Home Opinión Desastre sanitario en el Biobío: seremi de Salud e intendente deben renunciar