Democraticosas

Por Wilson Tapia Villalobos.-

Día a día somos testigos de los embates que deben soportar los esquemas de convivencia que hemos creado. Aunque los que conocemos son sólo aquellos que involucran a personas o instituciones que permiten a los medios de comunicación captar atención y no dañan sus relaciones con el poder económico que es al que, en definitiva, pertenecen.

Y todos estos golpes los recibe siempre la democracia. De una u otra manera, los infractores se las arreglan para torcer alguno de sus hilos en beneficio personal. En Argentina, el esquema puesto en práctica por el presidente Mauricio Macri tiene al 35% de sus compatriotas sumidos en la pobreza y con graves problemas de subsistencia. Por supuesto, los perjudicados son los sectores de menores ingresos, mientras el gran capital mantiene el poder económico, lo que siempre se traduce en una cuota determinante de poder político. Mauricio Macri pronto irá a elecciones y las encuestas no le son favorables. Tal vez con él termine lo que el algún momento se vio como un fuerte resurgimiento de la derecha en América del Sur. Exponentes de esa nueva realidad son Macri y los mandatarios de Chile, Sebastián Piñera, de Colombia, Iván Duque, y de Paraguay, Mario Abdo Benítez.

En Perú, las amenazas a la democracia no vienen sólo de la economía, sino principalmente de la zona política. El presidente Martín Vizcarra acaba de mantener una dura batalla con el poder Legislativo. Éste se encontraba dominado por la oposición a su régimen, encabezada por seguidores del expresidente Alberto Fujimori, actualmente encarcelado por delitos de lesa humanidad. La líder del partido fujimorista, Keiko Fujimori, también se halla encarcelada. Su delito, haber recibido ilegalmente dinero de la empresa brasileña Odebrech, un conglomerado comercial dedicado a la ingeniería, construcción y a la elaboración de productos químicos y farmacéuticos.

En Chile, las amenazas son variadas. Una primera mirada permite detectar lo concentrador de un sistema que privilegia el crecimiento económico por sobre la igualdad de posibilidades. Además, muestras ciertas particularidades únicas en el mundo, como la propiedad privada del agua. Un área en que empresas como ESBIO, ESVAL y Aguas del Valle, pertenecen, en un 41%, a la Asociación de Profesores Pensionados de Ontario (Canadá). Todas compañías en las que los compromisos de cobertura mínimos no son cumplidos. Lo que ha dado como resultado que varias ciudades del país quedaran privadas de tan esencial elemento por semanas. La razón, quebrantamiento de los convenios de inversión necesarios para mantener en buen estado los equipos encargados del suministro.

Por otro lado, la apropiación indebida de dineros por parte de jefes de instituciones militares y de seguridad, pareció ser sólo el primer paso de una escalada. Escalada en la que hoy ha caído el Poder Judicial, con el enjuiciamiento de varios fiscales. En el ámbito político, el Parlamento es una de las instituciones con menor respaldo de la ciudadanía. Una actitud que no muestra diferenciaciones ideológicas.

Y uno de los últimos aportes lo realizó el ex subsecretario de Desarrollo Regional, Felipe Salaberry. Renunció al cargo luego de que se viera involucrado en un incidente de tránsito. No respetó varias luces rojas en la comuna de Ñuñoa, por lo que un guardia de la seguridad comunal le levantó una infracción. Pero él se negó a detenerse. Como se sabía que el auto era de su propiedad, negó que él hubiera estado involucrado. Pero ese mismo día recurrió a su hermana, Iris Salaberry, que era funcionaria de la Municipalidad de Ñuñoa, para que anulara el parte. A raíz de este hecho, Iris fue exonerada de su cargo.

Y si ya una simple infracción de tránsito tenía consecuencias políticas, como la salida de un Subsecretario, la presidenta de la Unión Demócrata Independiente (UDI), Jacqueline van Rysselberghe, ayudó a poner más ingredientes. Salió en defensa de Salaberry, un militante de sus filas. Culpó de todo a la presión mediática. Le restó gravedad al incidente y rechazó la posibilidad de que se haya intentado levantar un parte. “Él es una autoridad. En ese caso no llamo a la hermana, llamo al alcalde”, dijo. Más adelante agregó que “la Fiscalía aparece como un brazo armado de la izquierda”, cuestionando que se investigue tráfico de influencia entre los hermanos Salaberry.

Parece evidente que las deficiencias que muestra la democracia no se deben a su propia naturaleza, sino a cómo se abusa de ella. En especial, por quienes tratan de sacar ventajas gracias a su cercanía con el poder.
Estos tiempos, que bien pudieran parecer de revisión, están sirviendo para que los seres humanos tomemos conciencia de errores, de malas decisiones, de engaños y grandes mitos que algunas vez se presentaron como verdades indesmentibles. Pero, también, dejan abierta una gran interrogante acerca de si seremos capaces de crear esquemas eficientes que la voracidad del poder no destruya.

Revisa otros artículos del autor en http://www.wilsontapia.cl/

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *