Brasil: Medio independiente denuncia censura de un video sobre violencia racial por Facebook y Google

La organización brasilera Ponte Jornalismo [Periodismo Puente], un grupo independiente especializado en la cobertura de temas de justicia y seguridad pública con enfoque de derechos humanos, denunció haber sido víctima de censura privada por parte de las plataformas Google y Facebook.

Ambas plataformas removieron el video sobre un hecho de violencia racial publicado por la organización en sus cuentas -con autorización de los protagonistas y recaudos sobre su imagen-: un joven negro torturado en un supermercado en San Pablo por personal de seguridad de una empresa vinculada a un oficial de policía militar retirado.

De acuerdo con Ponte Jornalismo, la remoción de contenidos en función de las estándares comunitarios de las plataformas representa un hecho de censura privada grave y consideran que lo acontecido es discriminatorio para los medios más pequeños. Asimismo, calificaron el criterio de remoción de “estúpido”, en la medida que no diferencia videos que promueven violaciones de derechos de aquellos que buscan denunciarlos. En tercer lugar apuntaron a la falta de transparencia del accionar de las plataformas. Por último, afirman que la censura privada tiene consecuencias serias sobre la libertad de expresión así como sobre el modelo de financiamiento de los medios pequeños, en la medida que no solo se suprimió el contenido sino que, además, se impidió la publicación de cualquier tipo de contenidos, inclusive, anuncios publicitarios.

A partir de lo acontecido, Intervozes junto a Carta Capital difundieron el descargo y la propuesta de Ponte Jornalismo dirigida a YouTube (Google) y Facebook para poner fin a la censura privada y proteger la libertad de prensa en Internet.

En primer lugar, la organización propone “la creación de reglas propias para el contenido publicado por los medios. El contenido noticioso necesita un ojo atento, capaz de diferenciar la denuncia de irregularidades, y no puede eliminarse solo por la acción algorítmica. El criterio para definir quién es un vehículo mediático, por supuesto, debería ser la autodeclaración: los medios son quienes dicen serlo”, sostiene la nota.

La segunda propuesta consiste en “la creación de un canal de comunicación real con los medios para responder ante posibles remociones de contenido y penas impuestas. Ese proceso precisa ser realizado con base a reglas claras, y tanto YouTube como Facebook deben informar con claridad, transparencia y agilidad por qué removieron un contenido. Nosotros, como periodistas, tenemos que tener derecho a responder eso y a recibir una respuesta sobre ese asunto. A título de comparación, recomendamos como modelo el sistema de la Ley de Acceso a la Información en Brasil en la que es posible discutir sobre informaciones negadas, saber por qué fueron negadas y apelar”.

Fuente: Observacom

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *