medios de comunicación.

La reserva de un tercio de las frecuencias para los medios comunitarios, en cualquiera de las bandas de radiodifusión, es una norma incluida en la Ley 18.232 de Radiodifusión Comunitaria aprobada recientemente en la tierra charrua, en diciembre de 2007.

Paralelamente 4 de estos canales serán entregados al sector privado comercial y dos a medios públicos.

Esta noticia pone de manifiesto los avances en la democratización de la sociedad uruguaya y pone en cuestión la realidad de nuestra nación. Recordemos que a fines de 2007 ingresó a tramite legislativo en nuestro país, una iniciativa que reconoce la existencia del servicio de radiodifusión comunitaria, lo que si bien constituye un avance, en la practica mantiene una serie de restricciones al ejercicio ciudadano del derecho a la comunicación.

El proyecto de ley, concordado por el gobierno y la asociación gremial que agrupa a unas doscientas radios de mínima cobertura, entro al parlamento, como en la mayoría de las normas que tramita este poder del estado, sin que existiera un debate ciudadano previo y hoy por hoy duerme el conocido sueño legislativo.

Por otra parte, el gobierno ha prorrogado una y otra vez la decisión respecto de la norma que regirá la digitalización de las frecuencias en nuestro país, y aquí también es manifiesta la ausencia de las voces de una ciudadanía que será afectada directamente por las decisiones administrativas que se tomen en alguna temperada oficina de la Capital de Chile.

La equidad en la distribución de las frecuencias, léase los tres tercios reconocidos en Uruguay, no es tema en nuestro país, los gobiernos de la concertación han apostado en la profundización de un modelo librado al dios Mercado, renunciando a la gestión y promoción de medios públicos, y no hablemos de televisión nacional, cuyo modelo dista mucho de incluirse en tal categoría, con mayor fuerza, los medios ciudadanos o comunitarios se ven enfrentados a una orfandad y precariedad que atenta permanentemente contra su sostenibilidad.

Esta claro entonces, que sin tener ninguna dote de tarotista o de adivinador, el futuro de nuestras comunicaciones, de no mediar algún cataclismo social,  seguirá dependiendo de las proyecciones financieras de los grupos económicos que administran ya no solo el mercado de las comunicaciones sino también prácticamente la totalidad del espectro radioeléctrico, como para envidiar la democracia uruguaya

te puede interesar