Home Medio Ambiente Continúan las amenazas medioambientales en el río Diguillín: Proyecto hidroeléctrico de Pasada Halcones podría dañar irremediablemente el ecosistema del sector

Continúan las amenazas medioambientales en el río Diguillín: Proyecto hidroeléctrico de Pasada Halcones podría dañar irremediablemente el ecosistema del sector

by sedec

Si bien por el momento tanto la comunidad como la empresa se encuentran a la espera de una nueva instancia de reclamación en el Tribunal Ambiental de Valdivia, el cual determinará la factibilidad del proyecto, de ser aprobado dañaría profundamente el ecosistema del río y la actividad turística del sector.

Declarado parte de la Reserva Mundial de la Biósfera por la UNESCO en el año 2011, gracias a su biodiversidad única en el mundo, el río Diguillín hoy se encuentra preocupantemente amenazado. Tanto el proyecto “Embalse Zapallar” como la “Pequeña Central Hidroeléctrica de Pasada Halcones”, amenazan con destruir su cauce y su ecosistema.

Si bien ambos intervendrían de distintas maneras el territorio, las comunidades no cesan en su esfuerzo por visibilizar y movilizarse en contra de empresas que planean destruir el patrimonio nacional en pos de la privatización y del enriquecimiento de sus arcas.

Te puede interesar| Embalse Zapallar: pobladoras/es acusan irregularidades e injustificada presencia policial | Resumen.cl

Además, aunque la hidroeléctrica de pasada tiene por objeto -según lo explicado en la ficha del proyecto– “proveer energía limpia y renovable (…) a partir del uso de los recursos hídricos del Río Diguillín, mediante la construcción y operación de una central hidroeléctrica de pasada que permite generar 12 MW de potencia”, los directos beneficiados no serían precisamente las y los habitantes de la comunidad de Pinto, sector donde se pretende emplazar la hidroeléctrica y la cual se ubicaría a tan solo 800 metros de la Reserva Nacional del ‘uble, dentro del Corredor Biológico Nevados de Chillán.

Así lo dio a conocer Antonio Belmar, vocero de la agrupación «Diguillín Libre«, movimiento social que nace en defensa del río: “El proyecto (hidroeléctrico) beneficia a capital privado, porque en el fondo tiene una inyección mínima de megawatt al sistema, por lo tanto no tiene ningún significado energéticamente en los costos de la luz, es solo un negocio”.

Además, Belmar indicó que el proyecto se extenderá por 8 kilómetros en medio del bosque nativo de la zona cordillerana del ‘uble. “Para hacer esa pega, deben entubar el río para pasar (el agua) por la turbina y generar energía, después sacar la energía que produzcan con torres de alta tensión y todo eso va a cambiar el entorno natural por otro totalmente intervenido”.

Tal como lo señaló el vocero de “Diguillín Libre”, dichas problemáticas ya eran consideradas dentro del proyecto publicado en el Diario Oficial de la República el 19 de diciembre de 2013, donde solo en la fase de construcción “se identificaron 13 impactos de los cuales 11 son negativos”.

Reserva Nacional de Ñuble, sendero La Huella del Huemul | Fotografía: bing.com

Ellos hacen relación al “aumento temporal de emisiones de gases y MP10, aumento temporal en la emisión de ruidos y vibraciones, posible alteración en la calidad de agua por trabajos en el cauce (bocatoma y restitución), potencial alteración del turismo por desplazamientos vehiculares y obras del proyecto en construcción, pérdida de suelos, disminución de cobertura vegetacional (bosque nativo) y disminución de individuos en categorías de conservación y en categoría de protección, entre otros. Estos impactos son de valorización baja a moderada, dado su baja magnitud y duración, para los cuales se establecen medidas de minimización, mitigación y restauración”.

Sin embargo, dichas medidas de mitigación no contemplan la vida salvaje de animales protegidos y en peligro de extinción, como lo son la población de huemules y pumas, además de la gran diversidad de árboles nativos presentes en el territorio.

Bajo la misma línea, Belmar señaló que “este ha sido un proceso largo, llevamos ya varios años con este proyecto y desde el principio la mayoría de la comunidad se manifestó en contra de él”, enfatizando en la preocupación del sector turístico que se vería afectado con la construcción de la hidroeléctrica debido a la destrucción del sector cordillerano.

Puedes revisar| Suspenden alegatos para revocar Resolución de Calificación Ambiental del proyecto “Pequeña Central Hidroeléctrica de Pasada Halcones”

Actualmente, la comunidad se encuentra a la espera de la resolución del Tribunal Ambiental de Valdivia, debido a que “las observaciones no fueron debidamente respondidas en cuanto a su contenido o bien que el estándar de la respuesta no es apto en términos técnicos y, por ende, la resolución carecería de la justificación necesaria de manera independiente, a fin de que el proyecto tenga que ser aprobado«. Así lo explicó Fernando Cortés, abogado de la ONG Defensa Ambiental en conversaciones con RESUMEN, quien manifestó que los alegatos debieran ser recalendarizados a fines de febrero.

De esta forma, tanto la comunidad como la empresa deberán esperar la resolución del Tribunal, quien establecerá la factibilidad del proyecto hidroeléctrico.

Al cierre de esta nota, RESUMEN intentó contactarse con la empresa titular y la representante legal del proyecto a través de los contactos establecidos en su ficha del Servicio de Evaluación Ambiental para, entre otras cosas, consultarles su versión respecto a los directos beneficiados de la construcción de la hidroeléctrica. Sin embargo, no se ha obtenido respuesta alguna.

Por Kathia Cancino Rojas/ Resumen.cl

Te puede interesar

Deja un comentario