REPORTAJE: “NO al Parque Eólico en Mar Brava”: Las razones de un pueblo en defensa de su patrimonio natural y cultural

En diciembre de 2015 se presentó por primera vez el proyecto de construcción de un Parque Eólico en playa Mar Brava, rechazado por el movimiento «Defendamos Carelmapu». Cuatro años después, desde fines de 2019 a la fecha, la comunidad carelmapina se vuelve a organizar ante nuevas arremetidas de empresas interesadas por ocupar las costas con fines energéticos.

Volanteo contra el Parque Eólico en Mar Brava durante fiestas costumbristas en Carelmapu, comuna de Maullín. Foto: RadioSkafandra.

A fines de 2015 e inicios de 2016, los vecinos y vecinas de Carelmapu, comuna de Maullín, Región de Los Lagos, lograron mantener a raya el proyecto Parque Eólico Mar Brava SPA, que en aquel entonces pretendía instalar 30 aerogeneradores de 150 metros de altura en las costas de Playa Mar Brava. Tras exposiciones de especialistas medioambientales, conversatorios, asambleas vecinales y una fallida presentación de los representantes del proyecto energético, la ciudadanía organizada en el movimiento «Defendamos Carelmapu» manifestó su desacuerdo con la empresa, mediada por la consultora «KAS Ingeniería», y reafirmó la necesidad de proteger el patrimonio natural y cultural de la caleta maullinense.

Movimiento Defendamos Carelmapu manifestando rechazo a parque eólico en 2016, (Foto: Manan Uribe A., 03-01-2016, Mapuexpress.org: «Vecinos de Carelmapu manifestaron su oposición a mega parque eólico ante titular del proyecto«.

Cuatro años más tarde, los días 26 y 27 de diciembre de 2019, la consultora «Tebal: Estudios e Ingeniería Ambiental» se ha hecho presente en el sector, declarando que buscan «sondear» las expectativas y opiniones de la población ante la posibilidad de impulsar un proyecto energético similar en las mismas costas, esta vez consistente en 20 torres de energía eólica de 230 mts de altura total.
La oposición de dirigentes, vecinos y vecinas se ha hecho notar una vez más desde la última reunión con la consultora, y ha mantenido en alerta y organización a distintos actores del territorio.

El conflicto, como señala Jaime Pérez, encargado de Medioambiente de la Municipalidad de Maullín, no tiene que ver con las energías renovables, sino con la ubicación del proyecto y sus riesgos para el entorno:

En este sentido, comentó que el municipio está evaluando la posibilidad de proteger legalmente los territorios involucrados, a favor de las actividades humanas y ambientales que están en peligro:

A su vez, una de las razones que cobra sentido entre la comunidad local que se opone al proyecto, tiene que ver con las proyecciones económicas y culturales del territorio. Así lo manifiesta Jacqueline Cárcamo, dirigenta social de Carelmapu, quien confía en que hay horizontes claros para el desarrollo de la caleta maullinense, que no tienen que ver precisamente con la instalación de un parque eólico, sino con una mirada de turismo sustentable y ecológico:

MITOS Y REALIDADES: ¿A QUIÉN BENEFICIA LA PRODUCCIÓN ENERGÉTICA?

Proyección digital del Parque Eólico Chiloé en Mar Brava de Ancud. (Fuente: parqueeolicochiloe.com).

No es solamente una cuestión de ubicación: la negativa al proyecto eólico en Mar Brava se sustenta también en la contradicción del beneficio energético ofrecido por la empresa. El impulso del Parque Eólico en playa Mar Brava surge de la asociación entre tres grupos económicos: Taupes S.A., Servicios Puro Campo (ambas empresas asociadas a rubros agrícolas de la región del Bío Bío), y Forestal El Pinar, esta última dueña del predio ubicado en las costas de Carelmapu, donde se pretende instalar el proyecto.
En ningún caso el parque eólico genera beneficios energéticos para la comuna ni la caleta en cuestión: por el contrario, los intereses provienen de industrias ajenas a la región y suministran energía al Sistema Interconectado Central, cuyo principal consumo se dirige a las mismas grandes industrias que han protagonizado los desastres ambientales del país: forestales, salmoneras, mineras.

