Reporteros Gráficos de Chile rechazan violencia policial contra la prensa

La Unión de Reporteros Gráficos y Camarógrafos de Chile, entidad que agrupa a los profesionales de la imagen periodística en nuestro país, manifiesta públicamente su enérgico repudio a las violentas y abusivas acciones desplegadas por Carabineros en contra de integrantes de nuestro gremio en el contexto de las actuales movilizaciones sociales.

Han sido numerosos los casos a lo largo de todo Chile en los que profesionales de la prensa han recibido violentas agresiones totalmente injustificadas por parte de las fuerzas policiales que actúan de forma irracional pese a que los reporteros se encuentran realizando su trabajo de registro, sin participar de las protestas y portando credenciales que los identifican en su rol.

El caso registrado ayer en Concepción, en el que el corresponsal de El Mercurio Felipe González fue vilmente agredido por un carabinero sin mediar provocación alguna ni situación de violencia alrededor, se suma a una larga lista de golpizas (como la que afectó al fotógrafo Sebastián Beltrán en Las Condes), tratos vejatorios, disparos de perdigones, lanzamiento de bombas lacrimógenas al cuerpo (como la que golpeó en la cabeza a Gonzalo Barría, camarógrafo de la Señal 3 La Victoria en la comuna de Pedro Aguirre Cerda), detenciones irregulares y lanzamientos de agua con químicos y gases tóxicos contra fotógrafos por el sólo hecho de cumplir con su deber profesional.

Nuestra organización tiene 82 años de existencia y nuestros miembros han asumido en todo este tiempo la importante tarea de registrar la actualidad social de Chile. Sin embargo, en democracia no habíamos enfrentado situaciones de tanta violencia y peligroso descontrol por parte de los agentes del Estado, situación que también ha quedado reflejada en sendas declaraciones e informes de entidades como Human Rights Watch, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y Amnistía Internacional, entre otros.

En el caso de las agresiones contra profesionales de la prensa, sólo es posible entender estas brutales acciones desde un oscuro propósito de amedrentamiento que busca limitar a través del miedo y la violencia el imprescindible ejercicio del periodismo en una sociedad que demanda mayor transparencia y participación democrática.

Justicia para las víctimas y cárcel para los psicópatas criminales que disparan con la intención de dañar de por vida a nuestros compañeros de prensa, familias e hijos.

Santiago, 3 de diciembre de 2019La Unión de Reporteros Gráficos y Camarógrafos de Chile, entidad que agrupa a los profesionales de la imagen periodística en nuestro país, manifiesta públicamente su enérgico repudio a las violentas y abusivas acciones desplegadas por Carabineros en contra de integrantes de nuestro gremio en el contexto de las actuales movilizaciones sociales.Han sido numerosos los casos a lo largo de todo Chile en los que profesionales de la prensa han recibido violentas agresiones totalmente injustificadas por parte de las fuerzas policiales que actúan de forma irracional pese a que los reporteros se encuentran realizando su trabajo de registro, sin participar de las protestas y portando credenciales que los identifican en su rol.El caso registrado ayer en Concepción, en el que el corresponsal de El Mercurio Felipe González fue vilmente agredido por un carabinero sin mediar provocación alguna ni situación de violencia alrededor, se suma a una larga lista de golpizas (como la que afectó al fotógrafo Sebastián Beltrán en Las Condes), tratos vejatorios, disparos de perdigones, lanzamiento de bombas lacrimógenas al cuerpo (como la que golpeó en la cabeza a Gonzalo Barría, camarógrafo de la Señal 3 La Victoria en la comuna de Pedro Aguirre Cerda), detenciones irregulares y lanzamientos de agua con químicos y gases tóxicos contra fotógrafos por el sólo hecho de cumplir con su deber profesional. Nuestra organización tiene 82 años de existencia y nuestros miembros han asumido en todo este tiempo la importante tarea de registrar la actualidad social de Chile. Sin embargo, en democracia no habíamos enfrentado situaciones de tanta violencia y peligroso descontrol por parte de los agentes del Estado, situación que también ha quedado reflejada en sendas declaraciones e informes de entidades como Human Rights Watch, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y Amnistía Internacional, entre otros.En el caso de las agresiones contra profesionales de la prensa, sólo es posible entender estas brutales acciones desde un oscuro propósito de amedrentamiento que busca limitar a través del miedo y la violencia el imprescindible ejercicio del periodismo en una sociedad que demanda mayor transparencia y participación democrática.Cuesta aún más comprender este torcido comportamiento contra la prensa toda vez que quien ejerce el principal cargo dentro de Carabineros, el general director Mario Rozas, posee el título profesional de periodista, lo cual agrava el panorama ya que quien lidera verticalmente el mando en la institución no puede argumentar desconocimiento del rol que desempeñan fotógrafos y camarógrafos durante su trabajo en terreno.Como Unión de Reporteros Gráficos exigimos a las autoridades políticas que detengan este doloso comportamiento de quienes están llamados a garantizar y no a amenazar la seguridad de los chilenos. Al mismo tiempo hacemos un llamado a todos los trabajadores de las comunicaciones a denunciar las violaciones ante los organismos nacionales e internacionales.Denunciamos enfáticamente que Carabineros de Chile viola permanente y sistemáticamente la constitución y los derechos humanos de los ciudadanos y la prensa chilena.El Gobierno es cómplice y aval de la grave situación ninguneando los atentados que han cambiado y destruido la vida de cientos de ciudadanos de manera dolosa y la ciudadanía no puede esperar que la historia los juzgue sin nunca pagar por sus delitos como lo vivimos con la dictadura militar.Los fotoperiodistas de Chile exigimos justicia para las víctimas y cárcel para los psicópatas criminales que disparan con la intención de dañar de por vida a nuestros compañeros de prensa, familias e hijos.Unión de Reporteros Gráficos y Camarógrafos de Chile

Publicado por Unión De Reporteros Gráficos en Martes, 3 de diciembre de 2019


Cuesta aún más comprender este torcido comportamiento contra la prensa toda vez que quien ejerce el principal cargo dentro de Carabineros, el general director Mario Rozas, posee el título profesional de periodista, lo cual agrava el panorama ya que quien lidera verticalmente el mando en la institución no puede argumentar desconocimiento del rol que desempeñan fotógrafos y camarógrafos durante su trabajo en terreno.

Como Unión de Reporteros Gráficos exigimos a las autoridades políticas que detengan este doloso comportamiento de quienes están llamados a garantizar y no a amenazar la seguridad de los chilenos. Al mismo tiempo hacemos un llamado a todos los trabajadores de las comunicaciones a denunciar las violaciones ante los organismos nacionales e internacionales.

Denunciamos enfáticamente que Carabineros de Chile viola permanente y sistemáticamente la constitución y los derechos humanos de los ciudadanos y la prensa chilena.

El Gobierno es cómplice y aval de la grave situación ninguneando los atentados que han cambiado y destruido la vida de cientos de ciudadanos de manera dolosa y la ciudadanía no puede esperar que la historia los juzgue sin nunca pagar por sus delitos como lo vivimos con la dictadura militar.

Los fotoperiodistas de Chile exigimos justicia para las víctimas y cárcel para los psicópatas criminales que disparan con la intención de dañar de por vida a nuestros compañeros de prensa, familias e hijos.

Unión de Reporteros Gráficos y Camarógrafos de Chile

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *