Home Opinión Chile: el país de lo absurdo

Chile: el país de lo absurdo

by sedec

                                                                                                                  Por Oscar Orellana

Chile, país de poetas», sostiene el refrán popular. Y los dos premios Nobel parecen confirmarlo. Pero no solo eso, Chile es un país de Poetas y Escritores y esto no es una exageración ni un despropósito nacionalista. Es una reputación que se la ha ganado desde hace muchas décadas y que ha sido en el extranjero donde se ha forjado este veredicto. Desgraciadamente siempre ha sido así. Antes de ser reconocidos aquí por nuestros propios connacionales, muchos de nuestros orgullos nacionales lo han sido primero en el extranjero. Como ejemplo, solo basta evocar los nombres de dos de nuestras mujeres; Gabriel Mistral y Violeta Parra.

En ese sentido, encontramos muchas veces nuestros protagonistas destacados en diversos ámbitos; deportivo, social, político, científico, y cultural, que deben salir al exterior y ser reconocidos allá, antes de ser valorados aquí  después de haber hecho una carrera a fuerza de puro ñeque, sin ayuda alguna.

Por cierto la lista es tan larga que más vale digerir bien el concepto antes que escribir sus nombres. Principalmente en los terrenos científicos y culturales.

Tampoco esto es casual, tiene que ver con la mediocridad de nuestra clase pudiente y su grandísimo complejo de inferioridad con respecto a países desarrollados culturalmente. Esta mediocridad es tan vieja como el país mismo y es tan flagrante que aflora cada vez puede aparecer en el plano internacional con algo que sirva para aventajar y destacar  cualquier suceso con el fin de enmascarar su obsesión por figurar limitándose  a cosas superfluas y a veces efímeras que no tienen gran trascendencia en la historia universal y menos  tener en cuenta de los verdaderos valores que esta tierra contiene.

Como por ejemplo “Tenemos en el Metro de Santiago la escalera mecánica más larga de toda América Latina”. ¿Que importancia tiene eso ? Ninguna, ¿A quién le interesa ?, a nadie. Pero eso ilustra la mentalidad pequeña y estrecha de nuestros gobernantes.

En cambio hacerse llamar ” Los Jaguares ” del continente los llena de orgullo infantil.

En esta estúpida y unilateral competencia, el otro aspecto digno de destacar es la maldita costumbre de querer copiar lo que francamente no somos. Estamos acostumbrados a escuchar eso de “cumpliendo con los más exigentes estándares internacionales”.

Y las copias “Made in Chile” resultan siempre burdas aproximaciones.

Ahora bien, volviendo al terreno de la literatura, hay un género que nunca (o casi), ha sido trabajado en nuestro País. Desperdiciando así, una cantidad enorme de situaciones, hechos y sobretodo talentosos Personajes, especialmente destacados en el último tiempo.

Me refiero a la literatura de ciencia-ficción. En todo caso no al estilo simplote de Salfate  o al seudo científico del Dr File. Eso sería un garabato intelectual. A que nos referimos entonces; a la Ciencia-Ficción respetable y a grandes autores como Huxley, Orwell, Kafka, Bradbury por nombrar los más conocidos.

Y específicamente a la Ciencia-ficción distópica. Ese género que trabaja lo absurdo en lo social, en las relaciones humanas y principalmente lo siniestro que puede ser el Poder en una sociedad.

En ese universo, no tenemos autores ( o muy pocos) pero si muy grandes actores y personajes que parecieran sacados directamente de Ciencia-Ficción distópica y muchas veces sobrepasando lo absurdo de Kafka o el surrealismo de Camus.

Estos personajes son tan potentes en sus actuaciones, que cada día se superan más. Pareciera una competencia en quién realiza o dice mas absurdidades.

En nuestro país la materia prima es tan generosa, que bastaría un par de días en nuestra capital para crear una obra maestra. Haciendo abstracción de lo dramático que se puede encontrar, en el plano del humor hay situaciones tan grotescas (kafkianas) que solo bastaría listarlas para luego hacer una buena rutina. Felizmente que tenemos muy buenos humoristas sociales que se nutren cotidianamente de este hervidero distópico.

En este género, siempre esta presente lo absurdo. Lo contrario a la lógica, lo contradictorio, lo estrambótico,  lo discordante a  la visión normal de las cosas que cada uno de nosotros podría esperar.

