La crisis psicosocial de la pandemia en Chile

Declaración de Sociedad de Psicólogos /as Comunitarios

Como Sociedad Chilena de Psicólogas/os/es Comunitarios/as, nos dirigimos a la comunidad nacional e internacional para manifestar nuestra preocupación ante los efectos globales de la pandemia del Corona Virus COVID-19. Especialmente, nos preocupa el modo en que el Estado de Chile viene enfrentando esta crisis. Sabemos que las crisis ponen en juego lo mejor y lo peor de cada persona, comunidad y sociedad. El modo en que el actual gobierno ha enfrentado la pandemia, es fiel reflejo del modelo de sociedad que representan, ello es, siguen empleando la crisis a gran escala para impulsar políticas que profundizan la desigualdad y favorecen el enriquecimiento de las elites.

La lenta respuesta del gobierno chileno frente a la llegada de la pandemia a Chile, nos habla de la escasa orientación hacia el bienestar colectivo y la priorización por rentabilidad económica cortoplacista de unos pocos que coloca en riesgo la vida de las personas. La solicitud de cuarentena total en el territorio nacional, medida que internacionalmente ha sido prioritaria, y en el país es respaldada por diferentes organizaciones sociales (incluido el Colegio Médico de Chile), ha quedado sujeta a las lógicas del mercado. Las personas que se encuentran en mayor precariedad social y económica, no pueden parar de producir, aunque ello suponga poner en riesgo su vida y la de otras personas.

Bajo el régimen de estado de desastre, es el gobierno central el responsable de tomar las decisiones con el sentido de urgencia que requiere, utilizando los recursos estatales con eficiencia y la infraestructura privada si es necesario.

El Estado debe velar por los derechos básicos de las personas en materia de salud, sin propiciar el enriquecimiento de privados para resolver procedimientos básicos como lo son los exámenes de salud, infraestructura y provisión de insumos básicos para abordar con las condiciones apropiadas la pandemia en el sistema público de salud.

Llamamos a aunar esfuerzos tanto para ser responsables con el autocuidado y el cuidado de las otras personas, tomando las medidas sanitarias que cuentan con evidencia científica, así como también a ser solidarios con quienes hoy no cuentan con los recursos o condiciones para vivir una cuarentena pues no tienen garantizadas las condiciones básicas para su subsistencia.

Por último, pedimos al gobierno celeridad en generar medidas que permitan que chilenas y chilenos que no han podido regresar al país lo hagan a la brevedad. Muchos de ellos, no cuentan con cobertura de salud en los países en que han quedado varados y tampoco pueden financiar pasajes extremadamente caros, sin siquiera contar con la certeza de llegar al país.

Uno de nuestros socios, por razones de trabajo, se encuentra enfrentando en el extranjero esta crítica situación. Destacamos, la plena vigencia de las demandas del movimiento social que pide cambio de constitución, pues la actual sustenta una institucionalidad que no garantiza los derechos fundamentales para todas y todos los ciudadanos de este país, cuestión que se reafirma en el actual escenario.

Transitar hacia un país con mayor equidad y un sentido de lo público reflejado en las políticas, es un imperativo ético, más que nunca en tiempos de crisis. Así también, recuperar la comunidad y lo comunitario, la solidaridad y la corresponsabilidad para ayudarnos mutuamente a salir con éxito de esta situación, al tiempo que fortalecidos para hacer las transformaciones requeridas para construir un país más humano y sustentable.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *