Home Comunicación y Medios Políticas para medios en COVID-19: promover acceso a contenidos educativos y subsidios para producción audiovisual

Políticas para medios en COVID-19: promover acceso a contenidos educativos y subsidios para producción audiovisual

by Juan Ortega

 
Continúa la pandemia por COVID-19 y se siguen haciendo sentir sus efectos en el sector de medios audiovisuales. En este contexto, distintos gobiernos de la región han adoptado una serie de medidas tendientes a promover el acceso a contenidos educativos para garantizar la educación a distancia, así como se han lanzado una serie de subsidios a la producción audiovisual para mitigar los efectos económicos en el sector.
 
Estas medidas estatales de promoción al sector audiovisual conviven con ataques a los medios de comunicación por parte de Presidentes de algunos gobiernos de la región.
 
En notas anteriores ya nos hemos referido a medidas estatales para promover el acceso a servicios TIC y de telecomunicaciones (marzo), así como iniciativas gubernamentales que amenazan a la libertad de expresión en medios de comunicación (abril) y otras, como ayudas para el pago de salarios, líneas de crédito, aplazamiento o suspensión de cumplimiento de obligaciones de pago al regulador para contener los efectos de la pandemia para el sector audiovisual y los usuarios de servicios TIC (mayo).
 
Aquí se propone una actualización sobre algunas medidas que impactan sobre los medios de comunicación.
 
Acceso a contenidos educativos por radio y TV
 
Con el objetivo de garantizar el acceso a la educación a distancia, gobiernos como el de Perú y Chile lanzaron iniciativas para promover el acceso a contenidos educativos en zonas alejadas.
 
En el caso de Perú, el Ministerio de Transporte y Comunicaciones (MTC) permitirá aumentar su potencia a los radiodifusores de onda media para permitir que aquellos que se encuentren en zonas alejadas puedan acceder a la plataforma de educación a distancia “Aprendo en casa” dirigida a población en edad escolar. Incluso se prevé llegar a ese público con TV satelital en las zonas donde no exista cobertura de ningún medio de comunicación.
 
En el caso de Chile, a fines de abril, se lanzó el canal TV Educa, pensado para acompañar el proceso de aprendizaje a distancia durante la pandemia. El canal, se emite a través de la segunda señal digital de los siete canales de TV abierta a nivel nacional. Inicialmente, TV Educa preveía funcionar entre abril y junio, pero con la extensión de la pandemia, recientemente, la Asociación Nacional de Televisión (ANATEL) anunció que la iniciativa continuará al aire hasta el 14 de septiembre.
 
A su vez, en Argentina se implementó el programa “Seguimos Educando”, que cuenta con un portal que brinda acceso a distintos recursos educativos así como a los programas de TV y radio emitidos en los canales Encuentro, Pakapaka y DeporTV y Radio Nacional con clases para los distintos niveles educativos.
 
También es posible mencionar otras medidas para promover el acceso, en este caso, referidas a la accesibilidad de lenguaje de señas en noticieros para la difusión de contenidos sobre la pandemia, tal es el caso de Colombia y el de Chile, por ejemplo.
 
 
Subsidios a la producción audiovisual
 
Con el objetivo de mitigar los efectos económicos de la pandemia en el sector audiovisual -privilegiando a actores más pequeños-, algunos gobiernos lanzaron líneas de subsidio para la producción de contenidos.
 
En este sentido se puede mencionar el caso de Colombia, que lanzó cinco convocatorias financiadas con recursos del Fondo Único de TIC, por un total de US$ 6 millones para el desarrollo de 91 proyectos que sean multiplataforma y de interés público. La convocatoria, que financiará el proceso completo desde la pre-producción hasta la postproducción, priorizará a micro, pequeñas y medianas productoras, comunidades indígenas, afrodescendientes, palenqueras y raizales, comunidades rom, canales de tv comunitarios y operadores locales sin ánimo de lucro. Se prevé financiar producciones de ficción, documental, animación y crónica en serie web.
 
Por su parte, en Argentina, el Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) lanzó un concurso del Fondo De Fomento Concursable para Medios de Comunicación Audiovisual (FOMECA) por hasta US$ 1,9 millones (AR$ 137 millones). El concurso, que priorizará a medios comunitarios y/o pueblos originarios, es para financiar la “Línea de Contenidos”, que promueve la producción de contenidos sobre identidad, soberanía alimentaria, e infancia y adolescencia a través de la realización de spots y microprogramas radiofónicos o audiovisuales.
 
 
Amenazas a la libertad de expresión
 
Junto a las medidas estatales de promoción aludidas, la pandemia ha sido también un escenario en el que algunos presidentes de países de la región han atacado a los medios de comunicación, lo que representa una amenaza para la libertad de expresión.
 
De acuerdo con un informe de Reporteros Sin Fronteras (RSF), dentro de los países de la región, se destacan los casos de Jair Bolsonaro en Brasil y Daniel Ortega en Nicaragua.
 
Bolsonaro “se ha distinguido porque, en lugar de luchar contra la pandemia hostiga a los medios de comunicación… En Nicaragua, el gobierno de Daniel Ortega emprendió una amplia campaña de desinformación y ha obstaculizado el trabajo de la prensa independiente para negar y minimizar el impacto de la pandemia en el país”, de acuerdo con RSF.
 
Por su parte, en México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) acusó a medios y periodistas de recibir dinero para atacarlo y sostuvo que buscará el modo de establecer una “cuota” económica para mantener “su licencia” para seguir criticándolo.
 
“Ahora que se vayan preparando porque estoy buscando la manera de que cooperen, porque el atacarme es para ellos una empresa lucrativa. ¿Cuánto les dan para atacarme? Ganan por eso, entonces deberían de cooperar en algo. Que sigan atacando, pero que de lo que les pagan -porque es prensa vendida o alquilada- que ayuden en algo; o sea, si son, ya no un millón, pero 500 mil, que aporten 50 mil para una causa justa y ya con eso mantienen su permiso, su licencia para seguirme atacando”, dijo de acuerdo con el portal Etcétera.
 
En México, la pandemia de COVID-19 también resultó una excusa para proponer una discusión en el Congreso para promover reformas en el diseño institucional del regulador de radiodifusión y telecomunicaciones, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), unificándolo con otros organismos y quitándole su autonomía del poder político. Por el momento, la iniciativa ha sido retirada del tratamiento parlamentario.
 Por Ana Bizberge (*)
(*) Editora de contenidos de OBSERVACOM

Te puede interesar