Home Opinión La Reforma al Código de Aguas consolida la propiedad privada del agua y no avanza en su desprivatización y gestión territorial