Home Agencia de Noticias Comité de allegados Don Bosco: ¡Aquí nacimos, aquí crecimos y aquí nos quedamos!

Comité de allegados Don Bosco: ¡Aquí nacimos, aquí crecimos y aquí nos quedamos!

by Juan Ortega
Por Jorge Robledo de ARI
El titulo es una demanda habitacional que tiene El Comité “Allegados Don Bosco”, un grupo de 300 allegados de la población Nuevo Amanecer de la Florida, quienes le exigen al Ministerio de Vivienda y Urbanismo (MInvu)que se haga cargo de un compromiso que firmaron con ellos, el cual consiste en entregar un subsidio habitacional basado en el Decreto Supremo n°49 y que está  enmarcado en la política habitacional chilena, pero que ahora es el mismo ministerio el que borra con el codo lo que prometió y no quiere hacerse cargo y válido este acuerdo, asegurando que no hay recursos para construir viviendas sociales y que supuestamente el suelo no es apto para habitarse porque es un vertedero.
Es así como más de 84 familias salieron al paso y se tomaron un terreno eriazo a la altura de Tobalaba con Departamental en la comuna de la Florida, y desde el viernes en la mañana (6:30 am) que se están quedando allí. Se armaron distintas comitivas, instalaron carpas, tambores con agua, lienzos de protesta, han realizado jornadas de murales, talleres con niños, tocatas, ollas comunes, uno que otro corte de calle pacífico en donde recaudan cooperación y hacen difusión de su problema. Han hecho también asambleas para coordinarse y rotación de turnos para su seguridad. Y todo esto para una solo objetivo, buscar solución habitacional con las herramientas propias de la lucha popular.
Braulio Rubio es poblador joven de este comité de allegados, y contó que el problema surgió cuando se supo que “el director del Servicio de Vivienda y Urbanización (Serviu), Daniel Johnson, les dijo que el proyecto era inviable para  la Lista C,  o sea, que a una parte del comité  no se les podían construir los 120 departamentos acordados inicialmente en la postulación. Porque el lugar donde hoy están ocupando con una toma, es un vertedero de escombros, y según el Minvu se deben excavación 12 metros y hacer un relleno, ya que a través de un informe que elaboraron en la cartera de vivienda respecto a la mecánica del suelo, aseguraron que no es viable la construcción allí. Por lo que el problema es ese y nosotros ya estamos en la lucha apoyando a los compañeros de la Lista C,  además estamos respaldados por la Federación Nacional de Pobladores (Fenapo)”.
Rubio también confesó que el Minvu asegura que, “no hay plata para construir las viviendas, y eso es lo extraño, porque el terreno ya estaba comprometido por el Serviu para beneficiar a los compañeros de la Lista C… de hecho hay una carta que indica que el terreno será para las viviendas sociales. Y estamos aquí porque se desconoció ese compromiso de las autoridades, y vamos a estar hasta las últimas consecuencias  porque no nos escuchan, porque dicen que no hay recursos para construir, pero ya  es hora que los pobladores salgan a la calle a manifestarse. Nosotros no podemos seguir negociando con el gobierno ya hemos negociado mucho.
Por su parte, María José Muñoz, presidenta del Grupo Alto de Tobalaba de los Allegados de Don Bosco, se pronunció respecto a la mecánica del suelo y la excavación de los 12 metros para luego hacer el relleno. La dirigenta aseguró que “el Minvu ya sabía de la calidad del suelo. Entonces no es que ellos han estado haciendo a ciegas la negociación con nosotros. De hecho el compromiso del terreno se firmó en noviembre del 2011, hace harto rato, o sea, fueron dos años que nos hicimos esperanza y cuando nuestros hijos pasaban por aquí ellos ya sabían que se iban a construir sus futuras casas”.
Respecto al ánimo que hay dentro de la toma de allegados la situación ha sido bien tensa porque se pensaba que iban a tener respuesta más inmediata de las autoridades pero eso no ha sido así. De todas formas, las familias piensan a seguir hasta que tengan alguna respuesta.
Muñoz confiesa con un tono más íntimo que “ha sido duro porque hemos tenido que sacrificarnos, dejar nuestras casas abandonadas, dejar a nuestros hijos encargados con los vecinos o parientes y organizarse y luchar para salir adelante”.
La mayoría de los postulantes son mujeres, madres dueñas de casa, o sea, “como un noventa por ciento a lo menos,  y muchas de ellas son solteras y no tienen con quien dejar a sus hijos y tienen que andar con sus niños”, añadió la presidenta del comité.
En tanto, María José reconoce que la autonomía es todo, es la clave para salir adelante. Es esencial en la lucha por la vivienda, ya que  “cada miembro paga su propia cuota y eso nos permite a nosotros, los dirigentes, hacer los trámites por lo que no tenemos que pedirle favores a ningún partido político, ni a nadie. Y nos permite tomar nuestras propias decisiones dependiendo simplemente de nuestras necesidades”.
Muñoz además enfatiza que a ellos los capacitaron dos años en el Serviu y es por eso que se ganaron el derecho a la vivienda, pero el mensaje que le entregan al ministro de Vivienda y Urbanismo, Rodrigo Pérez, “es que se meta la mano al bolsillo y que invierta en viviendas sociales, en barrios, y no en desarraigo social.Porque nosotros nacimos y crecimos aquí en la comuna de la Florida y aquí nos quedamos. No estamos pidiendo nada extra. Nosotros estuvimos más de dos años en mesas de trabajo, creando el Decreto n° 49, viendo las fichas de Protección Social, pero parece que el Estado no entiende eso y no les importa.
Un antecedente no menor es que en el sector donde está la toma de terrenos (Departamental con Tobalaba)  están terminando la autopsita concesionada, que conecta en muy pocos minutos de recorrido al sector de Peñalolén Alto y la Florida con el centro de Santiago. Es así como la plusvalía en términos de valor del terreno, aumentaría proporcionalmente. En esa línea, la apuesta de María José es que lógicamente “va ser muy feo para la carretera concesionada tener al lado un grupo de viviendas sociales. Y lo que me da que pensar, es que  este sector lo están reservando para el privado, para hacer centros comerciales o casas residenciales, porque el privado no tiene problemas en invertir lucas, lamentablemente, el Estado sí tiene problemas en invertir en los propios chilenos”.
Antecedentes del Comité     
               
El Comité de Allegados Don Bosco emerge el año 2002 con un conjunto de familias que se asociaron para postular a viviendas sociales. Y en el año 2004 ya habían hecho una toma de terrenos en avenida Las Higueras con las llamadas casas “Chuvi”, porque esas viviendas se esperaba que fueran para la gente del sector de Nuevo Amanecer, pero un anterior alcalde, Pablo Zalaquett, prefirió venderles el terreno a otras personas de la comuna de en frente, en Peñalolén, y omitió la realidad de acá en donde también existen cientos de allegados.
La opinión de los allegados en el Comité Don Bosco es unánime, se quieren quedar en donde nacieron sus padres, sus abuelos y también sus hijos, o sea, en donde está todo su círculo familiar,  porque habitualmente saben que  las políticas del Estado conjuntamente con sus aparatos ortopédicos o ministerios se confabulan con el modelo económico capitalista, el cual es perverso, porque invisibilidad a los pobres  y los desplaza  hasta la periferia, desarraiga  a las comunidades con historia hasta más no poder, convirtiéndolas en guetos, en grupúsculos sin identidad. En lugares apartados donde pueden ocultar a las personas en medio de la delincuencia, las drogas y la falta de oportunidades, además de la discriminación por parte del sistema con los de abajo, como tal aparheit hacia los vulnerables por los sectores dominantes de la sociedad . Y que muchas veces los allegados vuelven a donde partieron, porque no consiguieron trabajo o porque se aislaron y quedaron en la soledad. Volviendo al fenómeno de la migración y el estancamiento social.
Otra pobladora allegada del sector de Nueva Amanecer, Carolina, fue así no más como se identificó,  contó que fue el propio municipio de la Florida quien ordenó tirar escombros cuando ocurrió el aluvión (catástrofe ocurrida el 3 mayo del año 93).  La Municipalidad fue la responsable de tirar desechos a estos terrenos, así que son ellos los que deben sacar esta basura. Y no nosotros, ¿por qué tienen que ser los pobladores los que tienen que pagar casi 1 millón de pesos para limpiar los suelos? Éstas son viviendas sociales y la mayoría de la gente lo normal que paga cuando postula a este tipo de vivienda son  250 mil a 300 mil pesos, pero aquí los que ensuciaron se tiene que hacer cargo.
La dueña de casa agregó además a modo de consulta: ¿por qué las autoridades no invierten en más lucas para los terrenos? Aquí la gente vive hacinada. Pero si llega un particular a comprar hacen los medios edificios y los construyen al tiro porque ellos traen plata. Eso no es justo, porque hay gente que la mandan a vivir a la punta del cerro y después vuelven a ser allegados. Eso es falta de voluntad y de compromiso del Minvu con la gente que postula al subsidio social. Y yo me pregunto, ¿por qué le venden estos terrenos a otros, de otras comunas y no invierten para la gente que vive acá?
Deja vú del Campamento Nueva Habana

En un contexto histórico del sector que está siendo ocupado actualmente con la toma de terrenos del Comité de Allegados Don Bosco, en el gobierno de la Unidad Popular del año 1971 y 72 con Salvador Allende, llamado por aquellos tiempos, Nueva La Habana, esos terrenos en cuestión fueron comprados por el presidente socialista para instalar a grupos de allegados, quienes luego irían a ser ubicados y saldrían de su calidad de allegados sin casa, sin embargo, cuando cae el Golpe de Estado de Pinochet eso no ocurrió, sino todo lo contrario, cambió el nombre de la población a Nuevo Amanecer, y muchos vecinos no lograron construir sus casas quedando fuera del proyecto habitacional, o sea, sin sitio, ni techo y los militares no conforme con la operación de atomizar y dividir las poblaciones organizadas y combativas de Santiago. O sea, el muñequeo de los militares y la derecha fue trasladar a personas de otros territorios que igual estaban en situación de toma, a vivir a esos lugares que ya habían sido conseguidos por Allende y tenían nombre de cada familia.
De esta manera la dictadura impidió el avance de la comunidad en vías de tener viviendas sociales. Es así como la historia es cíclica y el deja vú reaparece repitiendo los procesos sociales y a 40 años después, en donde el pueblo pobre intenta organizarse para conseguir su casa, el sistema y sus burocracias actuales impiden que las familias puedan acceden a un bien básico como es el derecho a la vivienda digna en una falsa democracia.
En el interior de la toma están preocupados porque el ambienta está muy tranquilo y aún no ha llegado Fuerzas Especiales a desalojar, sólo han llegado carabineros de la Subcomisaria cabo 2do Pablo Silva Pizarro, a fisgonear que ocurre, pero entre los pobladores creen que en cualquier momento puede llegar el desalojo y la represión.
Por último, respecto a la programación de sus actividades, el próximo miércoles 27 de marzo, pasado las 20 horas, los Allegados del Comité Don Bosco invitan a participar a los vecinos a una velatón por el sector de Nuevo Amanecer y Departamental para exigirles al Minvu y a la Municipalidad de la Florida que no haga oídos sordos con sus demandas por una solución habitacional.

Te puede interesar

Deja un comentario