Estado del Clima Global: Chile también sufre el impacto de olas de calor y sequías

En COP25, WWF Chile llamó a implementar con urgencia planes de adaptación al cambio climáticActive Imageo que ayuden a disminuir los riesgos de megaincendios y escasez hídrica, priorizando soluciones basadas en la naturaleza, en lugar de infraestructura.
El mundo cierra este año una década marcada por temperaturas excepcionalmente altas y un fuerte impacto climático, según indica el último informe (provisional) Estado del Clima Global de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), presentado en la COP25.

El reporte advierte que 2019 está en camino a convertirse en el segundo o tercer año más cálido del que se tenga registro, lo que trae aparejado el retroceso de hielos polares y el aumento del nivel del mar.

La temperatura promedio del mundo este año (considerando de enero a octubre) llegó a aproximadamente 1,1°C por sobre los niveles preindustriales.

Chile no se libra de este aumento de temperatura. Es más, se ha visto altamente afectado, como lo muestra el informe al recordar la ola de calor que golpeó este año al sur de Sudamérica desde fines de enero a principios de febrero. La etapa inicial de este fenómeno alcanzó su punto máximo en el centro de Chile, con registros establecidos en varios lugares, entre ellos Santiago, donde se marcaron 38.3°C el 27 de enero.

A esto, la OMM agrega un clima excepcionalmente seco para la misma zona central, con precipitaciones para Santiago de solo 82 mm, un 25% menos de lo normal.

Para Maisa Rojas, directora del Centro para el Clima y la Resiliencia CR2 y coordinadora de la Comisión Científica Asesora Presidencial de Chile para la COP 25, la temperatura es un indicador promedio que evidencia otros problemas. Entre ellos, la megasequía que afecta desde hace unos diez años.

“Uno de los efectos que la sequía y las altas temperaturas pueden tener son incendios a gran escala, como los ocurridos en 2017, así como una agudización de la escasez hídrica para comunidades rurales y pequeños productores agrícolas y ganaderos”, señala al respecto Rodrigo Catalán, director de Conservación de WWF Chile.

Según enfatiza, es urgente aplicar medidas para prevenir este tipo de catástrofes, manifestaciones concretas de la actual crisis climática. “Esto nos tiene que llevar a implementar con urgencia planes de adaptación al cambio climático, que no sean solamente documentos, sino que acciones ejecutadas en terreno. Como WWF proponemos poner un énfasis en las soluciones basadas en la naturaleza, porque si bien alternativas como los embalses podrían contribuir, pueden generar otros problemas. Las soluciones basadas en la naturaleza, que incluyen, por ejemplo, recuperar cursos de agua a través de la vegetación o proteger humedales, son soluciones más costo-efectivas y tienen menos impactos negativos que las soluciones de infraestructura”, explicó Catalán.

El ministro de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, Andrés Couve, señaló que se está trabajando en una mesa técnica para abordar la sequía como un tema prioritario –a través de la Agencia de Cambio Climático-, y también en una instancia de largo plazo en relación al agua.

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *