Estudiantes del Colegio Calasanz junto al pueblo movilizado

Somos un grupo de cuatro estudiantes del Colegio Calasanz, colegio privado de la comuna de Ñuñoa. Somos conscientes de nuestro privilegio y por ello mismo recurrimos a este medio para expresar nuestro descontento frente a la situación país.

Dado el contexto de las manifestaciones, nos vimos frente a la obligación de informarnos sobre la contingencia del país, debido a esto hemos adquirido una gran empatía frente a la situación de miles de chilenos y chilenas y es por esto que al ver el actuar de los y las llamadas chalecos amarillos, sentimos vergüenza de convivir con personas así día a día. Creemos que al tener privilegios debemos ocupar esto como una herramienta para solidarizar y buscar el bien común y no oprimir al pueblo que lucha por la dignidad de todos los chilenos.


Condenamos la falta de empatía de estas personas, ya que, mientras si ha habido actos de vandalismo entendemos el actuar y no los culpamos. A esta altura no es excusa no ser consciente, hacemos un llamado a estas personas a despojarse de sus privilegios y prejuicios y unirse a la lucha por un bien común, puesto que esta lucha no es exclusivamente de los pobres o los ricos, es una lucha de todo Chile en la búsqueda de la dignidad de todos y todas.
Nos violenta como se promueve la opresión descriteriada de personas que exigen sus derechos básicos, que el Estado no ha sabido impartir, no logramos entender el actuar de agentes del Estado, como Carabineros de Chile que indudablemente abusa de algunos sectores sociales y políticos determinados, creemos que la violencia y represión es desmedida frente a personas que intentan expresar su descontento frente a años de injusticia y desigualdad social, y al hacer esto recibimos respuestas insuficientes por parte del Estado.
A pesar de esto queremos destacar el compañerismo de todes los manifestantes sin importar su origen, porque al momento de salir a la calle nos protegemos mutuamente de los abusos por parte de agentes del Estado y es gracias a esta unión que ya no sentimos miedo, sentimos esperanza y alegría de ver un país unido por el bien común.
Finalmente Chile despertó y debemos mantener la lucha por terminar con el legado que dejo la dictadura en nuestro país, luchamos por nosotros, por nuestros futuros hijos y por quienes ya no están.

Se despiden atte. Antonia Navarro, Laura Rivera, Lucas Riveros y Tomás Varas.

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *