Home Medio Ambiente El desierto de Atacama, cementerio tóxico de la moda desechable