Así lo corrobora el documento «Energía en Chile: ¿Para qué y para quién?» (2013), elaborado por el Programa Chile Sustentable, donde se resumen las estadísticas de consumo eléctrico del país en el periodo 1997-2011, basados en datos del INE: la mayor demanda energética la protagoniza el sector minero (34%), seguido por el sector industrial (28%), sumando en conjunto el 62% del consumo nacional de energía. Apenas un 16% corresponde a consumo residencial, es decir, al gasto energético de nosotros y nosotras, pobladores y pobladoras del territorio.
Una situación que pone en duda las razones por las cuales se pretenden implementar estos proyectos energéticos, y que suma argumentos: de acuerdo al Boletín del Mercado Eléctrico Sector Generación de diciembre 2019, solamente en el mes de noviembre 2019 la capacidad instalada de energía en el Sistema Eléctrico Nacional (SEN) fue de 25.283,9 MW, mientras que la demanda máxima de consumo en el mismo periodo fue de 10.466 MW, y la demanda mínima de 6.598 MW.
En palabras simples: Chile produce casi el doble de energía de la que necesita en sus momentos de mayor consumo, y casi cuatro veces más en los periodos de menor consumo.

UN PUEBLO QUE SE INFORMA Y ORGANIZA: DEFENDAMOS CARELMAPU

Vecin@s de Maullín-Carelmapu en conversatorio contra el Parque Eólico en Mar Brava de Carelmapu. 17-01-2020. Foto: RadioSkafandra.

Ante semejante panorama, la población carelmapina se ha estado organizando: luego de reuniones espontáneas surgidas a partir de la visita de la consultora Tebal en diciembre de 2019, dirigentes sociales, vecinos y vecinas de Carelmapu planificaron actividades de propaganda e información para autoeducarse sobre el tema como comunidad. De este modo surge la iniciativa de una reunión informativa, realizada el viernes 17 de enero del presente, que llevó como título «Por qué decimos NO al Parque Eólico en Mar Brava, Carelmapu». La actividad contó con la exposición de Vanessa Durán: Bióloga con Mención en Medio Ambiente por la Universidad de Chile, Diplomada en Ecología Social y Ecología Política por la USACH e integrante del «Movimiento Salvemos Mar Brava» de la comuna de Ancud:

Desde la mirada de Vanessa, son varios los elementos en común que comparten Carelmapu y Ancud, en cuanto ambos han estado al acecho de proyectos de energía eólica que buscan ser instalados a partir de un modelo de desarrollo ajeno a las necesidades del territorio. A su vez, destacó la ventaja, tareas y responsabilidades con las que cuenta la comunidad carelmapina en esta lucha:

¿CARELMAPU CON O SIN EÓLICAS? UNA MIRADA DE DESARROLLO POR DECIDIR

En resumidas cuentas, es la mirada de desarrollo territorial la que entra en disputa con el Parque Eólico Mar Brava en Carelmapu. Así lo manifiestan vecinos, vecinas y dirgentes de Maullín y Carelmapu que estuvieron presentes durante el conversatorio del viernes 17 de enero.
Orlando Torres, concejal de la comuna de Maullín, se refirió a lo innecesario que es el proyecto para el país y la comunidad, reflejando las enormes desigualdades sociales que se evidenciaron, por ejemplo, desde el estallido social del 18 de octubre de 2019:

Sebastián, Licenciado de Geografía y vecino de Maullín, enfatizó en los aspectos del territorio que arriesga el proyecto energético: medioambiente, avifauna, pesca artesanal y el carácter de Santuario de la Naturaleza:

Daniel Vargas , vecino de Carelmapu, hizo alusión a lo contraproducente que puede ser el parque eólico para el desarrollo de la comunidad local, y los nulos beneficios que trae para la población en favor de un modelo con el que hay desacuerdo:

Las preguntas quedan abiertas para el debate de la comunidad local: ¿A quién beneficia este proyecto, y cuál es el interés de las empresas por llevarlo adelante? ¿Cuáles son los costos que implica para quienes habitamos los territorios donde se pretenden instalar estas iniciativas energéticas? ¿Qué modelo de desarrollo queremos seguir construyendo para Carelmapu y la comuna? Las respuestas son urgentes, y quedan en manos de las vecinos y vecinos del territorio organizarse, dialogar y actuar en defensa de los territorios.

Imagen satelital de sector Mar Brava, Carelmapu. El sector oscuro que limita con los caminos y da a la costa, es el terreno aproximado donde se pretende instalar el Parque Eólico Mar Brava en Carelmapu. (Fuente: Google Earth).
Panorámica Playa Mar Brava, Carelmapu, comuna de Maullín, donde se pretende instalar el parque eólico. Foto: Felipe Barrera.

Por Equipo RadioSkafandra: Comunicación Libre y Popular desde los mares y ríos del sur.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *