Por videoconferencia se realizó primera audiencia de reclamaciones contra GNL Talcahuano

A través de videoconferencia, los Ministros del Tribunal Ambiental de Valdivia escucharon las alegaciones de tres de ocho acciones interpuestas por la aprobación del proyecto.
Por más de cuatro horas se extendieron los alegatos en tres reclamaciones interpuestas por 12 personas naturales y 6 organizaciones y agrupaciones de la región del Biobío, por la supuesta falta de consideración a las observaciones que presentaron en el Proceso de Participación Ciudadana (PAC) de la evaluación ambiental del proyecto “Terminal Marítimo GNL Talcahuano”, de la empresa Inversiones GNL Talcahuano SpA.

El Tribunal Ambiental de Valdivia, integrado por los Ministros Iván Hunter Ampuero, Sibel Villalobos Volpi y Jorge Retamal Valenzuela, escuchó los alegatos de los tres reclamantes, el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) y la empresa, que actuó como tercero independiente.

La audiencia fue la primera que el Tribunal Ambiental de Valdivia realizó vía videoconferencia y que transmitió simultáneamente a través de streaming.

Los reclamantes coincidieron en que la evaluación ambiental no descartó correctamente los impactos que el proyecto podría generar en el Humedal Rocuant-Andalién. Además, cuestionaron que a pesar de que el propio titular había informado en el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) que el área de influencia comprendía las comunas de Tomé y Penco, estas fueron excluidas de las actividades de Participación Ciudadana.

Los reclamantes también sostuvieron que el proyecto afectará a comunidades indígenas y que, por tanto, requería de la realización de reuniones con representantes de dichos grupos; que no se evaluaron correctamente los riesgos asociados a terremotos y tsunamis y que tampoco se realizó una correcta evaluación de los efectos en el ecosistema marino y en la actividad pesquera y económica local.

El SEA, por su parte, argumentó que la PAC fue abierta a todo público y que no existe obligación legal de realizar un proceso en cada comuna del área de influencia de un proyecto. El organismo público descartó afectación al Humedal Rocuant-Andalién, y explicó que las obras terrestres se emplazan entre el mar y la ruta costera.

El SEA además descartó afectación a la economía local, ya que la pesca se concentra en recurso pelágico, el que se encuentra fuera de la bahía. Además, señaló que durante la evaluación solo se detectaron dos agrupaciones indígenas dentro del área de influencia del proyecto, cuyos sitios ceremoniales y de uso habitual se encuentran a más de 20 kilómetros de las instalaciones.

En su alegato, la Administración argumentó que la evaluación de los riesgos del proyecto por tsunamis e inundaciones corresponde a una evaluación sectorial, cuya aprobación debe tramitarse fuera de la evaluación ambiental.

Finalmente, la empresa descartó la presencia de grupos indígenas en la zona de influencia del proyecto, negó que exista un fraccionamiento del mismo y aseguró que su evaluación ambiental se realizó conforme a la ley.

Esta es la primera audiencia de un conjunto de reclamaciones presentadas por la aprobación del proyecto GNL Talcahuano. El Tribunal Ambiental de Valdivia fijó para el jueves 14 de mayo una segunda audiencia, en la que recibirá, en vista conjunta, los alegatos correspondientes a cinco reclamaciones interpuestas por distintas personas naturales y organizaciones sociales de la octava región, relativas a impugnaciones contra diversas resoluciones de la COEVA Región del Biobío, que rechazaron las solicitudes de invalidación contra la RCA del proyecto.

Por TBB

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *