Home DDHH Karina Alves, mujer brasilera retenida en cárcel de San Miguel, depone huelga tras fijarse 45 días para su deportación

Karina Alves, mujer brasilera retenida en cárcel de San Miguel, depone huelga tras fijarse 45 días para su deportación

by Juan Ortega

Tras la estipulación de 45 días como plazo para ser deportada a su territorio, Karina Alves Do Santos abandona su huelga de hambre, sin embargo no descarta volver a la medida si este no se cumple.

Este fin de semana Karina Alves, mujer migrante brasilera, quien se encontraba en prisión desde hace 13 meses en la cárcel de San Miguel, depuso su huelga de hambre, comenzando a ingerir lentamente líquido y alimento. Esto luego de que el consulado de Brasil estableciera un máximo de 45 días para concretar su deportación hacia dicho país, en donde se encuentra su hija de 3 años hospitalizada por un cáncer.

Karina Alves junto a una fotografía con su hija, durante el tratamiento hospitalario.

La noticia de la protesta de Karina que se masificó rápidamente en las rrss, incluso llegando a medios de Brasil, donde tuvo gran repercusión, logrando visibilizar su caso mediante un video en el cual relata junto a la foto de su hijita, la desesperanza de estar lejos de ella en estos momentos.

Yo hablé con la mujer del consulado (de Brasil) y ella me explicó que en un plazo de 45 días yo estaría en mi país.  Yo dejé la huelga de hambre porque me dijeron que estaba muy débil para poder regresar a mi país,  porque o sino la PDI no me dejaría subir ni al avión. Por ello dejé la huelga de hambre y estoy comiendo. Si no me deportaran en los 45 días que ella me explicó, yo voy nuevamente a huelga de hambre”

Karina Áviles

Karina de 33 años fue detenida en Noviembre del 2020 en el aeropuerto de Santiago por tráfico, la razón que la llevó a tomar la determinación fue la imposibilidad de generar los recursos necesarios para el tratamiento y cuidado de su hija de 3 años con cáncer, esto tras perder su trabajo y la imposibilidad de generar dinero durante la pandemia.

Tras esto fue llevada a prisión y posteriormente deportada a su territorio. Esta deportación está dictada desde hace 3 meses, sin embargo, tal como ha ocurrido en otros casos, los plazos establecidos no se cumplen, teniendo fuertes repercusiones en las vidas de las afectadas y sus familias.

Desde la Comisión Mujeres y Disidencias de la Coordinadora 18 de Octubre, se refirieron a la situación actual de Karina:

Ella tenía problemas a los riñones y tuvo una infección urinaria. Todas esas complicaciones hicieron que ella pospusiera la huelga…Paralelamente estamos viendo un recurso de amparo, para que se haga el cumplimiento del decreto de expulsión, sin embargo con el nuevo plazo de 45 días que firmo Karina debemos esperar a que ese acuerdo que se cumpla. Si hay incumplimiento recién ahí podemos presentar el recurso de amparo, para que se materialice el decreto de expulsión de manera inmediata. Este Amparo a diferencia de otros se presenta al juzgado de garantía directamente en donde está su causa y no en la Corte de Apelaciones, si lo rechazan en el Juzgado de Garantía, recién ahí sube a la Corte.

Comisión Mujeres y Disidencias. Coordinadora 18 de Octubre.

El pasado 11 de marzo, el 1er Juzgado de Garantía de Santiago, fijó una audiencia de “Cautela de Garantias” para el próximo 17 del mismo mes a las 9:30 hrs. e instruyó a Gendarmería a que tome “todas las medidas necesarias para resguardar la integridad física y psíquica de la imputada”.

La situación de Karina nos hace recordar lo sucedido el pasado 2020 con Lisbeth Martes, de República Dominicana, quien recluida en la misma cárcel (CPF San Miguel), vivió un terrible episodio de violencia obstétrica, cuando estuvo apunto de parir a su hijo en la celda donde vivía con más mujeres privadas de libertad. Tras el impacto de la noticia fue trasladada al Hospital Barros Luco, donde finalmente tuvo a su hijo, y al tiempo después deportada, sin embargo la tramitación de deportación fue lenta y engorrosa, perdiendo incluso un avión predispuesto para este fin debido a “errores administrativos”.

Karina se ha manifestado agradecida del apoyo recibido por parte de quienes han difundido su caso: “Yo agradezco la atención, no tengo palabras para agradecer, muchas gracias”, sin embargo su situación aún no está resuelta por lo que seguiremos informando de los avances, hasta que se logre la deportación y Karina pueda estar con su hija.-

Fuente: La Zarzamora

Te puede interesar

Deja un comentario