Home Agencia de Noticias Desde el centro sur de Chile: “Opiniones de un payaso”

Desde el centro sur de Chile: “Opiniones de un payaso”

by sedec

pinera-en-dichato-diario-el-mostradorHeinrich Böll, escritor alemán premio Nobel el año 1972 escribió una novela titulada opiniones de un payaso, la cual, dicho brevemente, era un monólogo requisitorio de un artista ambulante o callejero contra la clase social de la que provenía, burguesía agraria alemana, el discurso de este desclasado constituyó una fuerte manotazo a la Alemania de postguerra, pues ponía al desnudo una serie de actitudes que la sociedad alemana o rehusaba asumir o lo hacía de manera hipócrita, era algo así como un discurso bufonesco, que venía a desnudar las actitudes menos nobles de una sociedad que no quería mirarse a sí misma como medida profiláctica, como una necesaria forma de superar y trascender los errores del pasado reciente.
Sin embargo no es a esta forma discursiva a la que quisiera referirme, las “opiniones del payaso” a que quiero aludir son más pedestres pero no menos importantes. La itinerancia del Presidente de la República por diversos escenarios de la catástrofe del 27F, para ver los partidos de la selección nacional de fútbol, en este mundial, es un remedo pueril de la voz del protagonista de la novela de Böll, pueril y especulativo, en el sentido de espejo, de imagen inversa, de reverso, ya no es el discurso del artista que pone en entredicho las frágiles certidumbres de su tiempo y sociedad, ahora el discurso se troca populismo de baja estofa, demagogia circense.
Quizás lo único positivo en la eliminación de Chile del mundial de fútbol, sea el fin de este periplo que intentaba otorgar el don de la ubicuidad al Sr. Presidente, deberá él y los intendentes y ministros futbolizados volver a trabajar, es decir a cumplir con lo que prometieron, a ser dignos receptores del sueldo que, como empleados públicos se les paga. El fin de la participación chilena en el mundial, debiera implicar el fin del show mediático y hablar por fin de lo necesario e importante. Si el seleccionado chileno de fútbol hubiera continuado en competencia, habrían faltado localidades para la caravana de este posmoderno “circo chamorro” que itineró, para vulgarizar el dolor y las necesidades de los damnificados, que necesitan un Presidente con capacidad de obrar en consecuencia a la magnitud de la catástrofe que afectó a los pobladores de Dichato, Constitución, Duao y Caleta Portales y no las opiniones de un redivivo Tony Caluga

La fotografía que acompaña este artículo pertenece al Diario “El Mostrador”

Te puede interesar

Deja un comentario