Home Cultura DOCUMENTAL| Terno nuevo para un sábado inglés: memorias de Tomé, antes de convertirse en comuna dormitorio

DOCUMENTAL| Terno nuevo para un sábado inglés: memorias de Tomé, antes de convertirse en comuna dormitorio

by sedec

Terno nuevo para un sábado inglés, es el nombre del documental que entrelaza relatos testimoniales y otro literario a cerca del pasado industrial de Tomé. Su director, Rodrigo Cisternas Bustos, detuvo la mirada en la extinta Fábrica Ítalo Americana de Paños de Tomé S.A. (FIAP), su antecedente en la Fábrica de Tejidos El Morro y el arribo de importantes segmentos de población campesina de los alrededores de la ciudad.

La historia relatada por el profesor Rolando Saavedra pretende ser representativa de quienes acudían hasta la ciudad para comercializar productos elaborados, cosechados o recolectados en los campos aledaños a Tomé y acababan por radicarse ahí, empleándose en los distintos centros textiles de entonces. Por su parte, los relatos de una trabajadora y un trabajador van refrendando esta narración.

Terno nuevo para un sábado inglés fue estrenado en 2009, siendo reconocido como Mejor documental en el Séptimo Festival de Cine digital Santo Tomás, en tal año.

Recientemente, la infraestructura de la antigua FIAP ha sido demolida en buena parte por disposición de los propietarios de pesquera Camanchaca, quienes adquirieron la propiedad, sin que la comunidad pueda participar de manera vinculante en la definición del destino de un recinto relevante en la conformación de su identidad.

Terno nuevo para un sábado inglés se transmitirá por la cuenta de Facebook de Resumen este sábado a las 20:00 horas, así como se colocará a disposición a la misma hora en la cuenta de Instagram de nuestro medio.

A continuación, Rodrigo Cisternas Bustos responde a las consultas de Resumen.

-Cómo llegaste a formular la estructura de la obra, encontrándote con el relato del profesor Rolando Saavedra y ubicando coincidencias con los testimonios de quienes entrevistaste.

Para comenzar, vuelvo atrás y me parece mágico como se logró orquestar esta pieza audiovisual. Este fue un proyecto de un ramo de la carrera de comunicación audiovisual digital.

Si bien, ya habían documentales realizados sobre el tema, especialmente sobre la fábrica Bellavista, noté que faltaba mucho por contar. Fui a la municipalidad de Tomé y me puse a leer libros sobre la historia textil de tomecina. Luego visité casas de ex trabajadores y los entrevisté. Ellos me entregaron datos valiosos y aportaron con fotografías. Al principio no tenía todo claro y no sabía cómo contar lo que había investigado. Entonces visité al profesor Rolando Saavedra y él gentilmente me apoyó. Fue la pieza clave. Rolando me comentó que tenía un cuento que narraba la historia de una pareja primigenia que simbolizaba a casi todas las parejas que trabajaron en las fábricas. Entonces me pareció interesante, pero el cuento no estaba a mano. Un día entré a mi correo electrónico y tenía un mensaje de Rolando Saavedra. Recuerdo que decía: “Encontré el Terno”. Inmediatamente lo imprimí, lo leí y releí. Entonces como ya había entrevistado gente, pude enlazar ese cuento justamente con las respuestas que me daban los ex trabajadores. Y así logré que el hilo argumental consistiera en la narración del cuento. Escribí y reescribí las preguntas para que encajarán con el hilo argumental: y así tuve un buen guión-escaleta.

En el proceso, con el grupo de grabación, nos enfrentamos a ciertos problemas. A veces las respuestas de los entrevistados no se lograban y había que volverlas a hacer. Hubo muchos detalles, pero a pesar de todo se logró que el documental funcionara. Cuando me convencí, fue cuando un jurado chileno evaluó la pieza audiovisual y contaron que la fórmula de la narración estuvo muy acertada y lograba sintetizar la identidad y la historia de toda una comunidad en menos de 30 minutos. Esas palabras me dejaron conforme.

-En una de las entrevistas, una extrabajadora se muestra decepcionada porque la antigua FIAP donde trabajó no había sido cuidada y aprovechada su estructura en una función que pudiese reportar beneficio a la comunidad. A mediados de noviembre, esta misma estructura comenzó a ser demolida definitivamente. ¿Cuál es tu interpretación de estos hechos?

Interesante. Me parece que esto puede tener muchas interpretaciones. La entrevistada había visitado la fábrica con sus amigas trabajadoras por lo menos 20 años antes de haber grabado el documental. Entonces dijo que no había visto tanto deterioro. Y se entiende que a ella le daba mucha pena y nostalgia encontrarse con esas ruinas. Dejó en claro que la empresa dueña de esos terrenos no tuvo nada que ver con la destrucción. Eso estaba así mucho tiempo antes. Cuando la empresa Fiap quebró fue quedando en el abandono y la gente fue retirando materiales de aquellas fábricas para darles diversos usos. Aquí no voy a hablar de destructores porque no me corresponde.

Los dueños de aquellos terrenos fueron muy amables con nosotros y nos permitieron grabar en el interior, incluso nos prestaron una de las sillas para la entrevistada. Y los dueños de las ruinas de la ex Fiap, siempre apoyan la cultura tomecina, siempre permitieron que se realizaran actividades dentro de las fábricas: por ejemplo versiones del festival Resistencia Film Fest y también apoyaron al Círculo de Bellas Artes con un proyector para exhibir películas.

Toda la vida hemos visto las ruinas de la ex fábrica Fiap, nos parecen simbólicas en Tomé. Y entiendo que de nostalgia y tristeza el hecho de que se estén perdiendo y que en algún momento ya no estarán más. Pero si a esos terrenos se les da un uso productivo, de trabajo o de cultura no me parece mal. Todavía no tengo claro cual será el futuro de aquellas ruinas. Esperemos que todo sea para mejor.

por resumen.cl

Te puede interesar

Deja un comentario