Home Sobre dichos de Otero….

Sobre dichos de Otero….

by Patricio Rivera

ddhhpor Marisol O. Molina Silva

Sentir: Experimentar o percibir sensaciones producidas por causas externas o internas a través de los sentidos.

En base a esta definición me preocupa la situación de la población chilena, de la cual soy parte, que según palabras de Miguel Otero, embajador chileno ante nuestro país vecino Argentina, no habríamos “sentido” la dictadura cívico-militar instalada por diecisiete años en nuestro país.

Buena noticia para mis colegas que trabajan en educación especial y reabilitación …..más fuente laboral, ante tantas personas con necesidades especiales, al parecer en Chile, estaríamos desde hace casi 37 años, tod@s afectados de ceguera, sordera, mudez, insensibilidad cutánea que increíblemente podría producir efecto rebote, en caso de recibir algún disparo.
Eso si, me asalta una duda, el informe Rettig y Valech, ¿será una antología de historias de terror?.

Para quienes hemos sido trabajador@s de derechos humanos durante años, las declaraciones del señor Otero, son un agravio a la memoria, una descalificación al dolor de tanta gente,  provocado por la exoneración, exilio, tortura, muerte y tanta consecuencia indimensionable que tiene este oscuro periodo de la historia, que por cierto el señor Otero avaló desde la civilidad, complice del horror.

Creo que un personajes como él, hace muy mal a Chile, más aún cuando existen heridas abiertas,  dada  la impunidad que rodea a tantos casos de mujeres, hombres y niños, cuya ausencia es imposible de no sentir.

La insensibilidad puede adoptarse como  mecanismo de defensa, como una forma de supervivencia, puede ser una opción, pero miles de chilen@s no tuvieron tiempo siquiera de activarla, ráfagas de odio arrebataron sus vidas. Con su recuerdo, por ell@s y para tod@s quienes somos parte de este país, seguiremos incansablemente levantando la bandera de los derechos humanos, diciendo no a la impunidad, velando porque la justicia y reparación llegue algún día y construyendo la memoria, PARA QUE NUNCA MAS

Marisol O. Molina Silva
Coordinadora Memoria y Derechos Humanos

Deja un comentario