Home Agencia de Noticias Nuevo año para un poema

Nuevo año para un poema

por sedec

Una agencia de noticias que publica poesías, debe ser muy poco seria. ¡Brindemos por eso!

Nuevo año para un Poema

La ventolera del tiempo echa abajo la puerta de un nuevo año.

Súbitamente nos hallamos a la intemperie. Enrarecido el aire.

Bajo sol quemante.

Vamos quedando de cara a la continuidad de los hechos flagrantes

donde podríamos mirarnos como en un espejo,

y decirnos: esto hemos llegado a ser.

Los casquetes polares se funden lenta pero rápidamente

─y nosotros, entretanto, ¿qué hemos hecho?─.

Ni hablar, sobre el planeta llamado tierra

siguen muriendo de hambre millones de niños

─y nosotros, entretanto, ¿qué hemos hecho?─

Además, la guerra continúa siendo un excelente negocio…

─y nosotros, entretanto, ¿qué hemos hecho?─.

Y en las cercanías, acá mismo, al alcance de nuestras manos,

tuvimos dolor alegría pero dolor y alegría y dolor.


Es la vida.

La ventolera del tiempo nos da en la cara y estamos a la intemperie

lejanos e interpelados solitarios

¿solitarios?

en un planeta llamado Tierra.

Pero aún hay segundos por delante, manos para tender,

ánimo para inventar, ilusiones para no perder.

Hay sólo una salida… ir demasiado lejos

como en una marea humana

cual niños niñas mujeres hombres

nietas bisnietas.

Año para un poema donde la tristeza

sea cercada por la alegría;

paraje donde estén aquellos que creímos ya no estaban.

Poema para un año donde la esperanza deje de ser espera.

¿Tendrá acaso resaca lo venidero, oleaje,

espuma larga al filo de la rompiente mundial?

Pasa el tiempo… ¿Pasa el tiempo?

¿O estamos inmóviles y congelados en la visión de los mismos hechos

una vez y otra vez y otra?

Pero súbitamente hemos llegado a la encrucijada,

aquí, en la frontera sin nombre de los ritos,

celebraciones, duelos, melancolías,

indecisiones, certezas.

La ventolera del tiempo echa abajo la puerta de un nuevo año

y el paisaje que veremos ya se dibuja en nuestros ojos.

Es la hora,

todo está en nuestras manos.

* * * * * * * * *

Renard Betancourt

(colaborador involuntario)

te puede interesar