Home Opinión Las desconocidas razones del gobierno para firmar el TPP

Las desconocidas razones del gobierno para firmar el TPP

by Patricio Rivera

Por Claudio Ruiz / Derechos digitales

El Pre­si­den­te Pi­ñe­ra se reunió con Obama esta se­ma­na para ha­blar del TPP (Trans Pacific Partnership), re­afir­man­do la pos­tu­ra del go­bierno de se­guir ade­lan­te con una ne­go­cia­ción cri­ti­ca­da trans­ver­sal­men­te. ¿Cuál es el pre­cio de ce­rrar un acuer­do a meses de salir del go­bierno?

A prin­ci­pios de los dos mil, Chile es­ta­ba en una si­tua­ción di­fe­ren­te. Luego de dé­ca­das de ex­clu­sión en el con­tex­to in­ter­na­cio­nal, la eco­no­mía del país ne­ce­si­ta­ba un em­pu­jón que per­mi­tie­ra su desa­rro­llo co­mer­cial, y para ello la firma de un tra­ta­do de libre co­mer­cio con Es­ta­dos Uni­dos fue un ob­je­ti­vo al que Chile quiso lle­gar de cual­quier modo. Y los cos­tos fue­ron va­rios, pero qui­zás uno de los más so­na­dos, fue el au­men­to ra­di­cal de los cri­te­rios de pro­tec­ción en ma­te­ria de de­re­chos de autor, in­clu­yen­do au­men­to de pla­zos de pro­tec­ción más allá de los es­tán­da­res in­ter­na­cio­na­les.

Hoy Chile está en un mo­men­to di­fe­ren­te. Y el mundo está en un mo­men­to di­fe­ren­te. No solo China ha des­pla­za­do a nues­tros prin­ci­pa­les so­cios co­mer­cia­les de la época, sino tam­bién Chile tiene en su car­te­ra una buena can­ti­dad de acuer­dos co­mer­cia­les que fo­men­tan el libre co­mer­cio a nivel glo­bal.

Con todo esto, es lla­ma­ti­va la te­na­ci­dad del go­bierno de Se­bas­tián Pi­ñe­ra de ce­rrar un nuevo tra­ta­do de libre co­mer­cio lla­ma­do, eu­fe­mís­ti­ca­men­te, Trans Pa­ci­fic Part­ners­hip (TPP), que tiene como so­cios solo a paí­ses con los cua­les nues­tro país tiene ya fir­ma­dos acuer­dos de libre co­mer­cio, lo que su­pon­drá re-ne­go­ciar tra­ta­dos que no tie­nen ni si­quie­ra diez años desde su sus­crip­ción. A lo an­te­rior, de­bie­ra in­di­car­se as­pec­tos aún más pro­ble­má­ti­cos, como el ex­ce­si­vo celo en las ne­go­cia­cio­nes, de­cla­ra­das se­cre­tas, que hace im­po­si­ble saber -in­clu­so para el Con­gre­so Na­cio­nal- a qué nos es­ta­mos com­pro­me­tien­do nor­ma­ti­va­men­te en el TPP.

Las voces crí­ti­cas en con­tra de la con­ve­nien­cia de este tra­ta­do vie­nen de todas par­tes. Sin ir más lejos, el que fuera jefe ne­go­cia­dor de Chile en TPP hasta hace un par de meses, le­van­tó aler­tas res­pec­to de lo que los paí­ses están com­pro­me­tien­do y los pro­ble­mas que esto po­dría su­po­ner. Adi­cio­nal­men­te, un in­for­me del ex-je­fe de DI­RE­CON du­ran­te 2004-2010, añade aún más dudas, in­di­can­do que las ga­nan­cias para Chile en TPP se­rían, de exis­tir, mar­gi­na­les; y los cos­tos al­tí­si­mos, des­ta­can­do, entre otros, temas de de­re­chos ciu­da­da­nos en In­ter­net.

Este es un tra­ta­do que se acuer­da de ma­ne­ra se­cre­ta, sin que exis­tan se­ña­les cla­ras de los be­ne­fi­cios que po­dría tener para el país -pero mu­chas luces de sus pro­ble­mas- y que, dado lo com­ple­jo de su al­can­ce, sus ne­go­cia­cio­nes se han tra­ba­do en as­pec­tos sen­si­bles. Pese a todo lo an­te­rior, el go­bierno del pre­si­den­te Pi­ñe­ra pa­re­ce es­me­ra­do en ce­rrar­lo antes de la cum­bre de pre­si­den­tes APEC en oc­tu­bre de este año.

La pre­gun­ta en­ton­ces ya no es solo por qué el go­bierno man­tie­ne como se­cre­to algo que se su­po­ne be­ne­fi­cio­so, sino tam­bién qué ra­zo­nes y a qué pre­cio, el pre­si­den­te Pi­ñe­ra ofre­ce ce­rrar este acuer­do a sólo al­gu­nos meses de dejar el poder. Qui­zás, y como lo hemos ve­ni­do pi­dien­do desde hace algún tiem­po, este es el mo­men­to en que de­bie­ra in­ter­ve­nir la po­lí­ti­ca.

Te puede interesar

Deja un comentario