Home Agencia de Noticias CAC Algarrobo busca protección de humedales urbanos y entrega“Expediente ciudadano” a Municipalidad para su conservación

CAC Algarrobo busca protección de humedales urbanos y entrega“Expediente ciudadano” a Municipalidad para su conservación

por Juan Ortega

Ahora que el expediente queda en manos de la autoridad local, será la Municipalidad la responsable de buscar la protección de los humedales El Yugo – El Membrillo por medio de una ordenanza municipal.

El Comité Ambiental Comunal de Algarrobo entregó un expediente de casi 30 páginas con sólidos argumentos técnicos, jurídicos, científicos y ciudadanos para que el Municipio, a través de la dictación de una ordenanza, dé protección ambiental al sistema de humedales urbanos El Yugo y El Membrillo y entren en categoría de conservación.

Esto se ampara en la Ley 20.202 de Humedales Urbanos recién aprobada que está en el último trámite en Contraloría. Sin embargo, la urgencia de proteger estos cuerpos de agua y el clamor ciudadano de Algarrobo por estos sistemas de humedales hicieron que como Comité Ambiental Comunal se tomara la decisión de entregar este expediente al Municipio para que dicte prontamente esta ordenanza que garantizaría la protección de estos sitios naturales tan valorados por la comunidad.

Con la entrega de este documento “esperamos que la Ilustre Municipalidad de Algarrobo declare como Humedales Urbanos cuanto antes estos cuerpos de agua para que tengan mayor protección ambiental dada su riqueza ecológica, cultural, comunitaria, turística, paisajística, patrimonial, biológica, geográfica, entre otros. Dado que Algarrobo es una ciudad turística, estos humedales entregarán un valor único a este rubro duramente golpeado durante la pandemia”, sostiene Jacqueline Peters, presidenta del Comité quien destaca que la elaboración de este informe fue “a pura voluntad ciudadana”.

“Este expediente ha sido elaborado por la comunidad, diferentes profesionales han puesto su trabajo y todos hemos invertido tiempo y sus propios recursos. A todos ellos y ellas les agradecemos profundamente a nombre de Algarrobo y, esperamos que sirva de motivación al Alcalde para que decrete cuanto antes la ordenanza municipal que proteja estos humedales que están en peligro dada la constante presión inmobiliaria”, sostiene Peters.

Para la presidenta de la organización ambiental algarrobina es importante resaltar el interés y la alta participación ciudadana en relación a la protección ambiental de los humedales de Algarrobo que se ha mantenido durante años. “Es necesario recordar a Arquímides Cecconi, primer presidente del CAC, al Movimiento Ciudadano Rescate Pingüino, a la Fundación Tunquén Sustentable, al Abogado Gabriel Muñoz, a los profesionales de la consultora KOP que elaboraron el informe y a un sin número de personas que han sido y son parte de este Comité Ambiental y que han participado para buscar protección ambiental en Algarrobo”, sostiene Peters.

Ahora que el expediente queda en manos de la autoridad local, será la Municipalidad la responsable de buscar la protección de los humedales El Yugo – El Membrillo por medio de una ordenanza municipal que incorpore al alero de la Ley de Humedales Urbanos instrumentos eficaces de planificación territorial comunal a estos cuerpos de agua. “Estaremos encima presionando para que se protejan prontamente nuestros humedales”, concluye Peters.

Chile cuenta con una superficie total aproximada de 4,5 millones de hectáreas de humedales, lo que equivale al 5,9% del territorio nacional, de estas, alrededor de 87 mil hectáreas corresponden a humedales asociados a zonas urbanas.

Extractos del expediente: Su conservación es una oportunidad para Algarrobo

“La protección ambiental de los humedales urbanos es una oportunidad para conservar las cualidades ecosistémicas de la ciudad de manera sustentable, otorgando una alternativa al actual uso de suelos, que integre el valor ecológico, económico y social y a su vez propenda a fortalecer la mitigación y adaptación comunal al cambio climático”, asegura la consultora ambiental Karla Pino, quien, con su equipo técnico, elaboraron el expediente para la comunidad de Algarrobo.

El informe establece que la valoración de los humedales y su eventual protección le otorgan a Algarrobo una diversificación de la oferta turística local, con modelos de turismo de intereses específicos, ecoturismo y turismo científico, capaz de hacer frente a la creciente erosión de playas, que ha disminuido considerablemente las costas de Chile y el mundo.

Zona de protección

La zona que se propone para ser declarado como Humedal Urbano es el sistema de humedales costeros El Yugo y El Membrillo, el cual se compone por los esteros del mismo nombre y la confluencia de éstos en la zona estuarina, donde desembocan estos cauces (según figura en archivo). A su vez, este sistema se conforma por una laguna costera tipo albufera, una barra sedimentaria y el campo dunario de la rada de Algarrobo.

La condición estuariana del sistema de humedales El Yugo-El Membrillo, en conjunto con la paya, el campo dunar relicto y las quebradas vegetadas, vinculan el Océano con la Cordillera de la Costa. Relacionando este sector con el corredor oceánico del Pacífico o Humboldt, por lo tanto, el área funciona como un corredor biológico de influencia continental y oceánica.

Algunos servicios ecosistémicos que proporciona el sistema de humedales son: provisión, regulación y soporte (fuente de agua dulce, sostenedor de cadena trófica, fijador de carbono, hábitat de biodiversidad, protección de eventos climáticos, entre otros.

Las formaciones vegetacionales del lugar corresponden al matorral esclerófilo costero, dominado por arbustos altos y vegetación arbórea, con una composición florística muy variada y rica. Cabe destacar la presencia de la palma chilena (Jubaea chilensis), ya extinta en la zona.

El valor de paisaje y elementos naturales conforman y dan vida a uno único, reconocido y valorado, en la medida que provee paz, tranquilidad, descanso y una mejor calidad de vida. Sin embargo, esta situación se ve empañada por las diversas construcciones principalmente de edificios en altura cercanos al borde costero que entorpecen la contemplación de un paisaje limpio y de libre acceso, del que se podía disfrutar en el pasado.

En este sentido se establece la necesidad de resguardo y protección de estos espacios para continuar con sus características naturales, funciones ecosistémicas, servicios ambientales y paisaje, de manera que las siguientes generaciones puedan disfrutar también de este lugar.

Historia de la ley

La Ley de Humedales Urbanos es una victoria ciudadana de largo aliento que entró en vigencia el 3 de enero de 2020 y fue lanzada en Algarrobo en febrero de este año. El 1 de agosto el Consejo para la Sustentabilidad aprobó el reglamento el cual establece los lineamientos técnicos que permitirán la sustentabilidad de estos humedales, resguardando sus características ecológicas e hidrológicas, promoviendo el uso racional de estos ecosistemas y la gobernanza de ellos, además de guiar a municipios en la elaboración de sus ordenanzas generales de protección de humedales.

Ésta es una ley de la República que fortalece las luchas ciudadanas de conservación del patrimonio ambiental urbano, que releva la importancia ecosistémica de los humedales y los vincula con la actual normativa de planificación territorial, siendo una ley que modifica el Plan Regulador Comunal, con el fin de proteger los humedales de carácter urbanos y periurbanos, ampliamente disputados entre inmobiliarias y comunidades locales, tanto en Algarrobo, como en el resto del territorio nacional.  
Fuente: Comité Ambiental de Algarrobo

te puede interesar