Home Agencia de Noticias La guerra en los tiempos del twitt (Fotos y vídeos)

La guerra en los tiempos del twitt (Fotos y vídeos)

por rdresdner

s r34 56499951 Mohamed Ahbed La guerra en los tiempos del twittMetiendo Ruido / Escrito por Sin Fronteras

“Las FDI han empezado una amplia campaña contra los sitios terroristas en la Franja de Gaza, incluidos los objetivos de Hamás y la Yihad Islámica” declaraba el twitter de las fuerzas de defensa israelíes mientras intensificaban la violencia y el conflicto al bombardear y matar al líder del grupo Ezzeldin Al-Qassam, el mal llamado brazo armado de la mal llamada organización terrorista de Hamás, que en árabe se traduce: ‘movimiento de la resistencia islámica’ que se declara como dice el nombre, islámica, pero también jihadista y nacionalista. Ha sido declarada una organización terrorista por la Unión Europea y los aliados más importantes de Estados Unidos e Israel y a pesar que tiene un historial enorme de atentados, tanto perpetrados por ellos y contra ellos, reducirlos a terroristas es parte de la estrategia de guerra, la política comunicacional, la guerra psicológica y la cobertura mediática de occidente. Hamás es también una estructura gubernamental/estatal en la medida de lo posible en la franja de gaza, administra parte de la educación, de los servicios básicos, de la precaria y escasa seguridad y del difícil pero constante flujo del mercado negro que llega desde Egipto por túneles, que surge por el bloqueo impuesto el 2007.

Minutos después que la FDI (fuerzas de defensa israelíes) bombardeara y mataran a Ahmed Jabari, subían al internet un video en blanco y negro, con no muy buena resolución, una cámara de vigilancia aérea con la mira a un carro en movimiento, en donde estaba Ahmed Jabari, que segundos después prácticamente desaparecía en una explosión.

Restos del carro bombardeado de Ahmed Jabari

Pasan otros minutos y el grupo Ezzeldin Al-Qassam, también por twitter, confirmaban la muerte de su líder y juraban venganza, dando inicio al lanzamiento de cohetes, de diferentes tipos, distancias e impactos, en gran cantidad y llegando a golpear a Tel-Aviv, pero sin la precisión ni estrategia de la FDI.

De ahí en adelante, la relación entre lo real y la realidad, es decir lo que ocurre y lo que creemos que ocurre, que en la cotidianeidad esta siempre en disputa (más aun en un escenario de disputa explicito como una guerra), que es recogida por los medios y mediatizados por estos según sus líneas editoriales e intereses en el conflicto, ha sufrido una alteración. Desde la fotografía de la 2 guerra mundial y luego la televisión en la guerra de Vietnam, para después las incursiones en Irak en la primera y segunda guerra del golfo, con periodistas ‘adjuntos’ a los marines, hasta las transmisiones en vivo del bombardeo a los palacios de Saddam Hussein en la segunda guerra del golfo, la influencia de los medios ha crecido según la capacidad que los factores técnicos para capturar, transferir y difundir la información al punto de poder seguir minuto a minuto no solo las reuniones de la liga árabe o las declaraciones de delegaciones internacionales a favor o en contra del conflicto, sino transmisión en vivo desde gaza 24 horas accesible desde internet, que la primera noche captó el bombardeo a ‘estructuras’ de Hamás  y que dejaron un saldo de más civiles que ‘terroristas’ muertos, o el conteo de misiles lanzados por Hamás, sino también en donde se activan las alarmas antiaéreas y videos de algunos de estos misiles siendo destruidos en el aire antes que golpearan las ciudades Israelíes.

s t04 RTR3AG1U La guerra en los tiempos del twitt

Escudo anti-misiles de Israel, 2 millones de dolares el aparato y 40 mil por misil lanzado

Esta ‘híper-cobertura’ salta abruptamente de la invisibilidad a la transmisión stream, obviando la historicidad y rescatando hechos puntuales que dificultan una contextualización del conflicto, pudiendo fácilmente influir en las percepciones, causas y justificaciones en base a la desinformación o desconocimiento.

La relación con los medios de comunicación en este conflicto es evidentemente desigual, la presencia de periodistas en terreno en gaza es explícitamente amenazada, dificultando y restringiendo su cobertura, sumada a la amenaza de Israel de cortar las transmisiones de internet, provocando un apagón informativo que evitaría dar versiones de lo que ocurre adentro de los muros de Gaza.

Por otro lado, la producción de material noticioso propio de las FDI e Israel cuenta con tecnología audiovisual y una estrategia comunicacional propia, como es por ejemplo su cuenta en youtube, donde suben videos de los bombardeos, entrevistas a las víctimas israelíes, a voceros y militares. Ante las posibilidades de la red, día a día suben un video en el que recapitulan el número de misiles lanzados hacia Israel, cuántos de estos fueron interceptados y el numero de Israelíes muertos (pero nunca el numero de bombardeos a gaza o el número de palestinos muertos) como también videos explicativos mediante animaciones  de cómo bombardean a la franja de gaza buscando minimizar daños colaterales y acusando a Hamás de escabullirse entre civiles, responsabilizándolos por lo tanto de las muertes de estos, todo esto bajo producción propia de las FDI, lo que facilita la recolección de los datos para su difusión en la agenda noticiosa.

