Home Medio Ambiente El ecocidio, etnocidio y terricidio avanzan peor que el virus, dice la Asamblea Mundial por la Amazonía

El ecocidio, etnocidio y terricidio avanzan peor que el virus, dice la Asamblea Mundial por la Amazonía

por Juan Ortega

La primera Asamblea Mundial por la Amazonía, que se realizó de forma virtual el 18 y 19 de julio, denunció el avance del “ecocidio, etnocidio y terricidio” que está devastando la amazonía peor que el virus COVID-19. En la declaración final se destacó la organización y la lucha de los pueblos amazónicos para hacer frente a los efectos de “la devastación y al hambre que continuarán después de esta pandemia”.

“Crece el grito ensordecedor de la selva, derribada, quemada, saqueada por el extractivismo violador, que solo obedece al poder y a la codicia”, dice la declaración.

Agrega que en “medio del dolor, como si fuera un parto, algo nuevo está naciendo: un tejido rebelde de muchos espíritus del bosque y del cemento, que recuerdan que todas y todos somos Amazonía”.

A continuación, el texto íntegro de la Declaración de la Primera Asamblea Mundial por la Amazonía

Algo nuevo está naciendo. ¿Lo escuchan?

Se oye bien, en el medio de los gritos de la Amazonía.

Se levanta la lucha de los pueblos amazónicos, atacados en sus territorios, memorias y culturas. Crece el grito ensordecedor de la selva, derribada, quemada, saqueada por el extractivismo violador, que solo obedece al poder y a la codicia.

¡Ni una gota más de sangre y dolor en los productos de consumo en las ciudades del mundo!

Hay una minga1 de resistencia dentro de las comunidades del bosque, del campo y de las ciudades, que se organizan frente a la devastación y al hambre que continuarán después de esta pandemia.

Porque el ecocidio, etnocidio y terricidio avanzan peor que el virus

Los cuerpos y territorios de las mujeres y la tierra son violentados históricamente por un sistema patriarcal, colonial y capitalista, que no entiende de los cuidados de la vida.

Sin embargo, en el medio del dolor, como si fuera un parto, algo nuevo está naciendo: un tejido rebelde de muchos espíritus del bosque y del cemento, que recuerdan que todas y todos somos Amazonía.

Este tejido nace en la angustiante certeza de saber que no hay más tiempo. Es hora de unirnos en la diversidad de saberes de los pueblos de Abya Yala y del mundo, y en las culturas del cuidado, para retornar el espíritu de la selva a la humanidad.

¡AMAZONÍZA-TE!

Los ríos amazónicos nos atraviesan, nos dan aire, nos cantan canciones de libertad; somos hijas e hijos de la Tierra y el Agua, dentro de ellas nuestras raíces se nutren y coexisten con las estrellas del Jaguar en el Universo.

¡Amazoníza-te!

¡Es ahora o nunca!

¡Entra a la selva de nuestros sueños, luchas y resistencias!
Se parte del proceso de creación de las Asambleas Mundiales para liberar la Amazonía y a los pueblos que la habitan.

¡Más fuerte que todas las voces de muerte será el grito de vida que emerge desde la Amazonía y el Mundo!

te puede interesar