Carta Abierta: No a la Central Hidroeléctrica Llancalil

Carta Abierta:

Muchos chilenos atesoran o quisieran tener el recuerdo de un momento mágico vivido aquí al sur del país. Y muchos de ellos, sino todos, quieren que estas experiencias pasen a futuras generaciones, dándoles a ellas la posibilidad de construir sus propios recuerdos, ya sea a orillas de un lago, en un cerro, laguna, río o en la inmensidad del bosque nativo. Lo sabemos, porque año a año te vemos llegar a Pucón, junto a cientos de miles de personas, que viajan desde todo el mundo para conocer nuestra Araucanía Lacustre, la puerta norte a la Patagonia.

Pese a esta condición de “destino turístico internacional”, en Pucón hoy las cuencas de los ríos enfrentan amenazas muy diversas: forestales, pisciculturas, inmobiliarias, mineras, autopistas y su consecuente contaminación. Pero entre todas ellas hay una que, si bien no es la primera ni la última de su tipo, ha unido a las comunidades marcando un antes y un después en la defensa ciudadana de los territorios, se trata de los proyectos hidroeléctricos. Con la reciente aprobación del Proyecto Llancalil, que pretende entubar las aguas del río de mismo nombre y también las del río Liucura, se ha alterado la paz al interior del Valle del Huife, en el nacimiento de los principales afluentes de la Cuenca del Trancura, el mayor contribuyente del Lago Villarrica, que da nacimiento a la más grande Cuenca de La Araucanía, la del río Toltén.

Pero lo que es aún más determinante para motivar nuestra oposición radical a este tipo de proyectos, es que atentan directamente contra la vocación y los intereses de Pucón y su gente, quienes esforzadamente por años han sido custodios de sus recursos naturales. Quienes hemos tenido la dicha y responsabilidad de vivir aquí – trátese del Pueblo Nación Mapuche, de antiguas familias de colonos, campesinos, emprendedores y empresarios, organizaciones sociales y puconinos urbanos – no permitiremos que nuestro entorno y modo de habitar sea alterado, menos aún en función de un modelo de desarrollo que ha probado su ineficiencia en el mundo entero. A partir del mismo dolor que este proyecto nos provoca, hemos afianzado nuestras redes comunitarias y construido una sólida organización territorial, que no solamente dará esta pelea hasta vencer, sino que además, sentará todos los precedentes necesarios para enfrentar las futuras amenazas extractivistas que lleguen a nuestra zona.

Hoy, te escribimos a ti que ya has advertido la urgencia de los cambios requeridos para un futuro sustentable, para pedirte que por favor no ignores a Pucón y su gente. Nuestro país será anfitrión de la COP25, Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2019, y en paralelo aún favorece el desarrollo de proyectos de inversión poco rentables, técnicamente caducos y absolutamente contrarios al imperativo ético de proteger nuestros activos ambientales. Muy por el contrario, tan sólo la Central Hidroeléctrica Llancalil pretende talar 24,82 hectáreas de bosque nativo y afectar a perpetuidad los ecosistemas de nuestra cuenca.

Chile puede ser la Potencia Ecológica Mundial que lidere el cambio, estamos a tiempo de hacerlo. Únete al desafío y se para nuestros niños, amigos y familia, el héroe que ellos quieren ver en ti.

#No_a_Central_Hidroeléctrica_Llancalil
#PucónSinCentrales

Comunidad Millaqueo Millahual, Comunidad Carimán Sánchez y Gonzalo Marín, Junta de Vecinos de Huife, Junta de Vecinos de Lefincul, Emprendedores y Empresarios turísticos de la Ruta del Huife, Movimiento Ambiental Intercultural de la Cuenca del Trancura, Consejo Territorial Mapuche y Unión Comunal de Juntas de Vecinos Rurales de Pucón.

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *