Home Podcast PODCAST | Crónica de Ruperto Concha: Privatización del futuro

PODCAST | Crónica de Ruperto Concha: Privatización del futuro

by sedec

Por Ruperto Concha / resumen.cl

El viernes pasado, en San Antonio, Texas, EEUU., un colegial de 14 años vendió un paquetito de 10 acciones de la empresa de juegos electrónicos GameStop que su mamá le había regalado en diciembre, para interesarlo en la especulación bursátil. La señora había comprado esas acciones en diciembre en menos de 50 dólares. Y ahora, al venderlas, el muchachito recibió nada menos que $3.200 dólares. ¡O sea, una ganancia del 6 mil por ciento!

Por supuesto el chiquillo se sintió doblemente feliz, tanto por sus enormes ganancias instantáneas, como por la oportunidad de hacer aquella venta antes de que la gran compañía “Robin Hood” de corredores de la bolsa de Wall Street ordenara paralizar totalmente las compraventas de esas acciones, junto a varias otras como las acciones de Nokia, Blackberry, Sundial Growers, Tossie Toll, entre varias otras.

Es decir, bastó una llamada telefónica de la Robin Hood y nadie más pudo comprar ni tampoco vender ninguna de aquellas acciones.

En estos momentos se está analizando jurídicamente sobre esa prohibición, que podría ser configurada como una acción criminal en contra del normal derecho de la gente de comprar y vender acciones libremente, y es posible que se derive hasta una querella gigantesca.

Pero ¿qué es lo que había ocurrido en realidad?…

Vamos viendo.

El año pasado, en una de nuestras Crónicas, describimos cierto tipo de maniobras dudosas que realizan determinados corredores de bolsa de Nueva York, para ganar suculentos ingresos al margen de las inversiones y los intereses de la gente que los contrata para que les administren sus dineros. Algo así como las gestiones que hacen las AFPs en las bolsas de comercio.

De entre esas movidas oscuras destacan las llamadas “compraventas a la baja”, que en cierto modo equivalen a ganar plata llevando al matadero a algunas empresas que están pasando por una mala racha.

Para eso, un “operador”, o sea un corredor de acciones autorizado, consigue que varios de sus colegas le “presten” por un día o por algunas horas una cantidad importante de acciones de una de esas empresas que estén aproblemadas. De hecho, ya, desde antes, el operador se ha preocupado de echar a correr, en los pasillos y ante la prensa, los peores rumores sobre la situación de la empresa, y la predicción de que esas acciones están desvalorizándose velozmente, por lo que hay que deshacerse de ellas lo antes posible.

Llegado el día de dar el golpe, el operador inicia la jornada lanzando a la venta un primer paquete de aquellas acciones prestadas. Si se estaban cotizando, digamos, a 100 dólares cada una, la aparatosa oferta de venta llevó de inmediato a que la gente desconfiara y nadie ofreciera más que unos 80 dólares.

A las pocas horas, el operador lanza un segundo paquete a la venta, y con ello logra aumentar la alarma de la gente y con eso las ofertas se hacen aún más bajas, digamos, unos 50 dólares. Después viene un tercer paquete, y, ante eso…

Bueno, ante eso… otros operadores que disponen de esas mismas acciones se suman al intento de venderlas lo más rápido posible, antes de que se reduzcan a papeles sin valor o con un valor ínfimo.

Así, al fin de la jornada, las acciones que inicialmente tenían un valor de 100 dólares cada una, ahora se terminan transándose a 5 dólares o menos.

En ese momento, el operador de la maniobra, inesperadamente, ¡compra todas las acciones a su alcance!… una cantidad de papeles que puede ser cien veces o más que las acciones que pidió prestadas. Con ello, por oferta y demanda, esas acciones vuelven a subir de precio y eventualmente llegan aproximadamente a los mismos 100 dólares iniciales, o, eventualmente, incluso a un valor superior.

Entonces el operador devuelve las acciones que le prestaron y se embolsa una diferencia que puede ser realmente cuantiosa. De muchísimos cientos de miles de dólares y quizás aún más… ¡y ello sin haber invertido ni un centavo de dinero real!

Por supuesto nadie podría probar que se trató de una manipulación dolosa, que constituiría delito criminal.

Y en ausencia de pruebas… sólo los ingenuos se ponen a llorar.

Así pues, en este caso, las acciones de las empresas mencionadas, Nokia, Blackberry, Sundial Growers, Koss y especialmente Gamestop, entre el jueves y el viernes llegaron a Wall Street como al matadero. Todas ellas, especialmente GameStop, habían sido calificadas insistentemente, incluso por la prensa, como empresas al borde de la ruina, que enfrentaban una inminente desaparición.

Pero, inesperadamente, intervino el sitio web llamado Reddit, que, dentro de las redes sociales de Estados Unidos, ofrece información, análisis, instrucciones específicas, videos y enlaces entre las personas que participan y diversos servicios, incluso bursátiles. En este caso, Reddit expuso la operación que estaba en marcha y que durante el jueves y el viernes llevaría a la ruina a Gamestop y las demás empresas.

La noticia provocó una respuesta instantánea de millones de participantes de Reddit que se lanzaron febrilmente a comprar con poquita plata cada uno esas acciones condenadas que supuestamente caerían hasta menos de un dólar cada una.

El aluvión de compras, más allá de ser una simple inversión de pocos dólares, se había cargado una carga emocional, una voluntad de salvar a esas empresas que un grupo de millonarios operadores de Wall Street querían agarrar a precio vil.

Fue tal la respuesta de la gente comprando esas acciones, especialmente las de GameStop, que el valor de ellas, en vez de reducirse a prácticamente la nada, comenzó a elevarse cada vez más, y, durante el curso de la jornada, las acciones de GameStop, por ejemplo, se habían revalorizado elevándose en más de un dos mil por ciento.

Como en el caso del colegial de Texas, acciones de GameStop compradas a 5 dólares se vendieron a más de 300 dólares cada una. ¡Una ganancia astronómica!…

El fenómeno se hizo incontenible, y, al avanzar la tarde, la gran operadora bursátil Robin Hood, que representa a más de 13 millones de grandes y medianos inversionistas, admitió que el alza de valor de aquellas acciones estaba teniendo un efecto de cataclismo. Las acciones que los “grandotes” esperaban adquirir prácticamente gratis, ahora valían miles de veces más.

Y así, las empresas de grandes inversionistas que esperaban ganar a la baja, se encontraron con la situación inversa, que tenían que pagar miles y miles de millones de dólares para recobrar las acciones compradas por la gente.

La operadora Robin Hood, renegando de su nombre Robin Hood, decidió entonces actuar no en defensa de la gente que había comprado, sino en defensa de las grandes financieras que aparecían con pérdidas abrumadoras.

Así, simplemente, ordenó de inmediato la prohibición absoluta de seguir vendiendo o comprando las acciones de GameStop, Nokia, Blackberry y las demás.

Esa prohibición tuvo de inmediato un poderoso efecto político, que puede derivar a querellas judiciales y a fuertes sanciones, o, en caso contrario, a que el recién asumido gobierno de Joseph Biden aparezca como incapaz de servir a la gente que adquiría esas acciones, y, en cambio, limitarse a proteger a las grandes financieras.

Desde ya dos importantes congresistas demócratas, Rashida Tlaib y Alexandria Ocasio-Cortez, anunciaron que llevarán a la Cámara de Representantes a que se investigue la legalidad de la operadora Robin Hood al prohibir las acciones de miles y miles de personas, y en cambio favorecer los intereses de unas pocas grandes financieras.

Rashida Tlaib, que es representante por Chicago, dijo que la operadora Robin Hood estaba “manipulando artificiosamente el mercado, robándole a la gente millones y millones de dólares sólo para favorecer a millonarios que han usado el mercado de valores como si fuera un casino”.

Y, asombrosamente, también el senador republicano Ted Cruz, declaró ante la prensa que comparte plenamente la posición de las congresistas demócratas.

