Home DDHH ¿Qué sentido tiene la ejecución de 37 personas en Arabia Saudita?

¿Qué sentido tiene la ejecución de 37 personas en Arabia Saudita?

by Juan Ortega

Por: Mostafa Raoud, Periodista marroquí

De nuevo vuelve el régimen de Arabia Saudita a sorprender la opinión pública a nivel internacional del uso de la ejecución contra los activistas opositores como arma política para liquidarlos, pensando que es la mejor manera para evitar la rebelión contra una monarquía teocrática sea por activistas liberales o izquierdistas o grupos religiosos chiitas.

En este marco, y según la declaración oficial del régimen saudita, han sido ejecutados, el martes pasado, 37 personas en diferentes regiones de Arabia Saudita como la capital Riad, Meca, ciudad Al Munawara, Asir, entre otras regiones, sin avisar a los familiares de las victimas que supieron de las ejecuciones a través los medios de comunicación oficiales.

¿Y por qué las autoridades sauditas tuvieron que ejecutar a 37 personas, entre ellos  6 menores, un discapacitado y muchos manifestantes, sabiendo que con esta cantidad ya se culmino casi 104 de ejecuciones que ordeno el régimen desde el inicio del año actual (4 meses) según los datos de la Organización Amnistía Internacional, mientras la organización internacional de los derechos humanos confirma que Arabia Saudita está preparando para ejecutar a 300 personas en este año?

Uno de los menores entre los 37 ejecutados se llama Moytabi Suiket, estudiaba en una Universidad en el oeste del Estado Michigan, y justo cuando llegaba al aeropuerto para viajar de regreso a Estados Unidos el año 2012, fue arrestado bajo el pretexto de que había organizado manifestación que apoya la democracia en el marco de la primavera árabe, como si la democracia es un delito y no es un derecho fundamental de los pueblos. El mismo menor, ha sido, igual que sus compañeros, ejecutado con la técnica de decapitación que utilizaba el Estado islámico contra sus víctimas.

Los argumentos del régimen son los mismos cuando se trata de activistas que están cada vez movilizando de manera pacífica y exigiendo derechos humanos básicos como el derecho de la libertad de expresión que es un derecho fundamental para poder exigir los demás derechos sin sufrir ninguna represión, tortura o prisión que puede llegar hasta la ejecución.  

El régimen y su órgano judicial dicen que las personas que han sido ejecutadas, es porque cometieron ¨crímenes¨ como ¨adopción del pensamiento radical, formar células terroristas, interrumpir  la paz y la seguridad social, diseminar el caos y provocar conflictos sectarios…¨, mientras todos los observadores internacionales están bien informados de los motivos que causaron la detención de los activistas antes de ser ejecutados por parte de las autoridades sauditas, ya que la mayoría de ellos estaban involucrados con la primavera árabe y fueron los mismos activistas que estaban movilizando durante las manifestaciones en el Estado Al Katif desde febrero del 2011, sin olvidar que algunos han sido acusados de espiar a favor de Irán sin que las autoridades hayan obtenido pruebas concretas.

Además, el juicio que llevo a estos activistas a la ejecución, carece a juicio justo, sus abogados no pudieron verlos y muchas organizaciones internacionales de derechos humanos criticaron duramente Arabia Saudita y avisaron que el juicio contra los activistas ejecutados no tiene ninguna garantía jurídica.

Por su parte la Alta Comisionada de las NU para los DDHH Michelle Bachelet, condeno la ejecución a 37 activistas, a pesar que las Naciones Unidas expreso varias veces sus objeciones sobre el juicio injusto y que no está adaptado a las normas de la ley internacional.

También la Amnistía internacional considero que la ejecución de los 37 personas es un indicio aterrador que refiere que la vida del ser humano no tiene valor por parte de las autoridades sauditas que utilizan la ejecución, de manera sistemática, como arma política para aplastar la oposición.

La sociedad internacional sigue comportando hacia las políticas del régimen tiránico en Arabia Saudita con posturas frías y negativas, y los socios internacionales solo quedaron criticando oralmente las practicas de la tiranía saudita que viola diariamente los derechos humanos sin poder acabar con las violaciones de los derechos humanos cometidos. Todo el mundo sabe lo que hizo esta tiranía con el periodista Yamal Khashoggi en el consulado saudita en Estambul, y sabe lo que hizo con miles de opositores pacíficos, humillándolos, encarcelarlos, torturarlos y por ultimo liquidarlos con la ejecución según las normas de las leyes islámicas que no tiene nada que ver con la ley internacional que garantiza los derechos de cualquier ser humano sobre la tierra.

Te puede interesar

Deja un comentario