Home DDHH Ministro Aldana absuelve a oficial de Ejército en retiro por secuestro calificado en Los Ángeles

Ministro Aldana absuelve a oficial de Ejército en retiro por secuestro calificado en Los Ángeles

by sedec
ministro en visita Carlos Aldana

La absolución del teniente coronel (R) del Ejército, Walther Klug Rivera de su presunta responsabilidad en calidad de cómplice del delito de secuestro calificado de Luis Ángel Ariel Cornejo Fernández. Ilícito perpetrado a contar de septiembre de 1973, en la comuna de Los Ángeles, decretó el ministro en visita extraordinaria para causas por violaciones a los derechos humanos de las jurisdicciones de Concepción y Chillán, Carlos Aldana Fuentes.
En el fallo (causa rol 13.886, desacumulada del ingreso del Tercer Juzgado de Letras de Los Ángeles), el ministro en visita absolvió al militar (R), tras establecer que no existen elementos que permitan acreditar que tuviera una participación culpable en la comisión del ilícito.
“En efecto, las circunstancias de ser el jefe del campo de detenidos del Regimiento Infantería Reforzada N° 3 de Los Ángeles en el tiempo que estuvo detenido Luis Ángel Ariel Cornejo Fernández y desapareció mientras se encontraba bajo control del Servicio de Inteligencia Militar, y además se desempeñaba como encargado de logística, sanidad y servicios para los detenidos del señalado Regimiento Reforzado, y que en algunas oportunidades maltrataba a los detenidos a su cargo, no constituyen actos de cooperación a la ejecución del hecho, que constituyan una aportación relevante para su éxito, como tampoco actos de complicidad psíquica en la decisión delictiva de los ejecutores”, consigna el fallo.
La resolución agrega: “Que, en suma, este sentenciador no ha adquirido la convicción que el acusado realizó actos de cooperación a la ejecución del secuestro calificado, no logrando la prueba reunida en el juicio superar la presunción de inocencia que le reconoce al acusado la Convención Americana de derechos Humanos o Pacto de San José de Costa Rica, en su artículo 8, párrafo I, que prevé que “Toda persona acusada de delito tiene derecho a que se presuma su inocencia en cuanto no se compruebe legalmente su culpabilidad” y el artículo 14.2 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos de las Naciones Unidas, en cuanto determina que una persona es inocente hasta que se pruebe su culpabilidad, normas aplicables en nuestro corpus iuris en virtud del mandato del artículo 5° inciso 2° de la Constitución Política de la República, la que, por lo demás, en su propio artículo 19 N°3, aunque no indica expresamente la presunción de inocencia, establece en su inciso sexto, que la “La ley no podrá presumir de derecho la responsabilidad penal” y conforme lo autoriza el artículo 456 bis del Código de Procedimiento Penal, al indicar “que nadie puede ser condenado por delito o cuasidelito sino cuando el tribunal que lo juzgue haya adquirido, a través de los medios de prueba legal, la convicción de que realmente se ha cometido un hecho punible y que en él le ha correspondido al procesado una participación culpable o culposa y penada por la Ley”, sólo resulta procedente absolver de los cargos levantados en esta causa en contra de Walther Klug Rivera”.
En la etapa de investigación de la causa, el ministro Aldana logró establecer que alrededor de las 16.30 horas del 18 de septiembre de 1973, una patrulla integrada por militares y Carabineros, detuvo en calle Saavedra 170, Los Ángeles, a Luis Ángel Ariel Cornejo Fernández, militante comunista, junto a otras personas, sin orden legal, administrativa o judicial competente, siendo trasladado a la Comisaría de Carabineros de Los Ángeles a cargo del comisario Aroldo Guillermo Solari Sanhueza y luego al Regimiento Reforzado de la misma ciudad, lugar donde quedó detenido y recluido en las piezas acondicionadas para tal efecto, en las instalaciones destinadas para las caballadas del Regimiento, a disposición del Servicio de Inteligencia de esa Unidad Militar, donde fue interrogado bajo apremios ilegítimos, sin que se le sometiera a juicio alguno.
En los primeros días de octubre de 1973, en el interior del Regimiento, fue sacado de la carpa donde estaba junto al detenido Osvaldo Gustavo Rojas Ortiz y llevado al sector denominado “el picadero”, lugar donde un civil adscrito al Servicio de Inteligencia señalado y que trasladó a los detenidos al lugar, dispuso que Rojas Ortiz fuera conducido al sector de las Caballerías, mientras que a Cornejo Fernández se le ingresó al picadero, perdiéndose, desde entonces, todo rastro suyo, sin tenerse noticias de su paradero o destino.
Por este delito, mediante sentencia de 27 de diciembre de 2016, se condenó a Juan Patricio Abarzúa Cáceres y a Patricio Gustavo Martínez Moena, como coautores del delito de secuestro calificado en perjuicio de Luis Ángel Ariel Cornejo Fernández, cometido a contar del 18 de septiembre de 1973 en Los Ángeles, a cada uno, a la pena de cinco años y un día de presidio mayor en su grado mínimo, más las accesorias de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos y la de inhabilitación absoluta para profesiones titulares mientras dure la condena y a las costas de la causa.
Esta sentencia confirmada, en lo penal, se encuentra ejecutoriada por fallo de la Corte Suprema (causa Rol 6.550-2018) del 17 de julio de 2019.
escrito por TBB

Te puede interesar

Deja un comentario