«Saber y no saber, hallarse consciente de lo que es realmente verdad mientras se dicen mentiras cuidadosamente elaboradas, sostener simultáneamente dos opiniones sabiendo que son contradictorias y creer sin embargo en ambas.» Una cita del libro 1984 de Orwell.

Las sociedades descritas en este universo siempre tienen algunos elementos comunes;

Un Personaje o una Elite omnipresente que domina la sociedad en base al control absoluto de los medios de comunicación, el peso de las instituciones, la represión y la mentira. Esta última utilizada inteligentemente para distorsionar la historia y la realidad cotidiana.

Con estos ingredientes se puede entonces modelar y dirigir el pensamiento de la población y por ende su conducta.

Se trata de trabajar al ciudadano “a fuego lento”. O sea que se vaya “cocinando” poquito a poquito.

Es lo que algunos llaman “La teoría de la Rana”. Muy simple, si metes a una rana en una olla con agua hirviendo, esta de un brinco saltará. Sin embargo si la vas calentando lentamente, no se dará cuenta hasta que sea muy tarde para ella.

Sin que el ciudadano se de cuenta que se va hundiendo cada vez más en la mentira y terminar CREYÉNDOLA .

Un ejemplo tipo:

Tal como en los países desarrollados y modernos, todo el mundo puede y debe tener sus  tarjetas de crédito y la libertad de adquirir lo que desee. Ahí el ciudadano Gamma comienza a mirar al vecino, ver lo que tiene, competir con él  y poquito a poquito a endeudarse hasta trabajar en cualquiera condición que se le imponga  para pagar deudas e intereses. Al final, todos tienen el mismo tipo de casa, el modelo similar de auto, las mismas marcas de ropa (aunque sean falsas) y finalmente todos endeudados hasta el cuello, pero contentos de vivir en el “Mundo Feliz de la Deuda Eterna”.

De esta manera no solo se puede manipular la historia en general. También adornar y crear una imagen positiva del Personaje o de la Elite que controla el Poder. Trastocar valores de manera progresiva con el fin de hacer aceptar conductas que normalmente la moral no acepta.

Otro ejemplo; El ladrón de bancos que logra ser gobernante con el apoyo de 36% del 40% que convence a los Beta, Gamma y Epsilones (Un Mundo Feliz de Huxley) que siendo la cuarta fortuna del país , no robaría como los otros politicastros anteriores, prometiendo “Tiempos Mejores para Todos“.

Craso error , un ladrón por elegante que se vista , ladrón queda. Y de esta manera, empezó como Rico MacPato a sobarse las manos ante tan buena oportunidad, omitiendo por cierto que su fortuna la hizo aprovechando las privatizaciones permitidas por la Constitución del 80 ( creación  de J. Guzmán  y de su hermano José Piñera, Ministro de Pinochet en esa época y que además hizo el actual Código del Trabajo).

Reafirmando de una cierta manera, lo escrito por Honoré de Balzac: “Detrás de toda gran fortuna siempre hay un crimen”.

En Fahrenheit 451, se nos presenta una situación absolutamente estrambótica; una corporación creada y orientada a la protección de los ciudadanos como el Cuerpo de Bomberos, se dedica a quemar los libros y perseguir a quienes los poseen. Siendo un delito grave leer y esconder libros.

Esto nos conduce a  pensar en las Instituciones que deben proteger y ayudar a la ciudadanía y que abandonando ese rol, se convierten en enemigos del pueblo y que lo reprimen.

Sin ningún esfuerzo, miramos a la Policía y la tremenda secuela de robos de los Generales, corrupción manifiesta, complicidad con la delincuencia y por sobretodo represión y crímenes contra los ciudadanos a los cuales debería proteger.

Una policía putrefacta hasta los tuétanos. Que robaron miles de millones y luego salen  a controlar a los que no pagan el metro. Los P.A.C.O.S. que controlan a los ambulantes y les roban sus mercaderías.

Y junto con esto el Aparato Judicial que no lo hace mejor y que nos recuerda un pasaje sacado directamente de La Rebelión en la Granja de Orwell.

En las primeras páginas “Todos los animales son iguales” y al final del libro se termina así ; “Todos los animales son iguales / Pero algunos animales son más iguales que otros”.

Nuestra Justicia  dice que “Todos los ciudadanos son iguales ante la Ley” pero en la práctica si que hay algunos más iguales que otros.

Recordemos y comparemos que los grandes ladrones y estafadores cercanos al Poder tienen como pena “clases de ética” y un pobre que roba en un supermercado, la cárcel.

Al tener el dominio de los medios de comunicación el pueblo recibe la información que el gobierno controla y que, por lo tanto, la élite selecciona. Si la gente no tiene la posibilidad de verificar en otras fuentes de información, todo lo que llegue a sus oídos no serán más que mentiras o verdades a medias que favorecerán al sistema. Los medios de comunicación son la mejor herramienta de sometimiento de la ciudadanía.

«62.400 repeticiones hacen una verdad.»

Una cita de Un mundo feliz de Huxley.

En este libro existen las Oficinas de Propaganda encargadas de las radios para los Gammas, para los Deltas y la Propaganda por Televisión. Estos medio de Comunicación son los que controlan el pensamiento de los ciudadanos.

En nuestro país existen los Consorcios de Prensa que controlan la Información Escrita. Aquí encontramos un diario para los Alfas que a través de este medio dictan la economía y la política a seguir. Y por otro lado, los diarios de diversos niveles para el resto de la población.

Pero la mayor parte de la propaganda embrutecedora pasa por los canales de televisión los cuales son propiedad de los Alfas y en donde trabajan los Betas Comunicacionales del régimen.

La mejor escuela para ellos es la Televisión y la práctica la ejecutan en los matinales donde es súper importante la gestualidad y transformación sentimental para presentar desde lo más insípido (a veces estúpido), hasta lo mas dramático y morboso que ocurra.

Con la dificultad mayor en que todos los canales de los Alfas colocan el mismo sujeto o caso a publicitar generando una competencia sin piedad entre los Betas Comunicacionales.

Y cuando no existen casos a presentar, se recurre a la desinformación al mas puro estilo 1984 de Orwell, creando sucesos, montajes y exacerbando dramas familiares al máximo, llegando a limites de morbosidad asquerosos con tal de esconder la realidad.

Esto lo hemos constatado diariamente en el último tiempo en donde los canales de Televisión del régimen han ocultado de manera descarada el conflicto de La Araucanía y sus tenebroso planes contra nuestros hermanos Mapuche.

Utilizando además en forma miserable logros ajenos como la campaña de vacunación con el tramposo fin de atribuirlo a su gobierno y sus payasos televisivos escondiendo el verdadero valor de esta.

Es con el empuje de destacados médicos como los doctores Sótero del Río, Cruz-Coke, Gustavo Fricke y otros, que se logra aprobar, en 1953, la Ley 10.383 que crea el Servicio del Seguro Social y el Servicio Nacional de Salud (SNS), que el Dr. Salvador Allende impulsa de manera protagónica como Senador.

Esta es la plataforma fundamental del  Sistema de Vacunaciones que junto al  trabajo extraordinario del Personal de Salud, han permitido alcanzar este reconocimiento internacional.

Escondiendo estas verdades, se prefiere martillear todos los día con las cifras de vacunas que llegan, que son administradas y el ranking mundial que solo esconden la errática estrategia del Paso a Paso.

Otro elemento muy importante en esta literatura, es la creación de un lenguaje propio. El Neo Lengua en 1984, el Nadsat en La Naranja Mecánica, o una serie de definiciones propias que encontramos en Un Mundo Feliz y en Farenheit 451. Esto permite estandarizar y reducir el libre albedrío hacia un pensamiento único y simple.

A nuestros Personajes Distópicos nacionales no les da el intelecto como para inventar un lenguaje. Hay que conformarse con lo que hay. Pero para compensar esta falencia, tenemos el inmenso estilo de uno de los grandes artistas mexicanos; Cantinflas.

Cantinflear= Hablar o actuar de forma disparatada e incongruente y sin decir nada con sustancia, según el Diccionario de la RAE.

La Señora “Por lo tanto” que vemos en cada minuta sanitaria es una eximia utilizadora del Cantinfleo.

Experta  en dar una gran vuelta en el aire para no decir nada o casi. Evitando siempre de ir al fondo del asunto. Y lucirse en las preguntas ya preparadas y que solo atañen a la parte técnica. Haciendo gala de cifras y porcentajes al final del Cantinfleo, nadie puede reaccionar tan rápido para poder contradecirle.

