Honduras: Director de Radio Progreso denuncia ser víctima de persecución

El director de Radio Progreso, el sacerdote jesuita Ismael Moreno, denunció que desde un automóvil propiedad de las Fuerzas Armadas (FFAA) se le vigila, persigue y hostiga. En una entrevista concedida al programa “Más que Dos”, el pasado 12 de agosto, el padre Melo, como le conocen, narró que un vehículo 4×4 se estacionó a la orilla de la calle, en Baracoa, departamento de Cortés, donde se iniciaba una manifestación de la Plataforma por la Defensa de la Salud y la Educación.

“Un vehículo estaba cerca de mí, se detenía por unos minutos, me tomaba fotos. Copiamos la placa, y ha resultado una persona que dice ser pasante de las FFAA, su nombre es Marvin Licona”, denunció Moreno.

Agregó que el automóvil permaneció encendido y al tener los vidrios polarizados, quienes estaban dentro de la unidad estuvieron filmando tomando fotos, pero no se bajaron nunca.

El director de Radio Progreso agregó que denunció el hecho ante la coordinadora del Comité de Familiares de Detenidos Desaparecidos en Honduras (COFADEH), Berta Oliva.

“Denuncio con alta preocupación el seguimiento por parte de miembros del ejército contra el padre Ismael Moreno”, dijo Oliva en declaraciones al periódico digital Defensores en Línea.

Moreno que es director del Equipo de Reflexión, Investigación y Comunicación de la Compañía de Jesús (ERIC-SJ), ha sido víctima de campañas de desprestigio por su labor vinculada a los sectores sociales en defensa de los derechos humanos.

Según un reporte periodístico publicado en el sitio digital de C-Libre, en el marco de las acciones de protesta convocadas por la Plataforma por la defensa de la Salud y la Educación e impedimentos a cobertura informativa en el Congreso Nacional, se registra una serie de agresiones contra el equipo de prensa de Radio Progreso.

Ante estos actos de persecución y vigilancia, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, por medio de su Relatoría sobre Libertad de Expresión, ha reiterado que los Estados tienen la obligación positiva de prevenir hechos de violencia hacia la prensa, proteger a los periodistas que corren riesgo por su labor, iniciar investigaciones efectivas cuando se concretan ataques, sancionar a los responsables y ofrecer reparaciones a las víctimas.

De igual manera, la Asociación Latinoamericana de Educación y Comunicación Popular (ALER), exigió al gobierno hondureño el respeto al ejercicio de un periodismo libre y seguro en el país; especialmente por agresiones, intimidación y campañas de desprestigio contra el equipo de prensa de Radio Progreso, entre ellos a su director, Ismael Moreno.

Fuente: C-Libre

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *