Home Pueblos Indígenas Alertan por estado crítico de salud del Machi Celestino Córdova

Alertan por estado crítico de salud del Machi Celestino Córdova

por Patricio Rivera

Imagen actual del Machi Celestino Córdova difundida por su vocería

Desde la vocería del Machi Celestino Córdova informan respecto a su actual estado crítico de salud, el cual ha sido constatado por su médico, la doctora Leonor Olate.

El informe médico, con fecha 19 de junio, concluye en torno a su situación: «un grave deterioro y evidente riesgo de secuelas severas irrecuperables, sumado al estado de labilidad que le confiere su prolongado ayuno e inmunosupresión, que lo expone al contagio y desarrollo de un cuadro grave de COVID 19, y a una descompensación secundaria al prolongado periodo de huelga y ayuno; pudiendo producirse una falla renal, cardíaca o multiorgánica que pudiera significar su muerte, lo que como médico me corresponde expresar en conjunto a la máxima preocupación y alerta a todos y todas quienes puedan colaborar en la resolución del caso.»

Dicho documento es categórico en señalar explícitamente la necesidad de: «acelerar la solución a los problemas de salud del paciente en el contexto de sus demandas, ya que éste declara la continuación de su huelga de hambre con las posibles consecuencias descritas desde el punto de vista médico, por sus condiciones de autoridad ancestral perteneciente a una etnia originiaria y de acuerdo a las recomendaciones de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas y la Corte Interamericana de Derechos Humanos.»

Giovanna Tafilo, parte de la vocería del Machi en conjunto con Cristina Romo, agradece a todos quienes han estado presentes en la difusión y transmite su preocupación frente a los acontecimientos recientes. Asimismo, señala la necesidad de dar cumplimiento al Convenio 169 en sus artículos 7, 8, 9 y 10, el cual mandata al Estado chileno a tomar medidas especiales para la reclusión de autoridades de pueblos originarios, lo que permitiría que el Machi pueda cumplir el resto de su injusta condena en su rewe, junto a su comunidad.

El Machi es una autoridad ancestral para el pueblo nación mapuche, que lleva a cabo labores curativas y religiosas. Se encuentra íntimamente conectado a rewe, física y espiritualmente, y debe estar próximo a éste. El rewe es un lugar sagrado, espacio de rogativa y sanación, representado en un tótem escalonado, muchas veces rodeado de ramas de canelo. Tiene funciones ceremoniales fundamentales y permite el tránsito entre el mundo material e inmaterial.

Lejos de ser un capricho, un oportunismo frente a la pandemia o una trivialidad étnica– interpretación usual con que se juzgan estos hechos, herencia del sesgo colonialista– es fundamental realizar una lectura más allá de la mentalidad racista o los resquicios legales mezquinos, que nos permita comprender la conexión del Machi y su rewe, y el impacto nocivo real, tanto físico como espiritual, que tiene su situación actual de privación de libertad, para él y para su comunidad. De hecho, en el contexto de pandemia que atravesamos, es de suma urgencia para la salud y el bienestar de su pueblo que se acceda a su requerimiento. De allí, se puede comprender de manera más justa su férrea voluntad y convicción en sostener su huelga de hambre hasta las últimas consecuencias.

Recordemos que el Machi Celestino Córdova, actualmente se encuentra privado de libertad desde febrero del 2014 (luego de haber esperado más de un año en prisión preventiva), acusado de ser autor de la muerte del matrimonio «Luchsinger-Mackay», siendo condenado a 18 años de cárcel. En reiteradas ocasiones, el Machi y sus cercanos han defendido su absoluta inocencia, denunciando el carácter político de su permanencia en prisión, la flagrante violación a sus derechos humanos que implica su privación de libertad, el incumplimiento del Estado respecto a los compromisos internacionales que asume al ratificar el Convenio 169 de la OIT dada su condición de mapuche y autoridad religiosa, la incongruencia de los hechos en que se lo vincula, así como la cuestionable veracidad de las pruebas que se utilizaron como fundamento de su condena.

Fotografía de Roberto Henríquez @miradadecamara

Fuente: Fuga de Tinta

te puede interesar