Jornada de reflexión en torno a los daños ocasionados al bosque se realizó en Mulchén

A Mulchén se trasladó la Mesa Regional COP25 Bio Bío, que se realizó ayer, en la Plaza de Armas con el evento denominado “Reforestemos la Amazonía chilena”.

“Todo el mundo quedó asombrado por los terribles incendios en la Amazonía Sud Americana, pero nos olvidamos que el año 2017 Chile sufrió el más grande incendio de su historia con la escalofriante cifra de 547.198 hectáreas arrasadas por el fuego, 11 víctimas fatales, 3.782 damnificados, 1.108 albergados y 1.012 viviendas destruidas. Todo esto solamente entre el 15 al 30 de enero del 2017, desde las Regiones de Coquimbo y Los Lagos”, recuerda el lonco moluche de Mulchén, Adán Cariman.

En su opinión, es necesario hacer un mea culpa por quienes nos han sabido hacer un manejo real de nuestros bosques primigenios, talando e incendiando a destajo y por la ambición desmedida de unos pocos, lo que está causando el rápido avance del desierto del Norte y que ya está llegando a la Región del Bio Bío.

“Para los antiguos sabios Mapuches, el bosque es sagrado, es vida y bienestar, los bosques nativos producen su propio microclima, producen sus propias nubes y por lo tanto producen su propia lluvia, en un equilibrio perfecto diseñado por el eterno (nguenechen). Hemos quebrantado esos equilibrios y hoy estamos al borde de un desastre climático de características apocalípticas”.

Bajo esta premisa, es que la convocatoria a esta actividad, abarca a toda la sociedad civil: dueñas de casa, trabajadores, estudiantes, colegios, jardines infantiles, pobladores, para que se hagan cargo de un árbol nativo de hojas perennes y se comprometan a plantarlo, cuidarlo y replicarlo.

“Estamos convencidos que un árbol es la mejor arma que tenemos a la mano para mitigar las emisiones de CO2 (GEI) y porque a través de un árbol, algo real, tangible y que todos los días lo tendrán a la vista, podemos crear conciencia a todo el núcleo familiar, base de toda la sociedad. Ya no es tiempo lamentaciones y discusiones, es tiempo de actuar con acciones concretas, pensando primeramente en nuestra propia huella de carbono y cómo podemos disminuirla en nuestro quehacer diario”.

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *