Aumenta la violencia contra periodistas en Brasil

En lo que va del gobierno de Jair Bolsonaro en Brasil ha aumentado significativamente la violencia hacia la libertad de prensa, según el último Informe de monitoreo realizado por la Federación Nacional de Periodistas de Brasil, FENAJ (por su sigla en portugués).  En 2019, el número de casos de ataques a los medios de comunicación y periodistas alcanzó la cifra de 208 casos, lo que representa un aumento del 54,07% respecto al año anterior, en que se registraron 135 incidentes.

La Federación Nacional de Periodistas (FENAJ) hizo público su Informe sobre la violencia contra los periodistas y la libertad de prensa – 2019.

La presidenta de FENAJ, María José Braga, advirtió sobre la gravedad de la situación. “De hecho, existe una amenaza permanente para la libertad de prensa en Brasil y para la integridad física y moral de los periodistas. Es urgentemente necesario frenar la agencia instalada en el país”, dice.

En un año de gobierno, solo el presidente Jair Bolsonaro fue responsable de 121 casos (58,17% del total) de ataques contra medios de comunicación y periodistas. Hubo 114 ofensivas genéricas y generalizadas, y siete casos de ataques directos contra periodistas, totalizando 121 incidentes.

La mayoría de los ataques de Bolsonaro se realizaron en anuncios oficiales de la Presidencia (discursos y entrevistas del presidente, transcritos en el sitio web del Palacio de Planalto ) o en el Twitter oficial de Bolsonaro. Hubo 116 casos, ya reportados por FENAJ en divulgación específica. A estos se agregaron otros cinco casos de agresión realizados en entrevistas / conversaciones con periodistas que no se reprodujeron en el sitio web de Planalto.

Además del número general de casos de violencia contra periodistas y ataques contra la libertad de prensa que aumentaron en 2019, también aumentó el número de asesinatos, la violencia extrema contra la categoría. Los periodistas Robson Giorno y Romário da Silva Barros, ambos actuando en Maricá (RJ), fueron asesinados. En 2018, hubo un asesinato, y en 2017, no se registraron muertes debido a la práctica profesional.

De las categorías de ataques directos contra periodistas, además de los asesinatos, se registró un crecimiento en 2019, en comparación con el año anterior, la categoría de agresiones raciales. En 2019 hubo dos casos de racismo y en 2018 ninguno.

Se registró la misma cantidad de casos que el año pasado en las categorías de amenazas / intimidación y censura, respectivamente, 28 y diez casos. Hubo una disminución numérica en las otras categorías de violencia directa contra periodistas.

La agresión física, el tipo de violencia más común hasta 2018, fue una de las categorías en las que hubo una disminución en el número de ocurrencias. Hubo 15 casos, que victimizaron a 20 profesionales, frente a 33 sucesos en el año anterior.

En 2019, también hubo 20 agresiones verbales, diez casos de impedimento para la práctica profesional, cinco casos de restricción de la libertad de prensa a través de demandas y dos casos de violencia contra la organización sindical de periodistas. En 2018, hubo, respectivamente, 27, 19, diez y tres casos.

Descargue aquí el Informe en portugués

Fuente: FENAJ

Comparte esta información...
Share on Facebook
Facebook
Email this to someone
email
Pin on Pinterest
Pinterest
Digg this
Digg
Print this page
Print
Tweet about this on Twitter
Twitter

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *