Home DDHH Atentaron contra Memorial y Mosaico por víctimas de la represión en dictadura en Concepción

Atentaron contra Memorial y Mosaico por víctimas de la represión en dictadura en Concepción

por sedec

En ataques que se estima concertados, la madrugada del 31 de diciembre, fueron vandalizado el Mural Mosaico por la Memoria, realizado por el usuarios del Prais, ubicado frente a la Plaza Acevedo, y el Memorial a los Detenidos Desaparecidos y Ejecutados Políticos de la región, emplazado en el Parque Bicentenario. En ambos casos, los desconocidos usaron pintura roja, blanca y negra y rayaron la enseña de lo que fue el movimiento de ultra derecha chilena, Patria y Libertad.
Loreto Heredia miraba y le costaba creer lo que veía. Con pintura roja, blanca y negra manos anónimas habían rayado el Memorial a los Detenidos Desaparecidos y Ejecutados Políticos levantado en el Parque Bicentenario de Concepción.

“Es mi cementerio simbólico”, decía Loreto, con mucho dolor y pena. Los nombres de las víctimas, entre los que está Juan Heredia, padre de Loreto, detenido desaparecido desde el 16 de septiembre de 1973, había sido vandalizados con el signo que otrora identificó al grupo de extrema derecha Patria y Libertad. Pintura blanca también había sido arrojada contra la estructura de piedra y frases como “Faltaron más”, se repitieron en distintos lugares del Memorial. No contentos con ese daño, los desconocidos que seguramente actuaron de noche, acarrearon excremento animal que arrojaron a los pies del monolito.

Fue después del mediodía del 31 de diciembre cuando se descubrió que el Memorial había sido atacado. Horas antes, con tristeza e incredulidad, se había conocido que el Mural de Derechos Humanos que los propios usuarios del Prais habían elaborado hace algunos años frente a la Plaza Acevedo, había sido dañado. A la figura icónica del presidente Salvador Allende le habían sacado los ojos y arrojado pintura blanca al rostro, lo mismo que al resto del mural.

La reacción de repudio fue inmediata. A través de la Coordinadora de Organizaciones de Derechos Humanos y de Memoria de la provincia de Concepción, se expresó que estos hechos forman parte del negacionismo que busca instalarse en el país. “El negacionismo y la apología a la dictadura y sus signos debe ser tipificado como delito y penalizado con cárcel. Todas las violaciones a los derechos humanos y sus responsables deben ser condenados para que no vuelvan a ocurrir, la realidad de Chile desde octubre de 2019 lo establece como un deber ético de nuestra sociedad”.

Por la tarde, integrantes de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos llegaron hasta el Memorial para constatar la cobarde agresión recibida y que, dijeron, afecta la memoria de sus seres queridos, cuyos nombres quedaron grabados en piedra para que la comunidad los conozca y no los olvide.

Esa huella fue la que, quizás, intentaron borrar quienes vandalizaron la estructura, en un acto que para los familiares resulta incomprensible.

Tristeza y pena había en sus rostros y palabras, más que rabia y enojo. “Para nosotros ha sido muy terrible encontrarnos con esta situación. Pero queremos decir a quienes hicieron esto que no les tenemos miedo y que no lograron amedrentarnos porque seguiremos luchando por verdad y justicia”. Fue lo que expresó Ester Araneda, cuyo marido detenido desaparecido desde 1976, figura en el Memorial. Lo mismo que el esposo de Hilda Espinoza, detenido desaparecido desde 1975. También en sus palabras había dolor, pero también convicción en la necesidad de seguir luchando por la verdad y la justicia.

Pancartas con los rostros de los detenidos desaparecidos, un lienzo de la Agrupación y pequeñas banderas blancas con la palabra Justicia, fueron instaladas durante una hora en el Memorial, a modo de desagravio por el ataque recibido.

Hechos que por cierto no han sido aislados. Solo durante el mes de diciembre, cuatro memoriales han sido objetos de actos vandálicos y de intolerancia: el 3 de diciembre, desconocidos rayaron el Memorial por los Detenidos Desaparecidos de Chillán, con la frase “Bien muertos”.

El 18 de diciembre, fue el turno del Memorial instalado en San Antonio, manchado con pintura negra. El 27 de diciembre, se ensañaron contra el Memorial que recuerda a 57 detenidos desaparecidos y ejecutados de Osorno y el 28, se dañó el Memorial de La Serena, rayando el símbolo que identificó a Patria y Libertad.

Pero del dolor, pronto emerge la fuerza y es así como en el caso del Mural Mosaico -instalado en el muro del Prais, que fue inaugurado el 28 de octubre de 2016-, ya se convocó una jornada de trabajo solidario para el jueves 2 de enero, con el fin de iniciar su recuperación.

En cuanto al Memorial del Parque Bicentenario, la tarea es un poco más compleja y requerirá el apoyo de la Municipalidad de Concepción, por lo que su restauración puede tardar un poco más.

escrito por TBB

te puede interesar