Home Agencia de Noticias Minera Collahuasi y su lavado de imagen en Iquique: La Compra del Silencio

Minera Collahuasi y su lavado de imagen en Iquique: La Compra del Silencio

by Juan Ortega

Por Andrés Vilanova, El Sol de Iquique

De acuerdo a un informe entregado el año pasado, la empresa minera Doña Inés de Collahuasi, ubicada en la comuna de Pica, en la región de Tarapacá, gastó poco más de un millón de dólares en difusión de sus actividades. La cifra no podría llamar la atención, sin embargo, si hablamos sin eufemismos, con eso se compra el silencio de los medios de comunicación locales, que poco o nada se preocupan de informar a la comunidad sobre los daños en el medio ambiente que está realizando la compañía multinacional en la zona norte, cambia la cosa.

Disfrazada con un supuesto acercamiento a la comunidad, Collahuasi tiene una gerencia especial, a cargo de Horacio Malhue, dedicada a “apoyar” emprendimientos culturales, de pequeños empresarios, becas y a publicitarlos en los medios escritos, radiales y televisivos de la región de Tarapacá.

Donaciones de libros y programas especiales a través de la Fundación Collahuasi, a colegios municipalizados acallan las voces de los gobiernos comunales ante cualquier crítica a la acción depredadora de la minera en el desierto más árido del mundo. Los alcaldes de Pica, Iván Infante (RN), Augusto Smith, y la alcaldesa de Iquique Mirta Dubost han sido los grandes beneficiados con la dádivas de la multinacional. Apoyo para la ejecución de plazoletas, áreas verdes y la habilitación de una pileta temperada  en la piscina municipal Alcalde Godoy, en la capital de la región, les entrega la multinacional. A esto se suma el apoyo entregado a la administración de Dubost para la creación del Skate Park, en Playa Brava.

Esta es una gran red de silencios que compra sin destajos la empresa minera Collahuasi, donde además “incentiva” a algunos comunicadores para promover las bondades y parafernalias de Collahuasi.

El mejor ejemplo de este silencio se notó en la movilización de los subcontratistas de Collahuasi, que por pedir mejores condiciones laborales fueron reprimidos por fuerzas de la policía y el apoyo de aviones Hércules. La información poco se conoció en Iquique, salvo –
algo extraño- en La Estrella, diario de la cadena El Mercurio que informó con cierta imparcialidad.

La otra excepción fue radio Neura, donde los mineros en conflicto tuvieron tribuna para defender sus posturas.

De los otros medios, ni hablar. Se presentó la información desde el prisma empresarial, que en todo momento dejó a los trabajadores como delincuentes y “mal agradecidos”. Una campaña surgida desde la misma gerencia de relaciones con la comunidad.

Sin el afán de justificar, a algunos medios de comunicación de regiones les es difícil buscar financiamiento para mantenerse como tal, y la “ayuda” de Collahuasi sirve, pero a la vez compromete silencios. Es el caso de los periódicos iquiqueños, La Estrella y el
Diario 21, donde cada día vemos una profusa información de las tareas que hace Collahuasi con la comunidad.

Desde fotos sociales donde los ejecutivos de la multinacional sonríen como idiotas, junto a autoridades iquiqueñas, hasta suplementos especiales sobre la minería en Tarapacá publican los medios escritos iquiqueños.

Para qué hablar de las radios, donde la “dádiva” de Collahuasi logra mantener los sueldos de los comunicadores. En las emisoras iquiqueñas, el tema de la escasez de aguas y la contaminación de Chanavayita, son casos lejanos,  apabullados por la melosa poesía   de Ricardo Arjona o la liquidación de una gran multitienda.

De los tres canales de televisión locales, Tarapacá Televisión, del municipio, está lejano a criticar un segundo  a la empresa  Doña Inés de Collahuasi, ya que el gobierno comunal de Iquique tiene buenas “migas” con la multinacional y recibe donaciones para los colegios
públicos de la comuna.

Hace algunos meses la estación municipal fue “funada” por un grupo de pobladores y ambientalistas de la Junta Vecinal Plaza Brasil, que reunía firmas para frenar la construcción de una termoeléctrica en la playa Chanavayita, ubicada a 60 kilómetros al sur de la capital región.  Tarapacá TV, a pesar de haber realizado notas a los vecinos,
nunca se exhibieron los  informativos de “Iquiquenoticias”. Esa omisión provocó el enojo de los pobladores.

En tanto NorteTV, asociada a la Universidad del Mar, de  la empresa de cable VTR y la estación ITV, tienen a Collahuasi  como su mayor auspiciador.

Los pocos diarios electrónicos, como “Cavancha” e “Iquique On Line”, y otros viven de una “mensualidad”, de parte de la gerencia de asuntos con la comunidad de Collahuasi.

La idea no es condenar a los medios, menos crucificar a sus directores y ejecutivos, sino dejar  a descubierto ese manto de silencio que compra la multinacional con su millón de dólares anuales en “difusión”.

Quizás usted nunca lea, vea o escuche en estos medios nada que atente contra la imagen de la minera Collahuasi, sin embargo en la conciencia de los que reciben dádivas queda el futuro de nuestros hijos y nietos, los que no tendrán agua y nuestra zona será el desierto más árido del mundo, mientras que un mínimo porcentaje de las ganancias de la minera compran silencios cómplices.

Te puede interesar

Deja un comentario