Home DDHH Representantes de movimientos y organizaciones sociales del Cono Sur intercambian experiencias en Río de Janeiro

Representantes de movimientos y organizaciones sociales del Cono Sur intercambian experiencias en Río de Janeiro

por Juan Ortega

Más de 60 personas, entre ellas representantes de movimientos de mujeres, campesinas y campesinas, indígenas, estudiantes, miembros de universidades y organizaciones gubernamentales de cinco países del Cono Sur se reunieron en Río de Janeiro entre el 26 y el 28 de noviembre durante noviembre en el marco de un profundo proceso de intercambio de conocimientos y aprendizajes sociopolíticos.

La propuesta fue una invitación de la Plataforma Social y Solidaria del Mercosur – PMSS, formada por organizaciones sociales de Argentina, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay con alianza con el CCFD – Tierra Solidaria. La pasantía se lleva a cabo en un momento de fuerte inestabilidad política, con repercusiones en la vida de ciudadanxs de diversos pueblos de América Latina y, en consecuencia, en el curso de la lucha política de los actores sociales en la región.

Lirayén Reyes, es Licenciada en Sociología y miembro de la Fundación Popular Educación en Salud – EPES, de Chile, y cree que la salida de conflictos como lo que está experimentando su país pasa por el camino de la construcción del poder popular en todos los lugares y esferas de vida, así que estos intercambios son muy importantes ya que alimentos nuestros análisis y contextos locales:

“Fundamentalmente, durante estos días hemos hablado sobre lo que está sucediendo en nuestros territorios, lo que estamos haciendo las organizaciones y sobre diversas formas de resistencia a la inversión de capital en toda América Latina. Creemos que no es una coincidencias , son estrategias globales para la ocupación de territorios y formas de saqueo en una especie de neocolonización, extracciones de materias primas, que son nuestros bienes comunes “.

El programa de la pasantía que se realizó en diversas comunidades del estado de Río de Janeiro -Brasil, se dividió entre momentos de debate e intercambio entre participantes y momentos de visitas a experiencias ubicadas en áreas de economía solidaria y agroecología, en diferentes ciudades de Río de Janeiro conociendo a diversos referentes y articulaciones sociales relacionadas con el Centro de Acción Comunitaria – Cedac, que actuó como organización anfitriona.

Experiencias y aprendizajes regionales

En la aldea indígena Kyringue Aranduá, en el municipio de Maricá, los visitantes escucharon a Cacique Félix, quien relató la profunda disputa histórica sobre el territorio indígena de las comunidades guaraníes: «No fue el dinero o el gobierno lo que hizo esta tierra, ya existía y nosotros los indígenas Vivimos en él mucho antes de que llegara el blanco. Tenemos derecho a participar, incluso si dicen que no. Los pueblos indígenas tienen el mismo derecho que cualquier otra gente, tanto que en las elecciones, los políticos saben cómo venir y pedir sus votos ”, señaló a los participantes del evento.

En el municipio de Maricá, las organizaciones pudieron conocer y dialogar con una de las sucursales de Banco Mumbuca, una experiencia de financiación solidaria inspirada en Bank Palmas, de la ciudad de Fortaleza al norte de Brasil. En Maricá, la iniciativa comenzó en 2013, en principio como una forma social para la implementación de un programa de distribución y expansión. “Mumbuca” actualmente también es el nombre de la moneda y la tarjeta de crédito que ya es aceptada en más de 3.000 comercios de la comunidad. El banco actualmente tiene 9 líneas de crédito, 4 sucursales y una tasa de incumplimiento cero. Según Natália Shiamarella, presidenta de la Asociación de Bancos Comunitarios del Pueblo Maricá, Mumbuca ha ayudado a democratizar el acceso a los servicios bancarios, ya que es la única con sucursales en cada uno de los aproximadamente 150,000 habitantes del distrito, además de proporcionar protocolo en su área. principalmente para mujeres.

Integración desde el diálogo social: Fortaleza desde la diversidad

¿Qué nos une? – Con esta pregunta, los participantes del intercambio reflexionaron el miércoles 27 de noviembre sobre cómo articular las luchas y temas comunes respecto de los territorios en los que vivimos: las resistencias sociales, la visión política centrada en la justicia social, la defensa de un nuevo modelo de producción, el respeto por la diversidad y los desafíos compartidos fueron algunas de las respuestas que se defendieron de forma colectiva. Feminismo, economía solidaria, soberanía alimentaria, lucha por la vivienda y educación popular popular recordada como temas comunes que deben hilar nuestros debates y desarrollos alternativos.

El análisis colectivo del contexto regional, puso en el debate los relatos y voces del actual movimiento popular que en Chile, la derrota del Frente Amplio de Izquierda en Uruguay, los golpes que ocurrieron en la región desde 2010 y el giro de las elecciones en Argentina. “Después de un ciclo de gobiernos de izquierda en la región, estamos viviendo un proceso contrarrevolucionario, donde Estados Unidos claramente interfiere para crear un escenario de desestabilización política, como se hizo en el Medio Oriente, y América Latina es la pelota del día”, evalúa Ana Patricia Sampaio, de la Secretaría Ejecutiva de PMSS.

El jueves 28 de noviembre, las delegaciones de movimientos sociales de Aregtina, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay visitaron el Predio Agroecológico de Santa Bárbara, en el municipio de Magé, en la Baixada Fluminense. En el lugar, se intercambiaron saberes y sentires con la experiencia de Doña Juliana Medeiros, una granjera de 73 años de la ciudad de Cuíbe de Paraíba que, durante más de 20 años se ha dedicado a la producción agroecológica en una propiedad de dos hectáreas, desde donde genera una diversidad de más de 60 tipos de frutas y verduras y más de 20 plantas de alimentos no convencionales (PANC), con un modelo de crecimiento colectivo y comunitario.

Doña “Juju” creó en un espacio instalado en su casa la “Cocina Colher de Pau” (Cuchara de palo) , un proyecto con un grupo de mujeres del municipio que prepara buffets agroecológicos para reuniones, reuniones y otros eventos con el apoyo de Cedac. Además, desarrolla y expande una visión agroecológica de la alimentación, poniendo a disposición de diversas familias una cesta de productos sin venenos ni agroquímicos.

Las organizaciones visitantes pudieron conocer y experimentar los diversos saberes tecnopolíticos, asistiendo a talleres prácticos sobre producción de jabón, compostaje, jarabe de hierbas, construyendo ladrillos ecológicos, plantando semillas criollas, suministrando alimentos y construyendo un estanque con botellas. . “Es una gran responsabilidad recibir a este grupo aquí, pero es un gran honor, gracias a todos, he estado trabajando aquí durante más de 20 años y esta es mi vida, mi mayor sueño es hacer que este sitio sea 100% agroecológico”, dijo Juliana

te puede interesar