Home Medio Ambiente Rechazan lavado de imagen de Barrick al donar hospital de campaña en Huasco

Rechazan lavado de imagen de Barrick al donar hospital de campaña en Huasco

by Juan Ortega

Estamos convencidos de que la minería también es una pandemia. Con sus operaciones, Barrick Gold y su proyecto Pascua Lama destruyó todos los elementos del ecosistema de montaña, incluidos glaciares y humedales y contaminó nuestro río con metales pesados, poniendo en riesgo la salud de las comunidades, sobre todo la de nuestros niños.

“La minería es una pandemia. Barrick no salva vidas, las pone en riesgo”

Ante la campaña de limpieza de imagen impulsada por Barrick Gold –que incluye la donación de un hospital de campaña por más de 10.000 millones de pesos en el contexto de la pandemia de la Covid-19, (comunicada por Juan Sutil, presidente de la Confederación de la Producción y el Fomento (CPC) en cadena nacional el 2 de junio recién pasado) y las declaraciones de Marcelo Álvarez, director ejecutivo de Barrick en Chile este pasado sábado 6 de junio en el diario El Mercurio– como comunidad organizada del Valle del Huasco, quienes llevamos luchando 20 años contra el criminal e inviable proyecto Pascua Lama, con fuerza declaramos lo siguiente:

1- Denunciamos que la donación entregada por la transnacional es una burda acción de limpieza de imagen con la que pretende borrar del imaginario de los chilenos y chilenas su prontuario criminal y ecocida, intentando posicionarse como “salvadora” de Chile en medio de la pandemia de la Covid-19. La minera hace este aporte a una semana de haber aparecido en todos los medios a propósito del daño ambiental que provocó a más 13,832 hectáreas de llaretas y 2,16 hectáreas de vegas altoandinas en nuestro Valle, razón por la que fue demandada por el Consejo de Defensa del Estado (CDE).

2- Estamos convencidos de que la minería también es una pandemia. Con sus operaciones, Barrick Gold y su proyecto Pascua Lama destruyó todos los elementos del ecosistema de montaña, incluidos glaciares y humedales y contaminó nuestro río con metales pesados, poniendo en riesgo la salud de las comunidades, sobre todo la de nuestros niños. Todos estos son hechos constatados por la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) en base a los cuales se dispuso que lo que correspondía para resguardar la vida y el medio ambiente del Valle del Huasco era el cierre del proyecto. Barrick no salva vidas, las pone en riesgo.

3- Condenamos al Gobierno empresarial de Sebastián Piñera que nuevamente presta ayuda a la empresa más infractora en la historia de Chile y a una de las que más patrimonio ambiental ha dañado. Dicho apoyo es completamente ilegitimo y resulta del todo provechoso para la empresa, sobre todo en momentos en que se está ad portas del fallo del Tribunal Ambiental de Antofagasta que confirmará o no la sanción de clausura impuesta por la SMA. Del mismo modo, con esta sucia acción la minera intenta manipular a la población y por medio del Mercurio avisa que: “renueva su apuesta por Chile y anuncia nuevas negociaciones para entrar a nuevos proyectos, así como quiere viabilizar Pascua Lama”. Efectivamente, la misma trasnacional criminal anuncia que seguirá en territorio nacional y que pretende expandir su presencia.

4- Lo anterior se vuelve intolerable, escandaloso y preocupantemente ilegal cuando vemos que el propio director ejecutivo de Barrick afirma campante que: “El equipo que lidero tiene contacto directo con el Gobierno, a través del Ministerio de Minería, con el que existe un acuerdo de trabajo conjunto”. En lugar de resguardar a las comunidades, este Gobierno pacta y negocia con su verdugo vulnerando principios precautorio y de probidad, otorgándole total impunidad y dejando a la población en manos de esta multinacional criminal. Por ello, llamamos a todas las comunidades a estar alertas. No pueden permitir que Barrick llegue a sus territorios ni pasar por lo mismo que nosotros; menos con proyectos pre-negociados y apoyados por el Gobierno antes incluso de ser sometidos a evaluación. Por nuestra parte, seguimos declarando que Barrick Gold y sus proyectos en la zona nunca han tenido ni van a tener licencia social. Es más, esta empresa con probada falta de ética basada en la corrupción y el soborno para el desarrollo de sus actividades debería ser desterrada del país.

5- Siguiendo la línea de la falta de protección para las comunidades por parte del Gobierno y del Estado frente a esta trasnacional, en la entrevista, el mencionado director sincera la postura del Consejo de Defensa del Estado: “Hace día alcanzamos un acuerdo con el CDE, refrendado por el Tribunal Ambiental, porque esa es la nueva lógica, llegar a acuerdos en vez de litigar”. La lamentable postura del CDE confirma nuestra denuncia de entonces criticando la pasividad y falta a su rol de cautela de los intereses del Fisco, pues hace primar la cultura de la negociación por sobre los intereses del bien común.

6- Denunciamos la existencia de una agresiva agenda extractivista minera a nivel mundial que, aprovechándose de la pandemia, pretende arremeter en medio de la misma y sobre todo una vez que esta concluya. Nuestro Gobierno servil a las multinacionales, a través de su Ministro de Minería Baldo Prokuriza, hace meses viene allanando el camino con anuncios de que la minería será la salvación para la economía del país y que, por lo tanto, se deben activar y reactivar todos los proyectos mineros. Barrick Gold, complementando el guión y con una recomendación que viene muy de cerca, comparte que: “La industria minera jugará un rol fundamental en la recuperación económica del país superada la pandemia”. Y tienta con millones sobre la mesa: “Queremos ser un socio en la recuperación de la economía. […] La apuesta es que la mitad del presupuesto de inversión se quede en el territorio local” (3.500 millones de dólares). En contraposición sostenemos que la mejor forma de impulsar la economía postcrisis es promoviendo pequeñas industrias productivas locales que cuidan y no despilfarran ni contaminan los la Tierra; ahí es donde se debe poner el foco durante la recuperación.

7- No podemos dejar pasar la desfachatez de una trasnacional que, por medio de su Director expresa que: “No es justo para el desarrollo de las comunidades que un proyecto como Pascua Lama esté parado hace 20 años (…). Y más aún, que: “Es una responsabilidad de todos que en conjunto (…) podamos poner en valor este activo tan importante”. ¡Lo que realmente no es justo es todo el daño que han hecho, incluso sin haber iniciado la explotación! Lo injusto es que haya sucedido todo lo que advertimos si esta empresa instalaba su proyecto en las nacientes de nuestros ríos. Lo injusto es que nos haya contaminado, dividido y dañado seriamente nuestro tejido social, y que nos tenga 20 años pendientes de defender nuestro valle de su proyecto nefasto. El proyecto bien muerto está. Y seguiremos trabajando para que continúe así. La verdadera responsabilidad de todos es defender la vida.

8- Finalmente, el mismo director comparte: “El proyecto original es completamente inviable”. A confesión de partes, no hay más que decir: CIERRE DE PASCUA LAMA DE INMEDIATO. No aceptaremos una decisión distinta por parte del Primer Tribunal Ambiental.

Te puede interesar