No se lleven a las guaguas! El miedo de las madres presas dentro de las cárceles.

Organizaciones exigen cambio de medida cutelar a prisión domiciliaria.

La noche del jueves 19 de Marzo un potente y desesperado barrotazo irrumpía en las calles adyacentes al centro de exterminio Cárcel de San Miguel, en el cual se encuentran en privación de libertad cientos de mujeres. “No se lleven a las guaguas”, la frase retumbaba entre barrotes y gritos desesperados desde dentro de las celdas.

De inmediato comenzaron a correr videos en las redes sociales, y la preocupación masiva se volcó a la denuncia que durante la tarde había realizado una interna del módulo maternal de la cárcel de San Miguel, sobre la posible separación de las madres y sus hijas/os, aludiendo a que serían llevados a Centros del SENAME.

La confusión y desesperanza, se habrían iniciado por una “mala interpretación” de la información entregada por personal del programa de maternidad de la cárcel, quines mencionaron el traslado de menores a casa del “vínculo externo” (que es un familiar directo de la madre), en caso de contagio por COVID-19 . Este hecho da cuenta de la poca rigurosidad en la entrega de información por parte de Gendarmería, respecto a protocolos y riesgos que corre la población penal, en especial dentro de las secciones materno-infantiles, lo que provocó temor y repudio generalizado en las madres presas.

Esta tarde la ONG 81 Razones por luchar se hizo presente en el lugar para corroborar la información divulgada por redes sociales, con esta finalidad logran entrevistarse hoy viernes 20 de Marzo a eso de las 14:00 hrs. con la Alcaide del Centro Penitenciario de San Miguel, Ana Garrido quién desmintió la existencia de algún traslado de menores hacia el exterior. Así mismo explicó en que consisten los protocolos en caso de riesgo de contagio masivo, situación en la cual las y los menores, de comprobarse la existencia de contagio, deberían ser entregados para su cuidado a un familiar fuera de la cárcel (vínculo externo).

Con respecto a la posibilidad de que las y los menores sean trasladados a centros del SENAME, la alcaide se manifestó enfática en que sólo por medio de una orden emitida por el juzgado de familia se podría generar una desvinculación y posterior traslado a centros del Sename, esto solo ocurre en casos específicos y particulares, y en este caso no aplicaría dicho proceso.Seen ad many timesNot relevantOffensiveCovers contentBroken

REPORT THIS AD

Durante el encuentro tambíén Garrido mencionó haber pedido a la Seremi de Justicia Carolina Lavin, la entrada de un pediatra que resguarde la salud de las y los menores dentro del recinto, como medida de prevención ante la emergencia sanitaria. Adjuntamos a continuación el comunicado de 81 Razones ante esta reunión.

En Santiago, a 20 de marzo de 2020, nos constituimos como ONG 81 Razones Por Luchar en el Centro de Penitenciario Femenino de San Miguel para constatar y saber de primera fuente el estado de salud de lxs niñxs que actualmente se encuentran en el recinto junto a sus madres. Esto debido a las noticias que han salido en medios de comunicación respecto a una movilización de las mujeres ahí presas para frenar un supuesto traslado de lxs niñxs a centros del SENAME, dada la crisis sanitaria que estamos viviendo. Según lo que pudimos conversar con la Alcaide del recinto, la comandante Ana Garrido, una de las mujeres de la sección materno infantil mal interpretó los dichos del personal civil referido a la suspensión del vínculo entre el adulto responsable en el medio libre y lxs niñxs, para evitar eventuales contagios.

Por otro lado, la Alcaide nos comentó que el SENAME, debido a la crisis social y sanitaria, no está recibiendo niñxs. Razones por las que es imposible el traslado de lxs menores a un centro. Asimismo, se nos afirmó que, bajo ninguna circunstancia, lxs niñxs saldrán de la sección materno infantil del centro penitenciario. Por último, se nos señaló que el protocolo frente a la presencia de alguna enfermedad de un niñx, es que se llame al adulto responsable fuera de la cárcel -por lo general es un familiar directo de la madre- para que lo lleve al médico. Quienes no tienen ese vínculo afuera, quedan a cargo de lxs pacxs. Pero, insistimos, en ningún caso lxs niñxs serán enviados a centros del SENAME. En este sentido, la máxima autoridad del recinto, afirmó estar gestionando a través de la SEREMI de Justicia, Carolina Lavín, la visita de un pediatra para revisar el estado de salud de lxs niñxs que permanecen dentro de la cárcel. Aclarada esta situación, hacemos un llamado a la calma a quienes han manifestado su preocupación frente a esta situación, así como también llamamos a la gente a informarse y a compartir información de manera responsable, evitando alertar a lxs familiares de quienes hoy se encuentran tras las rejas.

Finalmente, emplazamos a Sebastián Piñera, al ministro de salud y al ministro de justicia a tomar las medidas pertinentes que garanticen la integridad física y psíquica de todas las personas privadas de libertad en estos momentos de crisis, porque sabemos que las condiciones inhumanas en que viven actualmente constituyen un peligro para su salud. La salud es un derecho también en las cárceles.

No estamos todxs, faltan lxs presxs!

ONG 81 Razones Por Luchar

Seen ad many timesNot relevantOffensiveCovers contentBroken

REPORT THIS AD

La defensoría de la niñez, fue otra entidad que se hizo presente durante la noche en San Miguel. Patricia Muñoz García, abogada de la entidad, informó por medio de su twiter que no existia posibilidad alguna de que a las presas les puedan quitar a sus hijos y enviarles a centros del SENAME. Así mismo puso enfasis en la solicitud que busca que las mujeres madres cumplan su condena en arresto domiciliario, petición que coiuncide con las exigencias de las agrupaciones anticarcelarias.

Con la misma preocupación desde la Coordinadora por la libertad de lxs prisionerxs políticxs 18 de Octubre, lanzaron un comunicado, en base a la vaga información que circulaba hasta hace horas, consecuencia del silencio de Gendarmería, y de las experiencias conocidas de sus vulneraciones.

Recordemos que el día de ayer colectivas y organizaciones anticarcelarias, emitieron una carta exigiendo el cambio de medidas cautelares para mujeres con lactantes y embarazadas, para que estas junto a sus bebés puedan cumplir la condena en sus domicilios evitando los riesgos de contagio dentro de los hacinados centros.Seen ad many timesNot relevantOffensiveCovers contentBroken

REPORT THIS AD

Ante la confusa situación, queda en el aire una gran incertidumbre respecto a la responsabilidad del cuidado de las y los lactantes y menores que se encuentran con sus madres en las cárceles. Ante este punto hay contradicciones. No obstante a que la Alcaide del centro penitenciario de San Miguel Ana Garrido, comunicó a la ONG 81 razones que se harían cargo de la salud de los niños, en el siguiente oficio emitido el año 2017, y que aún tiene vigencia se puede corroborar que estos menores no son “sujetos de atención de gendarmería”, situación que pone en mayor riesgo la eficaz respuesta ante un contagio al interior de la cárcel.

Por La Zarzamora

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *