Home Opinión Si Seguimos Así Nos Quedaremos Sin País

Si Seguimos Así Nos Quedaremos Sin País

por Patricio Rivera

Por Marco Contreras Mella *

Nuestros abuelos nos decían desde pequeños que: “cuando hay truenos y relámpagos había que esconder o tapar el hacha, las tijeras, agujas, cuchicos, alejarse de la ventanas y cubrirlas, no salir al campo o la calle. Cuando había un temblor ponerse debajo de las puertas, mesas o las vigas grandes”. La biblia dice que “el hombre necio construye su casa a las orillas de los ríos, el sabio sobre roca firme”, parábola para la fe y pero se popularizo como prevenir en el invierno.

Esa es una de las claves que debemos resolver y con tiempo en Chile, PREVENIR.

Somos el país más sísmico del mundo, aquí se encuentran cerca de 2000 volcanes y muchos de ellos activos. Nuestras costas están propensas a marejadas y maremotos (tsunami), por el choque constante de las placas del Pacífico con la Continental, las personas siguen construyendo en quebradas o cerros, apilados como papas. Mientras las grandes inmobiliarias controlan el suelo urbano y construyen sin control (cuantos edificios se cayeron o quedaron con daños estructurales en Concepción y no hay ningún ingeniero preso) y las forestales arrasan con pinos y eucaliptus secando las napas de agua subterráneas de nuestros campos. Hay pueblos enteros sin el vital elemento y no es necesariamente por la sequía. Por eso en gran medida el hacinamiento urbano de miles de desplazados pobres que hacen crecer aún más las ya pobladas ciudades.

El terremoto y maremoto del 27 F del 2010, demostró una vez más, cuan vulnerables somos en la construcción y comunicaciones. Sin embargo todavía las costas están llenas de conteiners. Los incendios de Valparaíso, como de los bosques nativos de Araucarias y ahora las lluvias en el norte del país. Nos muestran como un territorio que no ha sido conquistado. LA PREVENCIÓN o la falta de ella se han convertido en vergüenza nacional e internacional.

Las universidades y la educación en general de los profesionales esta por el suelo y se la llevan las catástrofes naturales y humanas en un abrir y cerras los ojos. No es posible que los Colegios Profesionales y el Estado no capaciten, controlen y velen por el PROFESIONALISMO de quienes construyen y gobiernan Chile. Da la impresión que es el lucro desmedido del modelo económico imperante que se imparte, importe más, que los habitantes y la naturaleza toda.

La prevención de nuestros abuelos y pueblos originarios es SABIA, la que da la vida en el constante aprendizaje con la naturaleza, el respeto por ella y el no sobrecargarla y explotarla a cualquier costo.

Es urgente que todo el país, empezando por los que nos gobiernan, las universidades y los profesionales que salgan de ella, el ciudadano y ciudadana de mar a cordillera, de norte a sur e islas del hermoso Chile, aprendamos a cuidar la tierra en que nacimos, a prevenir y estar alertas cuando esta nos habla. O si no, nos quedaremos sin país.

*Téc. en Turismo y Prof. de Historia y Cs. Sociales.

te puede interesar