Home Protagonismo social y Ciudadanía Reconstruyéndonos: Nuestra memoria, nuestras voces, nuestro futuro

Reconstruyéndonos: Nuestra memoria, nuestras voces, nuestro futuro

por Patricio Rivera

ECO

En el marco de la segunda conmemoración del  terremoto y maremoto del 27 de febrero de 2010, el equipo Reconstruyéndonos ha publicado la sistematización de la primera fase del proyecto denominado: “Terremoto y maremoto en el Chile del 2010: comunicación y memoria para la participación social y la búsqueda del bienestar”. Este proyecto es ejecutado por profesionales de ECO y de la Universidad de Concepción y cuenta con el financiamiento de la Unión Europea.

A dos años de ocurrida la catástrofe, el impacto material, social y económico es todavía difícil de dimensionar y la reconstrucción se mantiene como una situación distante de las necesidades y expectativas de las y los damnificadas/os. La reconstrucción exige una decisión política del gobierno de invertir los recursos pertinentes, atender a los diversos tipos de necesidades generadas por la catástrofe (materiales, sicosociales, laborales, entre otras) y considerar las identidades de los grupos y comunidades afectadas. Todo esto debiera concretarse con la participación efectiva de estas comunidades en la identificación de las reales necesidades y en las decisiones que se tomen. Lo anterior está lejos de materializarse y, hasta ahora, el proceso se ha entrampado en la ineficiente institucionalidad, que no termina de adecuarse ni actuar a la altura de los diversos efectos que la catástrofe provocó.

En virtud de lo anterior, Reconstruyéndonos sostiene que se hace altamente necesario promover procesos comunitarios que permitan trabajar socialmente la experiencia a través de testimonios y diálogos entre las personas y grupos que vivieron la catástrofe, y viven las consecuencias de la misma. Se trata de reconocer el drama, la destrucción y problemáticas asociadas, pero también reconocer y relevar otros planos de memoria, que registran saberes y estrategias de acción colectiva para enfrentar el malestar, actuar y ejercer control ciudadano. Para esto es fundamental que las comunidades procesen lo vivido, y fortalezcan sus capacidades para tomar roles activos en los procesos de reconstrucción.

En este sentido, un trabajo social y comunitario de memoria resulta pertinente para contribuir a recrear identidad, sentidos de pertenencia, además de transformarse en una herramienta que estimule la acción. Esto quiere decir, capacidades para actuar y participar en iniciativas de cambio y mejoramiento para sus comunidades, potenciando las prácticas asociativas.

RECONSTRUYÉNDONOS. Nuestra memoria, nuestras voces, nuestro futuro es una apretada síntesis de aproximadamente 25 talleres de memoria realizados en 12 localidades de las regiones del Bío Bío, del Maule, de O’Higgins y Metropolitana, entre los meses de junio y diciembre de 2011. Publicar estos diálogos responde a la necesidad de poner en circulación la memoria y devolverla a las propias comunidades implicadas en  este proceso.

Estos talleres permitieron a los y las vecinas/os expresar y dialogar en torno a temáticas generales sobre la catástrofe misma, sucesos, problemáticas inmediatas, formas de enfrentarlas, y la posterior fase de reconstrucción, transitando entre las vivencias particulares y colectivas. Junto con esto, y dando cuenta de cómo funciona y se expresa la memoria, el deseo y aspiraciones de las y los pobladoras/es para el futuro, se plasman también en este documento.

Mas información: http://www.reconstruyendonos.cl/

te puede interesar