El Plan Paso a Paso del Gobierno nos recuerda a los 7 Mandamientos de La Rebelión en la Granja de Orwell.  Las medidas de cada fase se han ido modificando en función de los intereses económicos de los Empresarios y los intereses populistas del Gobierno. Si comparamos el plan original, veremos sus “adecuaciones” para dejar contento a ciertos sectores cercanos al poder. Para explicar estas modificaciones la Señora  “Por lo tanto” hace gala de sus talentos “cantinfleros” y pareciera gozar explicando los distintos planes con nombres “populares” seguramente para sentirse más cercanos al pueblo; Plan Paso a Paso, Plan Fondeate en casa, Yo me protejo, Retorno seguro, Plan marzo, etc.

En la novela 1984 de Orwell, el personaje omnipresente es Big Brother, el conduce la guerra de Oceanía, se adjudica todos los triunfos y avances, se le debe veneración y obediencia.

La esencia principal de 1984, es tener siempre un enemigo y si no un competidor para tener la posibilidad de presentar cada vez que se requiera, logros, victorias, eventos altisonante , en los cuales se proclame la superioridad y sobretodo la participación de Big Brother.

Como estamos en Chile, también hay que conformarse con lo que hay; de Big no hay mucho y de Brother aún menos. Solo aparece cuando hay que publicitar un evento (sea interesante o no), regalar cajas, recibir vacunas, inaugurar Espacio Riesco y un montón de cosas que alimente su enorme egocentrismo. También se trata de evitar que hable( aunque no siempre se logra) por no caer en situaciones vergonzosas.

A principios de Octubre del 2019, nuestro Big Brother nacional declaró que Chile era un oasis de paz y democracia en medio de un continente convulso.

El 19 de Octubre cambió su versión al afirmar que estábamos en guerra contra un enemigo poderoso !!

A pesar de ello es difícil de contener , se le escapa a los guardaespaldas para comprar pizzas, sacarse fotos provocativas e infantiles, pasear en la playa sin mascarilla y la lista es larga.

El entorno debe rendirle agradecimientos y loas cada vez que se hace un punto de prensa y asumir todos los errores de su conducción.

El peor o mejor alumno de esto es sin duda el Vocero de Big Brother. Su trabajo es tan repugnante que debe repetir , defender y a veces explicar  lo contrario pocas horas después con tal de justificar lo injustificable del mismo Big Brother.

Claro que hay excepciones, ningún vocero por rastrero que sea, podría explicar los dichos del ex ministro cuando decía que el virus podría mutar y ponerse bueno.

Tampoco cuando Big Brother le pidió al virus que dejara el país.

Por último, el gran Kafka quedaría asombrado de tan terrible competencia en situaciones absurdas y mutaciones creadas en nuestro país.

Desde transformaciones ideológicas de antiguos militantes activos de la Dictadura de Pinochet que hoy se proclaman “Socialdemócratas”, hasta aquellos que se llenaron los bolsillos gracias a su modelo y que hoy “descubren” asombrados la desigualdad, la pobreza, los campamentos de los chilenos y además se  proyectan como Constituyentes para escribir la Nueva Constitución !!!!

En fin, lamentablemente podemos constatar que la ficción ha sido sobrepasada por la triste realidad en nuestro sufrido país. Solo nos quedaría desear que Kafka nos auxiliara y que se produjeran mutaciones y transformaciones a gran escala.

Con el permiso y el respeto del mundo animal, que todos los políticos incapaces y corruptos se transformaran en insectos diseminados en cualquier jardín bien lejos del pueblo.

Desearíamos que esta sociedad desigual, enferma de competencia individual, sumida en el endeudamiento y la injusticia, se transformara en una sociedad igualitaria, justa y realmente democrática en donde nadie deba pensar en lo dramático que puede ser el mañana.

La transformación de nuestra ciudadanía adormecida, embrutecida por el consumismo,  aburrida de tanta explotación, se transformara en una verdadera población organizada, unida en sus legitimas aspiraciones,  consciente de su rol en la sociedad. Que  tuviera su horizonte bien definido y así poder tomar en sus manos Su futuro.

Que la Constitución de Pinochet y Cía, fuera transformada en una verdadera Constitución moderna y popular.

Ese sería un final feliz después de décadas de engaños y falsas promesas de políticos corruptos y ciegos a la realidad que dicen representar.

Finalmente, habría que buscar el personaje que se convertiría en el escarabajo de Kafka (también con el respeto por el escarabajo que no se merece semejante oprobio).

Bueno esto será al gusto del lector que tendrá la dificultad de elegir quien será, ya que candidatos a insectos existen por doquier.

Buena elección y si encuentra varios (lo que no hay duda de ello), pues que lo haga.

Te puede interesar

Deja un comentario