Home Opinión Perdónalos señor, aunque saben lo que hacen