Home DDHH “Estamos con ustedes” fue mensaje de CIDH tras recibir testimonios de violaciones a derechos humanos

“Estamos con ustedes” fue mensaje de CIDH tras recibir testimonios de violaciones a derechos humanos

por sedec


“Hemos venido a escucharlos y como Comisión Interamericana de Derechos Humanos no los vamos a defraudar. Estamos con ustedes”. Las palabras de la Comisionada Julissa Mantilla sonaron claras y emocionadas, al cerrar más de dos horas de presentación de relatos e informes de las más de 40 personas que expusieron ante la Comisión Especial que la tarde del jueves estuvo en Concepción como parte de la visita in loco que realiza a Chile.

La cita era a las 14:30 horas, pero ya desde antes el auditorio de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la UdeC empezó a completarse con quienes estaban interesados en entregar su testimonio y planteamientos ante las comisionadas o bien escuchar lo que allí se exponía.

Representantes de organizaciones de derechos humanos, de grupos que se articularon para la defensa y denuncia de violaciones a los derechos humanos ocurridas a partir del 19 de octubre de 2019 en la región, de abogados defensores, así como víctimas directas y familiares, aportaron sus relatos, experiencias e informes, que fueron escuchados con especial atención por el grupo integrado por las comisionadas Fravia Piovesson y Julissa Mantilla, además de los abogados Miguel Mesquita, Elsy Curihuanca y Marta Tavares. Esta última fue la encargada de anunciar a las personas que intervendrían, previa inscripción inicial.

En muchos casos, los dos minutos asignados fueron sobrepasados con creces por quienes se atrevieron a contar lo que han vivido, visto o conocido desde el 19 de octubre, cuando se inician las movilizaciones sociales en todo el país.

Hubo emoción, aplausos espontáneos, incluso consignas y gritos durante la audiencia que fue registrada por el equipo de la CIDH.

De la Red “La protesta no es delito”, hablaron cuatro de sus integrantes, explicando el origen de este movimiento y la lucha que se ha dado por visibilizar la situación que afecta a quienes han sido detenidos o han sido agredidos por las fuerzas policiales. Así, Claudia Urbina, resumió la situación que ha afectado a su hermano Jorge, a quien se le negó una oportuna atención médica.

Misma situación que fue denunciada por otras personas presentes en auditorio, que relataron los tratos vejatorios recibidos por parte de personal de salud de los hospitales Regional y Las Higueras.

Natalia Rubilar habló de las 160 personas –según datos del INDH Regional-que siguen encarceladas, acusadas de diversos delitos, en el marco de las manifestaciones ciudadanas. “Son faltas menores como lanzar piedras, pero que se usan como pretexto para criminalizar la protesta”, dijo.

Hubo también testimonios de jóvenes trabajadores y estudiantes que fueron detenidos en el marco de distintas manifestaciones y que sufrieron agresiones físicas por parte de carabineros.
Uso excesivo de la fuerza, disparo de perdigones al cuerpo y la cara, lanzamiento de bombas lacrimógena, mal trato y otras vejaciones fueron denunciados en la ocasión.

Francisco Astorga de una Ong ambiental, se refirió al derecho a vivir en un medio ambiente libre de contaminación y mencionó las zonas de sacrificio donde el Estado no ha hecho nada. Junto con ello, se refirió al uso de los elementos disuasivos como bombas lacrimógenas que contienen químicos que no están probados que no vayan a generar un daño permanente en quienes han estado expuestos a ellos.

Un momento especial se vivió cuando Teresa Retamal en representación de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos de Chillán región de Ñuble, contó la larga lucha por verdad y justicia que han dado hace más de 46 años. Habló de casi un centenar de detenidos desaparecidos en la región y más de 30 ejecutados políticos por quienes hasta la fecha no ha habido verdad ni justicia.

Tania Busch, abogada de la Corporación Fundamental, puso énfasis en el anuncio del proyecto de ley para regular el derecho a reuniones en lugares públicos, que actualmente se regula por un Decreto Supremo, que establece un régimen de autorización previa, que ha sido observado por la CIDH desde el 2011. “Estas observaciones de los organismos internacionales de derechos lo que ha fundamentado el envío de este proyecto, pareciera una buena noticia, pero en este contexto no lo es, porque combinado con la agenda legislativa de orden público impulsada por el gobierno que penaliza, el contenido de este derecho puede crear una regresión total y estamos preocupados. Lo vemos como una amenaza al espacio democrático chileno”.

Camila Ulloa, habló por la Mesa de la Niñez y la Infancia, planteando la situación que afecta a niños y jóvenes en el marco represivo. Datos del INDH hasta el 21 de enero consignaban 26 niños y jóvenes victimas de represión, lo que representa un 15% del total de víctimas. “Son cifras dolorosas y denunciamos la nula estrategia del gobierno de dar respuesta o algún tipo de ayuda a estos niños y jóvenes y sus familias”.

Como los anteriores, se sucedieron los relatos y presentaciones en torno a lo ocurrido a partir del 19 de octubre, en la zona. Si bien gran parte de los testimonios se orientó a la denuncia, también hubo otros cuestionadores a la eficacia e impacto de la misión del CIDH para provocar un cambio ante la grave violación a los derechos humanos que sufren los chilenos por parte de agentes del Estado.

Se denunció asimismo los graves problemas generados por la negativa a entregar información oportuna a los abogados por parte de las fuerzas policiales al solicitarse nómina de detenidos, por ejemplo, situación que también se repitió en establecimientos de salud.

También se citaron caso de observadores de derechos humanos agredidos, amenazadas o que vieron seriamente obstaculizada su labor.

Cuando concluyó el tiempo que se dio la Comisión para escuchar los testimonios y exposiciones, las comisionadas Julissa Mantilla y Flavia Pioveson resumieron el sentir del grupo luego de escuchar cada uno de los relatos.

“Queremos terminar esta reunión agradeciendo a quienes han venido aquí por haber confiado en nosotras, por habernos contado cada historia y créannos nos ha conmovido a quienes estamos escuchando y va a formar parte de nuestra investigación. Más allá del dolor, hay mucha esperanza, entendemos las dificultades, las expectativas, la frustración a veces…Nuestro trabajo es, más allá de las denuncias y recoger la información completa de casos individuales, es el monitoreo e investigación. En febrero entregaremos un informe preliminar y en marzo el informe final…”, resumió Julissa Mantilla.

Flavia Pioveson, a su vez reiteró la gratitud hacia quienes compartieron “su historia, su dolor, su esperanza, las violaciones graves que han vivido. Nuestro respeto y reconocimiento por vuestra resiliencia, fuerza, valentía, solidaridad y empatía. Nos toca mucho por la creencia en los valores que esta comisión comparte, el valor de los derechos humanos, de la dignidad de todos… Nuestro compromiso pleno, total y absoluto. Estamos con ustedes”.

escrito por M.Eliana Vega/ TBB

te puede interesar