Es decir, este escándalo de Wall Street aparece unificando las posturas antagónicas de republicanos y demócratas, que hasta ahora parecían irreconciliables.

¿Cómo podría proyectarse esto sobre el resto del programa de gobierno de Joseph Biden?

Según el respetado analista y escritor Rob Kall, del sitio OpEdNews, este inesperado enfrentamiento en el mercado de valores y acciones, es un acontecimiento lejos más significativo que la invasión de trumpistas protestatarios al edificio del Congreso, el pasado 6 de enero.

Esta es una acción multitudinaria de personas de todo el país, que invirtieron modestas sumas de dinero para rescatar y participar de empresas amenazadas por las gigantes financieras.

Y con ello, por primera vez en la historia de Estados Unidos, se presenta un movimiento masivo, popular, de gente común y de clase media modesta, que, tranquilamente, con modestísimas sumas de dinero desafía abiertamente al tremendo poderío de las transnacionales dueñas del dinero, dueñas de los grandes medios de comunicación, del poderoso lobby sobre los políticos y del comercio internacional.

¿Cómo ha sido posible que de pronto se produjera esa inmensa movilización que implicó invertir miles y miles de millones de dólares en pocas horas, respondiendo a un sitio bien planteado en las redes sociales?…

Ciertamente esta movilización en torno del modesto pero muy bien llevado sitio web Reddit, marca una nueva realidad social y política que sin duda están analizando ya todos los estrategas políticos y sociales del país.

¿Qué nuevos acontecimientos similares podrán producirse, si hay una convocatoria que sea clara, confiable, y accesible?…

Simultáneamente, otras noticias, llegadas del Asia, están arrojando una luz distinta sobre la gastada narrativa política de Occidente respecto de la prosperidad, la justicia social y el entusiasmo esperanzado de la gente en los grandes países exitosos del llamado “mundo comunista”.

En su edición de ayer, la gran publicación internacional Asia Times, con sede central en Singapur, destaca cómo hay únicamente dos países asiáticos que no sólo han enfrentado con éxito la pandemia del COVID19, sino que, además, han alcanzado un éxito económico superior al de todas las demás potencias incluso antes de la crisis.

Y esos dos países con tan extraordinario éxito económico y social son, precisamente, dos estados con gobierno comunista. China y Vietnam.

El analista y exdiplomático indio MK Bhadrakumar señala que, de hecho, ese resonante éxito demuestra que el socialismo, con su visión teórica y práctica marxista, no sólo puede operar exitosamente la economía llamada “capitalista” y “liberal”. Además. puede también conducir sistemáticamente el proceso de evolución y modernización social, adaptándose al nuevo mundo que va surgiendo dentro de sus respectivas fronteras, tanto en lo jurídico como en lo cultural.

Bien conocido el avance incontrarrestable de China, resulta aún más sorprendente el caso de Vietnam que, el 30 de abril de 1975, luego de infligirle a Estados Unidos la humillante derrota que culminó en la ocupación de Saigón por los norvietnamitas y la fuga de los norteamericanos que abandonaron enormes cantidades de equipamiento militar y varias toneladas de oro, logró la unificación territorial e inició, casi a tientas, la concepción del nuevo país que querían tener.

Por cierto, tenemos la noción de unos norvietnamitas horrorosos, asesinos y tiránicos. Sin embargo, manteniéndose acordes con la teoría marxista, fueron capaces de generar paso a paso una evolución práctica, social, cultural y económica, que en poquísimos años hicieron de Vietnam un receptor de inmensas inversiones de las empresas transnacionales.

Durante años, el régimen comunista vietnamita impuso la aceptación de una legislación laboral que imponía disciplina y sacrificios a la gente, pero que, en menos de 5 años, logró, por ejemplo, que el salario mínimo en el país subiera de 25 centavos de dólar la hora, a 5 dólares la hora,

O sea, 40 dólares diarios, 800 dólares mensuales. Es decir, un salario mínimo de 560 mil pesos chilenos al mes.

