Home Protagonismo Social Independencia: ¿Un plan regulador sin los ciudadanos?