El acceso a las redes por parte de la población civil es también desigual, de tal forma que cuando convocaron a cerca de 75000 soldados reservistas, la tendencia en Instagram  en los jóvenes israelíes era subir auto-retratos con el uniforme del ejército israelí y a veces con sus fusiles M-16 a esta plataforma. Sumado al hecho que el acceso a los medios masivos de comunicación por parte de los funcionarios del aparato estatal israelí es directo, tanto por la prensa local de Israel, como la mundial, logrando imponer discursivamente su política comunicacional y estrategia militar por sobre la de los palestinos.

s r11 57443389 La guerra en los tiempos del twitt

Niño palestino muerto por el bombardeo

Ante esta desventaja en el campo mediático y la emergencia que se encontraban los palestinos, se desplegó por internet fotografías de los cadáveres y del daño a la infraestructura en la que buscaban de manera más explícita posible romper la capacidad de maquillaje y abstracción que los videos de vigilancia satelital monitoreando los bombardeos o las animaciones explicativas de la FDI poseían sobre las consecuencias de la guerra. Un edificio bombardeado no es como lo muestra el video de la FDI, una persona no es el dibujo abstracto de un muñeco de palitos, los cadáveres no son bonitos y la realidad en palestina tampoco. Ante la difusión de estas imágenes por internet, que buscan generar el mayor impacto posible, se produce también otro fenómeno producto de la ‘híper-cobertura’, el morbo voyerista de seguir la guerra minuto a minuto, el video del bombardeo y unas cuantas horas después las imágenes de muerte y destrucción, pero que difícilmente explican lo real y la realidad, más bien distraen de las causas y contextos del conflicto. Hubo también estrategias de boicot y sabotaje, como la interrupción de señal de dos canales de televisión israelíes para transmitir videos de propaganda de Hamás, o la guerra virtual declarada por los activistas de Anonymous, que han atacado más de 44 mil páginas israelíes y hackeado la cuenta twitter del vice primer ministro de Israel, donde publicaron mensajes de solidaridad con gaza afirmaron que las mentiras sostenidas por los medios corporativos ya no estaban funcionando como anteriormente.

ce960c0ffff481ac2613dc5c51476225 article430bw La guerra en los tiempos del twitt

El blog y el microblog se convierten también en herramientas del periodismo desprofesionalizado de información a los propios palestinos, mientras que agitan la opinión pública llamando a rechazar los ataques de Israel, llamando a la solidaridad internacional, mientras que abren una escasa, pero importante autonomía e independencia de ser reporteados y pauteados por las agencias internacionales que logran cubrir el conflicto en terreno.

Escasa y débil, pero también amenazada, ya que dentro de los objetivos militares bombardeados estaba un edificio de prensa local que era también utilizado por los periodistas y reporteros de agencias internacionales para despachar las noticias hacia sus agencias, además del ataque a las instalaciones de Al Jazeera y de la Asociated Frence Press (dos veces bombardeada), o el ataque al hotel donde estaban los periodistas de la BBC. Ya han muerto tres periodistas de la cadena de noticias del Hamás ‘Al Aqsa’. Claramente el ataque a agencias internacionales es un claro aviso por parte de Israel que no tolerará versiones de realidad que no sean desde la perspectiva de ellos, y al mismo tiempo busca la retirada de los periodistas de la franja de gaza, fortaleciendo el dominio mediático del conflicto.

 s r13 68753770 La guerra en los tiempos del twitt

Breve contextualización:

La realidad del conflicto está dada en este caso por un juego de política que atraviesa desde lo más cotidiano de la vida en gaza hasta lo más ‘conspirativo’ y estratégico de las políticas globales en un mundo multipolar. El poder obtenido por Hamás en la franja de gaza es a costa de un bloqueo y una ofensiva militar que llevo al borde de la guerra civil en el enfrentamiento entre este grupo y Al-Fatah (que actualmente han declarado alianza ante los ataques israelíes), sumados al operativo a gran escala el 2008 llamado ‘plomo fundido’ por el ejército de Israel. Recientemente, las revueltas del mundo árabe del año pasado abrieron un escenario de transformación a gran escala en el equilibrio geopolítico del oriente medio, que han influido en la forma de llevar  el actual conflicto. Hamás, que tenía su cuartel general en Siria, donde mantenían sus contactos con Irán y la Autoridad Nacional Palestina, se pronunció en contra del régimen y a favor de su derrocamiento,  provocando su salida de Siria y la tensión con Irán, desestructurando el comando de la organización, surgiendo con fuerza las estructuras de gaza para el liderazgo de toda la organización de Hamás.

Cráter en lugar del edificio

Israel a su vez, está próximo a nuevas elecciones en enero dentro de su aparato estatal, donde que recordarles a los ciudadanos que existe una amenaza constante hacia su existencia es un mecanismo importante para sostener a el ala político-militar más radical, a su vez distrae la atención de proyectos políticos y salidas diferentes al enfrentamiento a muerte o de las crecientes protestas que ocurrieron en Israel el año pasado, producto de los indignados y la revuelta árabe.

s g12 RTR3AK9M Nir Elias La guerra en los tiempos del twitt

Marca de impacto del misil lanzado desde la franja de gaza a Israel

De este reequilibro geopolítico surgen nuevos actores, como la Hermandad Musulmana, que ha salido fuertemente beneficiada al posicionarse en Egipto, Marruecos, Túnez, Libia y la oposición Siria, además de  lograr pactos estratégicos con EUA y  el consejo de cooperación del golfo, conformado por los ricos estados petroleros de  Bahréin, Kuwait, Omán, Catar, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos.

Actualmente está vigente un alto al fuego, donde las últimas horas del conflicto el bombardeo fue intensificado y la amenaza de invasión terrestre a gaza era inminente. Hay entre 140 y 160 palestinos muertos, 6 Israelíes muertos y un mínimo de 11.000 refugiados palestinos. La disputa comunicacional ahora es por definir quién es el supuesto vencedor.

te puede interesar