Junto a ello, un enorme impulso educacional apuntado a generar ingenieros y trabajadores especializados en tecnologías avanzadas.

Mañana comienza en Hanoi el Décimo Tercer Congreso Nacional del Partido Comunista Vietnamita, con participación de 1.600 delegados, y se espera que el actual jefe de gobierno Nguyen Phu Trong, será reelegido para un tercer período de 5 años.

El crecimiento económico vietnamita, pese a la pandemia, fue del 7% en 2020 y se prevé que se mantendrá en los próximos 5 años.

Lo que realmente tiene mayor importancia en los procesos de capitalismo socialista, o comunismo liberal, es que tanto en China como en Vietnam se ha producido y sigue produciéndose en una evolución de la revolución.

Muy lejos de la rigidez dogmática del comunismo soviético que, bajo la conducción de los sucesivos gobernantes Leonidas Brezhnev, Yuri Andropov y Constantin Chernenko habían rechazado todo el revisionismo, toda evolución, toda liberalización en la teoría marxista, y el último jefe de gobierno, Mikhail Gorvachov, se encontró con un régimen ya irrecuperable por el conservantismo irremediablemente corrupto en manos de la “nomenklatura”, esa oligarquía similar a lo que hoy es el llamado “deep state” profundamente corrupto en el mundo occidental.

En 1991, la Unión Soviética se desintegró y el Partido Comunista Ruso pasó a ser sólo un partido de oposición.

En cambio, en China el Partido Comunista logró superar los antagonismo internos, que a menudo fueron sangrientos y que incluyeron el dramático enfrentamiento de la Plaza de Tiananmen, en 1989, donde, más que grupos pro occidentales o anticomunistas, los ocupantes eran, en inmensa mayoría, seguidores de la llamada “Pandilla de los 4”, que encabezaba la viuda de Mao Zedong, y que eran furiosamente opuestos a las reformas de Deng Ziaoping que sólo pudieron comenzar a aplicarse realmente a partir de 1992.

Es decir, el desarrollo económico, social y cultural de China, como el de Vietnam, parte de una revisión sistemática de la teoría económica y social de Marx y Engels, en términos que para el comunismo soviético habría merecido condena por “revisionismo”.

Es un error creer que el régimen llamado de “dictadura del proletariado”, propio de la visión de Lenin para la realidad de Rusia de 1917, pueda seguir siendo la base teórica del comunismo actual de China y Vietnam, y al parecer, también el de la Cuba después de Fidel Castro.

Como fuere, los hechos que están sacudiendo al mundo en estos momentos, desde la pandemia y las atroces mutaciones de otros virus y bacterias, hasta la incertidumbre de un endeudamiento insostenible tanto en Europa como en Estados Unidos, más el cambio climático en que el recalentamiento de los mares y la tierra está provocando incidentes climáticos de fríos intensos, provocados por el descenso de las capas de aire glacial de la estratósfera, que son desplazados por la elevación del aire recalentado en la superficie de tierras y océanos…

Está claro que el mundo que conocíamos está desapareciendo. Ante el cambio, el planeta entero quizás podría ser gran una plaza Tiananmen generalizada, quizás bajo el mando de las grandes empresas.

Pero, mucho más posiblemente, está la variante de que una multitud inteligente, con mujeres y hombres plenos, y también con ancianos y hasta con colegiales de 14 años como el chiquillito ese de San Antonio, Texas que transó sus acciones de GameStop como se dijo en la red social de Reddit…

Esa multitud inesperada que cree en el crecimiento y la evolución, y que tiene ganas de sentirse a gusto en la intimidad con los demás seres humanos…

Bueno, en manos de ellos puede estar el futuro. Como un huevito delicado, que puede romperse fácilmente, pero que si se cuida… dejará salir al Ave Fénix.

Hasta la próxima, gente amiga. Cuídense, hay peligro. Pero adentro del peligro puede estar por nacer un futuro de veras bueno y rico para todos.

Te puede interesar

Deja un comentario