Home Agencia de Noticias Temporal en primavera

Temporal en primavera

por Patricio Rivera

Nota en audio

Cuando llueve no todos se mojan, es cierto que el dicho reza de otro modo e igual de cierto resulta su falta de contexto en estos días en que la primavera empieza a dominar el escenario de nuestro país.

Pero sumado al cambio climático, la incertidumbre ha golpeado el escenario económico mundial y ciertamente la preocupación se empieza a traspasar a los mismos anegados de siempre, por que es cierto que cuando la tormentas arrecian hay quienes echan mano de sus frazadas eléctricas y sus limusinas para capear el temporal y hay quienes tienen que meter sus pies al agua para seguir sobreviviendo, mojados y enfrentados a la frialdad de quienes toman las decisiones económicas por nosotros.
En la ONU la presidenta Bachelet culpo a la codicia y la irresponsabilidad de unos pocos por  lo incierto de nuestro presente y obvio de lo que viene, por su parte el presidente de Paraguay Fernando Lugo, rechazó “la forma única de las relaciones económicas vía el mecanismo de mercado que se vendió a América Latina, la especulación financiera de la década del 80 que endeudó a nuestro continente, y la minimización del rol del Estado que ensanchara la franja de la pobreza”.

Ahora resulta que la teoría del chorreo no era la esperanza de nuestros pueblos, y muy a pesar de que oportunamente muchos y muchas pusieran voces de alerta, recién ahora muchas de nuestras autoridades empiezan a descubrir que el modelito tiene sus pies de barro, ese mismo barro que persigue a los pobres en tiempos de crisis y en tiempos de bonanza.

“No creo que pueda haber paz con capitalismo”, sostuvo Evo Morales, en la misma tribuna , y  bien sabe que detrás de la crisis Boliviana lo que esconde son los intereses económicos de unos pocos que no dudan en acribillar a sus connacionales para seguir manteniendo sus privilegios. El tío San puede importar su modelo de democracia por el mundo y será aplaudido por sus admiradores y beneficiarios, pero hay de quienes se atrevan a esbozar una alternativa diferente con miras al fortalecimiento social, entonces el mundo se derrumba y hay que poner alertas y salir a protestar con las cacerolas de la nana, por que no seria practico hacerlo con la loza china.

Llego la primavera y habrá que asumir los discursos acerca  de que no estén las condiciones para demandas económicas, que habrá  que apretarse el cinturón y hacer ahorro, como si hubiera algo que sostener o algo que no este ya consumido anticipadamente como dirían los economistas, en buenos terminos habrá que echar mano de los paraguas y de los triciclos, al final, llueva o truene los costos y la lluvia siempre empapan a  los mismos.

Foto :  Jorgelo Pez

te puede interesar