Home Opinión Pese a los globalizadores impacientes, el TPP-11 deberá esperar