Home Opinión PAROS, VIOLENCIA Y TONTERÍA