Home Opinión Elecciones: ¿Ganó realmente el pueblo?