Honduras: Organizaciones presentan informe sobre violaciones a los DDHH en Bajo Aguán

Karol Assunção / Adital

“Continúan los desalojos forzosos violatorios del derecho a la alimentación, vivienda, salud, de los asentamientos campesinos, en flagrante violación de los estándares establecidos en el derecho internacional y del debido proceso”. Esto es lo que se dice en el informe preliminar de la Misión de Verificación Internacional realizada entre el 25 de febrero y el 4 de marzo de este año en la región del Bajo Aguán, Honduras.

Prueba de que las violaciones continúan es el aumento del número de asesinatos en la región. Al presentar el informe para el Parlamento Europeo, las organizaciones que produjeron el informe destacaron la muerte de otros nueve campesinos entre los meses de marzo y junio de este año en el Bajo Aguán. Ahora, ya son 32 los campesinos asesinados en la región entre enero de 2010 y junio de 2011.

Las organizaciones también señalaron que por lo menos seis campesinos fueron gravemente heridos a causa de los desalojos forzados y que las disposiciones legales y los acuerdos políticos continúan siendo incumplidos.

A causa de ello, las entidades que elaboraron el informe mostraron al Parlamento Europeo algunas recomendaciones realizadas a las autoridades hondureñas, como: la investigación y la sanción de los delitos y otras violaciones ocurridas en el Bajo Aguán; el fin de la represión y la violencia contra el movimiento campesino; la regularización de las empresas de seguridad privada; y el cumplimiento de las disposiciones legales y de los acuerdos políticos relacionados con el conflicto por la tierra en la región.

En la ocasión, las organizaciones también recordaron el papel de la comunidad internacional en la garantía y promoción de los derechos humanos en Honduras. “Observamos con gran consternación la reincorporación de Honduras a la OEA, sin considerar la ausencia de garantías en materia de investigación y sanción de las graves violaciones a los derechos humanos cometidas durante y después del golpe de Estado en este país”, declararon.

Las entidades aprovecharon el momento para pedir a la comunidad internacional que esté atenta a la situación de los derechos humanos en Honduras a fin de contribuir a la protección de personas en riesgo y de llamar la atención sobre la investigación y condena de los responsables por las violaciones cometidas. Además, demandaron la apertura de una oficina permanente del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos en Honduras.

El documento “Honduras: Violaciones de Derechos Humanos en el Bajo Aguán”, presentado al Parlamento Europeo, fue elaborado por: Asociación de Agencias de Desarrollo vinculadas al Consejo Mundial de Iglesias (Aprodev), Iniciativa Copenhague para América Central y México (Cifca), Organización Internacional por el Derecho a la Alimentación (FIAN Internacional); Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH), Regional Latinoamericana de la Unión Internacional de Trabajadores de la Alimentación, Agrícolas, Hoteles, Restaurantes, Tabacos y Afines (Rel-Uita) y Vía Campesina.

De acuerdo con el informe, entre enero de 2010 y febrero de 2011, el conflicto por la tierra en el Bajo Aguán interrumpió la vida de 25 personas, de los cuales, 23 eran campesinos, un periodista y su compañera. Además de los delitos, la impunidad también prevalece en la región. Basado en informaciones de la Fiscalía, el informe revela que no existen órdenes de detención para los responsables de esos delitos.

Según el documento, hasta ahora el Estado no cumplió con el acuerdo de entregar las tierras del Centro Regional de Entrenamiento Militar (Crem) a las organizaciones campesinas del Movimiento Campesino del Aguán (MCA) ni con el de transferir, antes de abril de 2011, 11 mil hectáreas a las cooperativas del Movimiento Unificado Campesino del Aguán (Muca).

De la misma manera, el Estado tampoco obedeció los compromisos de respetar y garantizar el derecho a la tierra de las cooperativas del Movimiento Auténtico Reivindicativo Campesino del Aguán (Marca) y de garantizar el derecho a la educación, salud y vivienda firmado con Muca.

Conflicto en el Bajo Aguán

Hace décadas que campesinas y campesinos luchan por la posesión de tierras en Honduras. En el Bajo Aguán, la situación tomó una dimensión mayor a partir de 2001, cuando los campesinos decidieron iniciar un proceso de recuperación de las tierras que estaban siendo utilizadas para el cultivo de palma africana. En 2009, de acuerdo con informaciones del informe, miembros del Muca presentaron una propuesta de acuerdo para el conflicto, la que quedó paralizada debido al golpe del 28 de junio de 2009.

En diciembre de ese mismo año, 2.500 familias retomaron el proceso de recuperación de tierras. La acción fue respondida con represión y violencia por parte de la seguridad pública y privada. El día 13 abril del año pasado, el Muca y el gobierno firmaron un acuerdo de negociación, que todavía no fue respetado por parte de las autoridades hondureñas.

Para leer el informe completo ingrese a: http://www.viacampesina.org/downloads/pdf/sp/Informe_mision_final.pdf

Traducción: Daniel Barrantes – barrantes.daniel@gmail.com

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *